Raúl Lacaci, de TechRules: “El cliente que tenga Tower estará casi adaptado por completo a MiFID II”


A falta de poco más de un año para que empiece a aplicarse en los mercados europeos MiFID II, la directiva que pondrá patas arriba el sector financiero continental con la intención de consolidarlo y hacerlo más transparente y seguro para el inversor, a las entidades de banca privada que prestan servicios de asesoramiento financiero y gestión discrecional de carteras aún les quedan arduas tareas por hacer para adaptarse. En mayor o menor medida, todas han empezado ya su propio proceso interno de asimilación. Sin embargo, para muchas la todavía incertidumbre sobre los detalles de adaptación local de la normativa por parte de los reguladores nacionales y los altos costes que puede generar su implementación harán que la ayuda externa de un proveedor tecnológico fiable sea indispensable para dar el salto al mundo MiFID II.

Ese hueco es precisamente el que quiere cubrir la firma tecnológica española TechRules con su herramienta estrella, Tower, dirigida, sobre todo, a grandes entidades e inversores profesionales y con más de una década de probada solvencia. El diseño de Tower data de 2002/03 y, cuando éste se finalizó, “ya pensábamos en este gran cumplimiento normativo”, recuerda Raúl Lacaci, director general de la compañía. Hoy día, afirma, “el cliente que tenga Tower estará casi adaptado por completo a MiFID II”. 

La herramienta digital de TechRules está muy avanzada en aspectos como trazabilidad y justificaciones y soluciona de una manera ágil y eficaz todos los matices sobre cumplimiento normativo que tengan que ver con clientes, idoneidad, propuestas, reporting complejos y completos o control de riesgos, entre otros. Algunas de sus grandes ventajas son sus alarmas, que saltan y avisan al asesor cuando se sobrepasan ciertos límites de volatilidad y riesgo, o su estructura modular, que permite ser completada con terceras herramientas. Las cifras no dejan lugar a dudas de su gran acogida. En torno a 40 entidades financieras ya disponen de Tower para dar servicio a más de un millón y medio de clientes que también pueden acceder a parte de su funcionalidad para cliente final vía tablet o smartphone.

En los segmentos de banca privada y banca personal es donde mayor necesidad ha detectado TechRules que existe de su herramienta Tower. Los grandes bancos españoles y las filiales de los bancos internacionales son un gran foco donde poder concentrarse. También lo son las aseguradoras, que cada vez más se están introduciendo en el negocio del asesoramiento financiero, así como las EAFI, aunque su escaso desarrollo y volumen crítico han obligado a los técnicos de TechRules a diseñar una versión simplificada de Tower. “Con MiFID II, las EAFI necesitan más que nadie Tower, pero por su pequeño tamaño a veces no pueden permitírselo. La regulación las está exprimiendo. Por eso”, explica Lacaci, “hemos lanzado Tower Cloud, una versión más asequible de Tower pero más estándar”.

Absorción de novedades regulatorias internacionales

TechRules está presente en 16 países, repartidos por Europa, Latinoamérica, Norteamérica y África. Gracias a su capilaridad internacional, es buena conocedora de las regulaciones locales que afectan al sector financiero en materia de inversiones, un conocimiento que le permite actualizar y adaptar Tower sin demasiado esfuerzo. “Con MiFID II”, por ejemplo, “incorporar novedades a la aplicación será un proceso más rápido y homogéneo. Lo que pueda servir a un cliente dentro de la Unión Europea, le puede servir al resto”, afirma Lacaci. En México ya se ha demostrado su operatividad con la normativa Prácticas de Venta, una directiva similar a MiFID II en Europa.

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos