Tags: Estilo |

Recomendaciones culinarias: Un restaurante para estas navidades


La Navidad es un tiempo de reencuentro y celebración, de descanson y de reunión en torno a una buena mesa para disfrutar con buena comida y bebida de la mejor compañía, la de los nuestros. Siguiendo la estela de la pequeña guía con recomendaciones gastronómicas que se publicó en Funds People el año pasado, en esta ocasión se ha vuelto a preguntar a los equipos que integran las diferentes gestoras internacionales sobre cuáles son los restaurantes que recomendarían para estas fechas. En esta ocasión, la mayoría de recomendaciones se decantan por restaurantes de comida mediterránea y tradicional en los que poder disfrutar de los placeres de la buena mesa. Estas son las recomendaciones para llevar a familiares y amigos a celebrar el final de este 2014 tan complejo para los mercados pero tan positivo para la industria.

Faris Hamadeh, ejecutivo de cuentas de Aberdeen en España

Aunque La Pizzateca en la calle León (Barrio de las Letras) no es técnicamente un restaurante, llamarlo simplemente "pizzería take-away"  no le hace justicia.  Su propietario, Alejo, cuyos padres son italianos pero que creció en Venezuela, trabajó como arquitecto hasta que un día decidió que quería hacer algo que le permitiese tanto explorar su pasión por la comida como al mismo tiempo poder pasar tiempo con el público. Hace ambas cosas de maravilla, pero la pizza  que él y su equipo  de "pizzaioli"  italianos preparan es realmente excepcional. Mi recomendación personal es la pizza de mozzarella y setas con salsa de trufa.  Solo tiene  3 ó 4 taburetes, el espacio suficiente para comer una porción rápida o dos, pero, ¡no esperéis encontrar allí espacio para una comida sentada!

María Castellanos, responsable de ventas y servicio a clientes de Allianz Global Investors para España

Voy a recomendar un buen local para desmontar dos mitos. El primero, que la cocina inglesa no es buena y el segundo, que en Lavapiés sólo se encuentran restaurantes de cocina hindú. Este sitio se llama Los Chuchis. Aunque la estética y el ambiente del local nos haga pensar que hemos entrado en un nuevo restaurante de los denominados “cool, trendy & hip” en un barrio de presente gentrificación como Lavapiés, es sino un sitio genial, original, muy bueno y asequible en el que podemos encontrar platos tan distintos como las tato skins (pieles de patata crujientes) con crema agria, un rico queso camembert al horno con romero y ajos que se derriten cual mantequilla en la boca o un slow roasted pork (cerdo asado lentamente a baja temperatura) con manzana y patatas asadas. De postre, una rica tarta de chocolate con pera o de limón ponen la guinda a una buena noche con amigos. Si lo acompañamos con un Pimms, lo más parecido que tienen los británicos al castizo vermut, la experiencia puede ser completa. Si le suena muy inglés, es porque lo es. El cocinero y dueño, Scott Preston, es de allí.
 Uno de los pocos inconvenientes es que el local es muy pequeño y  por lo tanto, conviene reservar una de sus pocas mesas.
 

Jaime Mesía, director de Ventas y Especialista de producto para el Sur de Europa, países Nórdicos, Israel, y América de Alken

En mi caso me tira la comida casera donde las haya, comida que bien pudiera haber sido preparada en casa, con buena materia prima y servicio impecable. En esta línea mi restaurante preferido es la Taberna La Carmencita, en Calle Libertad 16, Madrid. Un restaurante tradicional de Madrid recuperado por Carlos Zamora, de DeLuz en Santander, con ese toque de comida de calidad del Norte, en una sala en la que hasta la cubertería tiene un toque asombrosamente casero. De la carta lo probaría, todo... sin embargo, recomiendo los taquitos de merluza, cualquiera de las cazuelitas de Montaña, los pescados del Cantábrico (traídos expresamente por el propio restaurante) y, para aquellos que prefieran la carne de alta montaña, no dejéis de probar el hojaldre de la Reina.

Ignacio Martín, responsable de apoyo a ventas en AXA IM

¡Sin lugar a dudas mi restaurante favorito! Como dice en su eslogan, “El campo en la ciudad”. El Filandón (Carretera Fuencarral-El Pardo, M - 612, Km. 1,9) es uno de esos “pocos” sitios donde resulta imposible equivocarse. Tiene una carta sencilla y variada donde el pescado es el gran protagonista, pero sin olvidar un rinconcito dedicado a la carne a la parrilla. Es un restaurante en el que al llegar te sientes como en casa, donde todos los detalles están cuidados y donde cuidan todos los detalles.

