Ramón Forcada: “El gran reto para los clientes es conseguir rentabilidades decentes sin asumir riesgos indecentes”


Grecia, la Fed, los riesgos geopolíticos latentes… Muchos son los ruidos del mercado que ponen en jaque a los inversores y que, sin embargo, no preocupan en exceso al equipo de Análisis de Bankinter, liderado por Ramón Forcada. “Estamos ahora en el primer tercio de una fase expansiva que puede durar de tres a cinco años”, recuerda Forcada, para quien “el gran reto para los clientes pasa por conseguir rentabilidades decentes sin asumir riesgos indecentes”.

Entre las principales preocupaciones que rondan a los agentes del mercado, se encuentran el famoso “Grexit” o la futurible subida de tipos de la Fed. Pero “al igual que el debate en Grecia no es cuándo se llegará a un acuerdo, ya que se llegará a él, el debate en Estados Unidos no es cuándo la Fed subirá los tipos, si será en septiembre o en diciembre, sino que subirá los tipos en otoño”, considera el máximo responsable de Análisis de la firma.

Respecto al problema europeo, desde Bankinter creen que la rúbrica de un acuerdo entre Grecia y sus acreedores (la troika, conformada por Comisión Europea, BCE y FMI) que sea estable y no un parche puede demorarse hasta después del verano. “Los griegos están manejando los tiempos muy bien y llevando la situación al límite. Si hubiera un acuerdo ahora, sería un mal desenlace. El gobierno griego busca primero un acuerdo político, no económico. Grecia sabe que no puede pagar sus deudas”, pone en contexto Forcada, consciente de que esto supone un obstáculo para las bolsas y los mercados este verano.

Según los analistas de la compañía, el riesgo de Europa con Grecia se cifra en casi 400.000 millones de euros de deuda en sentido amplío, que compara con los 180.000 millones de PIB griego actual. El objetivo de las instituciones europeas es, a juicio de Forcada, proteger los 85.000 millones del ELA (Emergency Liquidity Assistance) y los 99.000 millones del Target 2. “Debería cerrarse una solución a largo plazo que excluya las quitas, y las opciones no son muchas”, apunta el experto.

En cuanto al dilema norteamericano, el escenario central que maneja Bankinter es de una subida de tipos por parte de la Fed en torno a diciembre de 2015, aunque ésta podría retrasarse a 2016 incluso, avisan.

Renta variable europea e inmobiliario

Con este contexto bajo el brazo, el activo predilecto en estos momentos para Bankinter es la renta variable europea, puesto que, de acuerdo a sus estimaciones, el Ibex 35 es la bolsa con el potencial de revalorización más bajo. Otros activos atractivos hoy por hoy para introducir en cartera son la renta variable estadounidense, la renta variable japonesa y el inmobiliario. Sin embargo, desde el lado de la renta fija, en la firma española creen que “la liquidez se ha vuelto una commodity” y que “el riesgo está en los bonos”.

Salvo India, no hay ningún mercado emergente que entre en las recomendaciones de Bankinter hoy día. En todo caso, sólo podría hacerlo México. La única pega que presenta la inversión en el país azteca es el formato a través del cual vehiculizar esa inversión. Los fondos especializados en emergentes suelen invertir tanto en Brasil como en México, y los analistas de la compañía descartan comprar Brasil, un mercado sobre el que su visión se torna negativa, para poder entrar en México.

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Anterior 1
Anterior 1

Lo más leído

Próximos eventos