Renta variable europea: ¿en qué sectores están las oportunidades? Invesco responde


El 2014 ha sido un año que ha enseñado un importante lección, al ser un año que servirá siempre como recordatorio de que los mercados y las economías rara vez avanzan en línea recta, ni hacia arriba ni hacia abajo. “Sin duda alguna 2015 no será muy distinto. Las elecciones generales que se celebrarán en el Reino Unido y España pueden ser noticia. Es posible que también lo sean los tipos de interés de EE.UU. Con todo, en estos momentos Europa está mucho más preparada para afrontar acontecimientos como estos que en 2011 y 2012. En vista de las bajas expectativas y bajas valoraciones de la renta variable europea, pensamos que no va a ser difícil batir las expectativas y que el activo logre avances en 2015. Las expectativas se han revisado a la baja y están ahí para superarlas”.

Según el equipo de renta variable europea de Invesco en Henley, las razones para ver una caída de las acciones europeas a partir de ahora pierden peso, y las valoraciones actuales parecen excesivamente bajas. Al mismo tiempo, los beneficios, por los que muchos han suspirado este año, comienzan a recuperarse, lo que debería ayudar a reducir esta brecha de valoración. “Habida cuenta de que los beneficios corporativos se encuentran un 30% por debajo de su máximo de 2007, el margen de mejora es sustancial. Creemos que los beneficios se verán cada vez más favorecidos por una serie de acontecimientos positivos: la progresiva recuperación de la economía en Europa y en el resto del mundo, el debilitamiento del euro, la caída de los costes de las materias primas, la reducción de los costes de la deuda y, en algunos países, la bajada de impuestos”.

Como consecuencia de la preocupación generada por la situación macroeconómica, en 2014 los mercados de renta variable han priorizado sectores considerados de bajo riesgo, como los de bienes de consumo, utilities y salud. En opinión del equipo, la brecha de valoración entre algunos de estos sectores y el resto del mercado comienza a ser excesiva de nuevo. Por lo tanto, ¿en qué acciones les interesa invertir? Según los expertos de la gestora, varios sectores ofrecen empresas con valoraciones atractivas que están bien posicionadas para sacar partido de una mejora paulatina del entorno macroeconómico. Pero, ¿cuáles son esos sectores? ¿Dónde se encuentran las oportunidades?

En primer lugar, el equipo de Invesco encuentra oportunidades en determinados sectores cíclicos, como el transporte, las empresas de trabajo temporal y la construcción. “Se trata de sectores en los que encontramos una serie de empresas bien gestionadas que cotizan a valoraciones atractivas y que deberían beneficiarse de una mejora de la actividad económica”.

En segundo lugar, en el sector financiero, especialmente en bancos y aseguradoras. “Estos sectores han sufrido una caída drástica de los beneficios desde 2007, especialmente acusada en el caso de los bancos. En numerosos casos, las empresas financieras han remodelado sus negocios y mejorado sus posiciones de capital, que son ahora mucho más sólidas. Una mejora de la coyuntura económica contribuiría a reducir parte de la presión sobre los ingresos”.

Un último comentario sobre el posicionamiento de las carteras hace referencia al sector energético. “Hemos mantenido e incluso ampliado nuestra ponderación del sector energético. La creciente volatilidad del precio del petróleo es motivo de preocupación, pero creemos que el mercado está subestimando la capacidad de las grandes empresas del sector para contrarrestar la presión sobre el flujo de caja disponible y los dividendos mediante recortes sustanciales de la inversión y de los costes operativos. Por lo tanto, consideramos que los títulos están baratos”.

En conjunto, en Invesco creen que la relación riesgo/rentabilidad de los sectores más defensivos resulta mucho menos interesante, sobre todo en sectores como el de productos básicos de consumo. “Incluso el sector farmacéutico nos atrae menos que antes como consecuencia de la significativa subida de las cotizaciones de los últimos cinco años, así que, aunque algunos títulos concretos continúan interesándonos, nuestras carteras están en general infraponderadas en este sector”.

Por el contrario, consideran que las telecomunicaciones destacan entre los sectores defensivos y su atractivo es ahora mucho mayor que en los últimos tiempos: “las interesantes valoraciones, la mejora de las tendencias de ingresos y beneficios y una creciente consolidación de la industria tienen la culpa. Por consiguiente, nuestras carteras han incrementado su exposición a este sector en previsión de nuevos avances en 2015”.

Empresas

Lo más leído

Próximos eventos