 

David Córdoba, responsable de BLI-Banque de Luxembourg Investments para Iberia

Mi recomendación para una celebración estas navidades es el Restaurante Asador Las Cerchas. Esta situado en la calle Recaredo nº2 de Madrid, hace semi esquina con Joaquin Costa 61 (más o menos a la altura del puente). El restaurante está casi escondido y parece desde fuera mas una casa privada que un restaurante. Lo descubrí hace muchos años y parece que la decoración no ha cambiado desde el día que abrieron. Del restaurante os recomiendo que os sentéis en la terraza techada que da a la calle Recadero, desde la que se puede como funciona la parrilla tamaño XL…La especialidad de Las Cerchas son, como podéis imaginar, las carnes y pescados a la brasa; del trato de la parrilla y atención de los clientes se encargan los mismos dueños. La carta no es muy extensa, ¡pero es suficiente! De hecho, yo no he salido mucho del clásico chuletón y del Gotxua con miel. A parte de por la materia prima, lo que mas aprecio del restaurante es el espacio entre mesas y el buen ambiente que suele haber, que permite comer sin prisas y sin agobios. La ultima noticia que tengo es que están renovado el restaurante, no se si estas navidades estará ya abierto pero aún así es muy recomendable para el 2015.

Ricardo de los Ríos, responsable de ventas de BNP Paribas IP en España

Uno de mis restaurantes favoritos es la Cruz Blanca de Vallecas, situado en el número 58 de la madrileña calle Carlos Martín Álvarez. Además de cervecería, es un restaurante que recomendaría para una comida relajada con la familia o con los amigos. Alejado de cualquier ostentación, hace gala con merecida razón de tener una despensa de gran calidad. Buena carne y buen pescado pero, sobre todo, excelente cuchara. Entre los diferentes platos que se pueden degustar, destacaría la fabada, las verdinas con langosta, los callos y su renombrado cocido. Antonio Cosmen, su jefe de cocina, es el factótum del restaurante pues no sólo atiende los fogones sino que se pasea por el salón pendiente de los comensales.

Mario González, responsable de desarrollo de negocio de Capital Group en España

Mi recomendación es Café Murillo. Tras una década larga viviendo en Londres, un buen amigo - al que, como a mí, le gusta el buen comer- me recomendó este local. Abierto en 1927 en el barrio de los Jerónimos, este restaurante está lleno de matices y contrastes. Con reminiscencias del café antiguo madrileño de principio de siglo que fue y con toques “brooklynianos”, Café Murillo es un lugar de encuentro para aquellos que como yo buscamos comida sencilla y un ambiente especial. A la vera de uno de los mejores museos del mundo, el de El Prado, Café Murillo es el lugar perfecto para un aperitivo (o brunch, como se estila ahora), una comida informal navideña con amigos o una cena a dos con buena conversación. Recomiendo la burrata de primero, el atún del rey regado con un buen Pesquera (un servidor es de Valladolid) y una visita a la colección de Tiziano de postre... ¡Disfrutad y feliz Navidad!

Mariano Arenillas, director de ventas de Deutsche AWM en España

En estas fechas donde los excesos están a la orden del día, me gustaría recomendar El Brote como contrapunto a las carnazas habituales que comemos para celebrar la Navidad. En El Brote saben cocinar de la mejor forma las setas nacionales, siendo éstas siempre frescas y con mezclas novedosas que ayudan a descubrir de una forma divertida estos productos salvajes. Se trata de un oda a la seta, ya que es este el ingrediente principal de todos los platos. Tras varias ubicaciones, parece que los dueños del restaurante han fijado finalmente un local donde atender a sus fieles comensales, situado en un polígono urbano en la calle Javier Ferrero número 8 (barrio de Prosperidad). Ambiente moderno y acogedor, donde no encontrarás carta, sino que el maitre y dueño, Eduardo Antón, hará las recomendaciones en función de los paladares y las setas de temporada.  Recomiendo probar los Rebozuelos, las trompetas de la muerte y el consabido boletus. Resérvate un hueco para los postres, donde la mousse de boletus y el helado de trufa son imprescindibles. Precio aproximado por comensal oscila entre 25 y 35 euros. Como dice el chiste: "¿Estamos a setas o a Rolex?"; en El Brote estamos a setas, sin duda.

Benito López-Sors, responsable de ventas institucionales en Edmond de Rothschild AM

Sin duda, y es un gran clásico, recomiendo el restaurante Pepa (C/ General Gallegos 1, Madrid): cocina casera, de temporada y sencilla acompañada por un local y trabajadores que hacen de este restaurante un sitio perfecto para cenar o comer con amigos y sin prisa, que para mí es condición fundamental. El entrante clave es un buen tomate de su huerta con ventresca y cebolla (¡todo un clásico!!) y unas riquísimas alcachofas de temporada seguidas de una tierna y sabrosa carne, y todo rehogado con un rico Ribera.  

