Tags: Negocio |

¿Quién es MFS Investment Management?


MFS Investment Management ha conseguido convertirse en una de las gestoras internacionales más populares del mercado español. Durante los últimos años, el interés de los inversores por los productos de la entidad ha ido creciendo a un ritmo muy significativo, lo cual se ha traducido en un incremento patrimonial que hoy se sitúa en 2.700 millones de euros. Esto posiciona a la entidad en el top 15 del ranking de entidades extranjeras con más volumen de activos en España (ver barómetro de la revista). La firma ha destacado especialmente por sus estrategias de renta variable. A esto ha ayudado el hecho de que la gestora haya sido premiada durante tres años seguidos por Morningstar como mejor casa de renta variable gama mediana y que este año la firma de análisis haya reconocido al MFS Meridian European Value como mejor fondo de renta variable europea de 2014.

Se trata de un producto cuyo éxito durante los últimos tres años radica en haber sido capaz de participar en el 90% de la subida del mercado recogiendo únicamente el 30% de las caídas. Es el aspecto que ha diferenciado a este fondo. Lo ha conseguido estando 100% invertidos a través de una cartera compuesta por entre 60 y 80 posiciones y con una baja rotación (cambian entre 5 y 6 nombres anualmente). El tiempo medio que está una acción en cartera es de 4,7 años y el peso máximo que puede alcanzar es del 5%. El fondo, creado hace 13 años y gestionado por Benjamin Stone, nunca ha tenido en su historia una beta superior al 0,9. A tres años, la beta es del 0,67, a cinco del 0,72 y en los últimos siete del 0,8. El patrimonio actual supera los 6.500 millones de euros y, desde el pasado 20 de abril, el fondo está cerrado a nuevos inversores. El 25% del patrimonio en el mercado español está en este producto.

Otro de los fondos que están concentrando el interés de los inversores españoles es el MFS Meridian Global Equity (15% del patrimonio total), estrategia de renta variable global. A partir de ahí, el patrimonio está muy diversificado. Dos de las estrategias que en los últimos tiempos han logrado entrar en las carteras de sus clientes son productos mixtos, donde la entidad está creciendo con fuerza. El que más expectación está levantando es el MFS Meridian Total Return Fund, fondo que invierte un 60% en renta variable y un 40% en renta fija. La estrategia pasa por extraer la rentabilidad de las acciones y utilizar los bonos para dar estabilidad a la cartera en términos de diversificación y riesgo. También está ganando tracción en España el MFS Meridian Prudent Wealth Fund, fondo que invierte en 25-30 valores muy defensivos y que, en la parte de renta fija, puede estar hasta un 40% en liquidez si no ve oportunidades, como ocurre actualmente.  

La gestora tiene 37 fondos registrados en España. Todos ellos responden a la misma filosofía de inversión: productos estables y con baja rotación de la cartera (11% anual de media). Esto hunde sus orígenes en la visión que tiene la casa del producto fondo desde su fundación en 1924. Para la entidad, el fondo de inversión es un producto de ahorro que debe tratar de proteger el capital. Por ese motivo, uno de los aspectos en los que más insisten es en la consistencia de sus productos a nivel de rentabilidad-riesgo. Para la entidad, esto cobró todavía más importancia a principios de la década de los 90, cuando el accionariado pasó a estar controlado por Sun Life, la mayor compañía aseguradora canadiense, que ostenta el 65% del capital. El resto está en manos de los empleados de la firma. Actualmente, el volumen de activos bajo gestión a nivel global de MFS alcanza los 410.000 millones de euros.

En sus 90 años de historia, la gestora americana siempre ha crecido de manera orgánica. No se plantean fusiones, adquisiciones ni una salida a bolsa. También se caracterizan por no ser una casa especialmente activa en el lanzamiento de nuevos productos. No se apuntan a las modas y solo crean nuevas estrategias cuando consideran que pueden tener sentido a largo plazo. Entre los aspectos que hacen original a MFS IM está el ‘original research’, por el que los analistas de renta fija y renta variable trabajan juntos y comparten información en un comité que se celebra con carácter semanal. Esa colaboración permite que las ideas sean testadas por varios expertos de la firma. Incluso el 30% de la remuneración variable va en función de los frutos que de ese trabajo en equipo. El variable del gestor no está vinculado a la rentabilidad cosechada en el último año, ni al patrimonio gestionado, sino que depende de los resultados obtenidos a 3-5 años.

Siempre que un profesional se incorpora a la casa lo hace en primer lugar como analista. En total, la firma cuenta en estos momentos con un equipo formado por 240 profesionales (analistas y gestores), que se reparten entre Boston, México DF, Sao Paolo, Londres, Singapur, Sydney, Hong Kong y Tokio. También cuenta con oficinas de representación en distintas ciudades, entre ellas varias europeas, como Londres, Frankfurt, Milán, París, Zurich, Rotterdam y Madrid. Los equipos de cada oficina están formados por entre uno y dos miembros. En el caso de España, la oficina está formada por dos miembros: Juan Martín, como responsable de ventas para Iberia y Carlos Aparicio, quien hasta el momento trabajaba como ventas desde Londres. Sin embargo, a partir de ahora, Aparicio estará basado en Madrid y la gestora busca incorporar un nuevo miembro que trabajará para España pero prestando servicio desde la capital británica.

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


¿Quién es Troy AM?

En sus orígenes comenzó como un family office para gestionar el patrimonio de la familia de Lord Weinstock en el año 2000. Hoy es una gestora con un patrimonio de 6.000 millones de libras y cuatro estrategias sesgo value y enfoque de retorno absoluto.

Lo más leído

Próximos eventos