Tags: Latam |

Renta Variable: ¿Los beneficios siguen siendo importantes?


La respuesta fácil es: por supuesto que sí. A largo plazo, los ingresos son la única cosa que importa. Sin embargo, también es cierto que cada vez es más habitual que los mercados se guíen principalmente ​​por otros factores. Lamentablemente, los datos macro y las cuestiones sistémicas tienden a producir cambios más violentos en el sentimiento del mercado que los propios ingresos, que suelen evolucionar de una manera muy gradual.

¿Por qué están los inversores tan preocupados por las cuestiones macro y no tanto por las cuestiones micro?

• Estabilidad financiera: con los niveles de deuda global en máximos, la estabilidad financiera se ha convertido en un riesgo mucho mayor que en el pasado.

• Políticas no convencionales: con los tipos de los principales bancos centrales cercanos a cero, la política monetaria no hace más que reinvertir en sí misma, inyectando liquidez extraordinariamente barata al mercado.

• Mayor correlación: en un mundo globalizado en el que los mercados globales coordinan sus acciones, la respuesta de estas acciones se refleja en todas las clases de activos a la vez, causando una importante correlación.

• Hedge Funds: los activos bajo gestión en esta clase de activos han superado los $ 2 billones en 2011. La mayoría de estos fondos ofrecen una visión macro global, lo que también ha aumentado el enfoque macro frente al micro.

Estos factores han ganado influencia en los últimos años y es muy probable que lo sigan haciendo durante algún tiempo. No es de extrañar que el 2011 se caracterizara por intensos periodos de más y menos riesgo, con los inversores completamente enfocados en datos macro y la crisis de la Eurozona. A pesar de que los datos de beneficios sorprendieron positivamente durante la mayor parte del año, con muchas empresas en máximos, sólo el mercado de valores americano logró labrar algo de ganancias. Otras grandes regiones registraron claras pérdidas, siendo los valores cíclicos y financieros los que más sufrieron.

Durante la primera semana de enero, se dio la vuelta a la tortilla completamente. El cambio de tendencia es bastante habitual en Enero pero el comportamiento de este año ha sido extremo en un contexto histórico, con los ganadores del 2011 arrojando pérdidas y los valores “perdedores” experimentando importantes subidas. Como hemos comentado, esto nada tiene que ver con los datos sobre los beneficios, sino con los positivos datos macro y la reducción de los miedos sistémicos. Los inversores dejaron de estar tan preocupados por la crisis de la Eurozona tras la exitosa operación de refinanciación a tres años del sistema bancario europeo.

Aún así, a largo plazo, los beneficios siguen siendo importantes. Esperamos que en el 2012, asumiendo una recesión suave en Europa, el crecimiento de los beneficios sea cercana a cero. Esto implica que los mercados deberán sostenerse por el deseo de los inversores por asumir ratios precio/beneficios más elevados. Las valoraciones actuales, dejan espacio para una expansión precio / beneficio, sobre todo si se reduce aún más el riesgo sistémico y los inversores fijan su objetivo en el crecimiento de beneficios para el 2013. No obstante, aún estamos lejos de solucionar la crisis de la Eurozona. Teniendo en cuenta que los márgenes empresariales están en niveles cercanos a máximos y que EE.UU. adoptará medidas de austeridad, ¿cuánto espacio queda para el crecimiento de beneficios? Creemos que no mucho.

Creemos que el rally pro-cíclicos en los mercados de valores puede sostenerse un poco más, pero no vemos que vaya a ser una tendencia a lo largo de todo el año. No siempre será “Enero”. No obstante, es muy probable que la renta variable se comporte mejor que los bonos en el 2012, ya que los inversores empiezan a perder algo de miedo a la crisis al ver que la Eurozona está progresando. En este escenario, aquellos inversores que se centren en crecimiento de beneficios y dividendos, probablemente se verán recompensados.

Lo más leído

Próximos eventos