 

Juan José Sanchís, director de ETF Securities para España, Portugal y Andorra

Para ir a comer estas navidades voy a hablar de ASKUABARRA (C/ Arlabán 7, Madrid). Se trata de la extensión madrileña del ASKUABARRA original, abierto en Valencia en 1994 bajo la dirección de Ricardo Gadea. Sus hijos, Nacho Gadea y Jorge Gadea (también valencianos) traen a la mesa de su restaurante los mejores bocados desde los mejores rincones de España. Su “steak tartar” es único, sus cocochas a la brasa, sus croquetas de rabo de toro, y por supuesto ¡su chuleta para terminar! Se lo recomiendo a aquellos gourmets que no necesitan comer con mantel. Para mí, este es el nuevo “place to be” en Madrid.

Jorge Díaz, responsable de desarrollo de negocio institucional de Groupama AM

Si bien la paella es uno de los abanderados del arte culinario patrio, también es cierto que degustarla según mandan los cánones es una misión más complicada de lo que parece, sobre todo fuera de la región levantina. No es simplemente rejuntar el arroz y los ingredientes en una paellera y ponerlo al fuego. De los pocos lugares en Madrid donde puede degustarse una paella genuinamente valenciana es en SAMM, situado en la calle Carlos Caamaño 3 (Pio XII). Extensa paellera, capa muy fina de arroz y el consabido “socarrat” (este último para mí es la “denominación de origen” de toda paella que se precie). A destacar también unas natillas caseras deliciosas y chipirones a la plancha como entrante.

Domingo Torres, responsable de Lazard Frères Gestion en España

Mi recomendación para estas fiestas es sin duda Ten con Ten (C/Ayala, 6), un restaurante que ha ganado un hueco insustituible en la noche madrileña. Creado por el joven matrimonio asturiano Marta Seco y Sandro Silva, el local de la calle Ayala combina a la perfección una excelente comida de mercado con raíces del norte de España con un ambiente elegante y divertido. La alta calidad de las materias primas, el interiorismo cuidado en cada detalle y el exquisito servicio hacen de este restaurante un sitio 10 en Madrid para cualquier ocasión, desde un picoteo informal en barra hasta una cena seguida de sobremesa en uno de los acogedores salones. Entre sus increíbles platos, me quedo para compartir con el pulpo pedreira asado, y de plato, aunque tradicional, el roastbeef con patatas trufadas. Y para acompañarlo, un buen vino de su amplia bodega.

Bernardo Rivero de Aguilar, director de desarrollo de negocio de Legg Mason Global AM en España y Portugal

Recomiendo el restaurante Dantxari (C/ Ventura Rodriguez 8, Madrid). Se trata de un restaurante con un trato muy agradable. Cuando entras al local y ves, en cualquiera de las plantas, ese ambiente que recrea el típico de un caserío o de una taberna vasca, con sus manteles de cuadros en las mesas, mucha madera a la vista y muchos objetos colgados por las paredes, automáticamente piensas: "Aquí se debe de comer bien". Y efectivamente así es, se come y se disfruta.  Probablemente sirva el major rape de Madrid y tambien es insuperable el bacalao al pilpil. Unos chipirones encebollados son un “must”, o un sorprendente solomillo al vapor. Para acabar, la tarta de manzana con su helado de vainilla. Si tienes dudas, déjate aconsejar. Para facilitarte el vino te hacen una buena selección, aunque también tienen otras especialidades. Ángel Alonso en la cocina y Eduardo Navarrina junto a Jesús Medina en la sala, ambos avalados por su reconocida trayectoria dentro de la alta gastronomía, brindan su saber hacer al ofrecer su tradicional cocina vasco-navarra, con una carta original, en donde la protagonista es sin duda su materia prima de calidad suprema, junto a la impecable elaboración de los platos.

Luis Beltrami, responsable de Ventas de Oyster en España

Dado que la Navidad es una época de muchos brindis, recomiendo visitar un lugar apto para todos los bolsillos y en el que el champán es protagonista. Situado en el barrio de las Salesas, el lugar al que me refiero no es otro que Bocadillo de jamón y champán. Es una bocadillería con un toque de glamour donde prima el producto de calidad y el buen gusto. Y es que, con dos elementos que enamoran y a la vez maridan muy bien, los dueños de este lugar han conseguido hacer del bocadillo toda una experiencia. La carta no es demasiado extensa, pero está cuidadosamente seleccionada y se puede degustar desde un bocadillo de jamón ibérico cortado a cuchillo en pan de cristal, hasta el clásico mollete de Antequera o pan en horno de leña con pimiento verde típico del País Vasco. Eso sí, siempre acompañado por una copa de champán, puesto que se sirven a muy buen precio. ¡Nos vemos en Bocadillo de jamón y champán para brindar por el 2015!

