Tags: Latam |

Renta Variable: La estrategia para el 2012


Volviendo la vista atrás, los inversores han apostado por sectores defensivos (como farmacéuticas y alimentación) en 2008 y cíclicas (como Industrials y commodities) en 2009 y 2010. El año pasado, los sectores defensivos volvían a estar de moda debido a que el crecimiento económico se vio afectado por la crisis de la deuda y una leve contracción del crédito. ¿Cómo se posicionarán los inversores en el 2012? ¿Deberían seguir apostando por los sectores ganadores del 2011 o esperan que se de un rebote en los cíclicos?

No creemos que la división entre defensivos y cíclicos será tan clara en el 2012 como lo fue en los años anteriores. La razón de esta suposición es doble. En primer lugar, ninguna de estas categorías sectoriales resulta especialmente sobre o infravalorada en un contexto histórico, a excepción de los productos básicos de consumo, que parecen bastante caros. En segundo lugar, pensamos que la evolución económica en 2012 no va a sorprender lo suficiente en cualquier dirección para justificar una preferencia continua de los inversores por valores refugio u apuestas más arriesgadas. Los responsables de la política monetaria americana probablemente mantendrán su postura de (modesto) crecimiento, por lo menos hasta las elecciones y los responsables de la Eurozona evitarán una profunda recesión, aunque sea de forma reactiva en lugar de proactiva. Es probable que la inflación disminuya un poco y el crecimiento de los mercados emergentes mantendrá los precios de los productos básicos en los niveles actuales.

Con este escenario, apostamos por valores y sectores que tengan las siguientes características en común:

Diversificación internacional con presencia en mercados emergentes

Tamaño suficiente para acceder a los mercados de capitales con limitada dependencia a los créditos bancarios.

Dividendos atractivos, centrándonos especialmente en aquellos con potencial de crecimiento, más que en el nivel de rentabilidad absoluta de los mismos.

Que dependan del ciclo de las materias primas más que del ciclo de crecimiento del capital de inversión.

Estas preferencias nos hacen que en el ámbito de los sectores defensivos nos decantemos por el sector salud y productos de consumo básico. A pesar de que estos valores ya no estén tan baratos, generalmente cumplen 3 de los 4 requisitos mencionados más arriba. En lo referente a sectores cíclicos, aportamos por materias primas – energía y materials. Aunque este último se comportó incluso peor que las financieras, creemos que tiene buenas perspectivas para el 2012. Por último, nos gustan los valores del sector tecnológico, ya que combinan crecimiento estructural con sólidos balances y valoraciones razonables.

Dos sectores defensivos que lo hicieron bastante bien el año pasado pero que quizás sean más arriesgados este año son utilities y telecom. Ambos distribuyen elevados dividendos, pero tienen más posibilidad de caer que de subir. Estas empresas generalmente carecen de diversificación y tienen unos balances muy apalancados. En el sector cíclico permanecemos cautos en Industrials y la mayoría de los bienes de consumo (experto automóviles y empresas de lujo), tal y como hicimos a lo largo del año pasado.

El sector financiero sigue siendo uno de los más difíciles a valorar. Ningún otro sector depende tanto de la política monetaria como este; especialmente en Europa. Recientemente hemos adoptado una posición “neutral” en este sector ya que los riesgos de la deuda soberana parecen estar equilibrados gracias a la baja valoración y pro actividad de los bancos centrales. Estos son valores para los cuales la señal de “abróchense los cinturones” sigue encendida. Para concluir, creemos que los inversores adoptarán una postura equilibrada en el 2012 que consistirá en valores “aburridos” como salud y bienes de consumo, así como valores más sensibles a la economía como materias primas y tecnológicas.

Lo más leído

Próximos eventos