Amparo Ruiz Campo, country manager de Petercam en España

Muñagorri (C/Padilla 56, Madrid) es uno de esos restaurantes en los que te sientes y comes como en casa de tu madre. Se trata de un gastrobar de pintxos y cuchara, como se dice en el norte, de los de toda la vida pero bonito, soleado y acogedor. La carta no es muy extensa, pero es más que suficiente y está compuesta por productos de temporada. Las pochas a la Navarra, los molletes de calamares con alioli o los pimientos de piquillo confitados están riquísimos…un buen vino, buena compañía, y listo. Y todo esto en pleno centro de Madrid.

 

Lorenzo Coletti, sales manager de Pictet AM en España

Siendo italiano, mi recomendación culinaria para estas navidades tiene que ser un restaurante que ofrezca buena cocina de mi tierra... en concreto Forte (C/Serrano 85). Es necesario aclarar que es un local cuya cocina no va a lo convencional: tiene pizzas clásicas (Margherita, ¡con albahaca fresca!) y entrantes originales, que no se encuentran en otros italianos de la ciudad. Es una muy buena cocina, acompañada de un ambiente alegre y algo moderno, la combinación perfecta.

 

 

 

Marta González, directora de marketing de Pioneer Investments en España

Quiero recomendar The Good Food Company (c/ Cinca 32, Madrid). Los miembros del equipo de Pioneer celebramos allí nuestra comida navideña y me encantó. El restaurante tiene un comedor reservado con vistas al jardín de la finca, el reservado estaba adornado muy bonito. Todos los platos estaban muy elaborados y presentados con un gusto exquisito. Para mí, lo más difícil fue la elección del menú; para dar pistas sobre el tipo de cocina de este restaurante contaré de qué disfruté yo. De primero elegí un rosti de patata con huevo escalfado, salsa cremosa de trufa negra y ensalada balsámica de berros, parmesano y avellanas, que estaba delicioso. De segundo, mi opción fue la pularda rellena con guarnición, que se deshacía en la boca. Para terminar de postre, como soy golosa, una sopa de chocolate con leche y toffee con mousse de yogur y rocas de chocolate. Todo estaba riquísimo y la relación calidad precio es muy buena. Lo recomiendo para todo tipo de comidas, tanto en familia como con amigos o de trabajo. Espero que os animéis a conocerlo.

Raimundo Martin, director de Mirabaud AM para Iberia y Latinoamérica

Higinio´s (C /Juan Bravo, 12. Madrid). Se trata de un restaurante que he descubierto hace relativamente poco y que me sorprendió muy gratamente. Tiene una ubicación excepcional, en el barrio de Salamanca, frente a la embajada italiana. La decoración es muy agradable; clásica, sin estridencias, con estilo. Me gusta mucho el servicio y el trato al comensal: muy educado y atento, sin resultar pedante ni invasivo. La carta muestra una cocina tradicional y bien resuelta, con una relación calidad-precio equilibrada. Totalmente recomendable tanto para encuentros en el entorno profesional como para reuniones especiales con amigos o familia.

José Luis Ezcurra, director general en Vontobel para Iberia & Latam

De la mano del que está considerado el padre de la cocina Nikkei en España, Luis Arévalo, Kena (C/ Ferrer del Río 7, Madrid) ofrece una propuesta gastronómica de altura. Ubicado en la calle Ferrer del Río (quizá su ubicación sea uno de sus muy pocos puntos flacos), es un sitio idóneo para disfrutar de la mejor combinación de comida japonesa con toques peruanos, elaborada con los mejores ingredientes y con una factura exquisita. De su carta, recomiendo el guncán de vieras al ají amarillo, el salmón flambeado con ali-oli, o todo un clásico, el ceviche de corvina.  Y para terminar, el mango en texturas. Todo ello maridado con un inigualable pisco sour. Sin lugar a dudas, todo un descubrimiento y una opción muy a tener en cuenta para quien quiera disfrutar de una agradable velada a dos, ¡tanto en Navidades como en cualquier momento del año!

Subir

Otras noticias relacionadas


Anterior 1
Anterior 1

Lo más leído

Próximos eventos