Tags: Negocio |

“Quedarse fuera del mercado es algo que no haría en estos momentos. Resulta demasiado caro"


El próximo 2 de julio BNP Paribas Investment Partners celebra en Madrid un aniversario muy especial: los 25 años de Parvest. La celebración coincide con un momento interesante para la oficina española de la entidad, cuyo volumen de activos ronda actualmente los 2.400 millones de euros (el 70% está en productos de renta fija y monetarios y el 30% restante en fondos de renta variable) y muy dulce para la industria de gestión de activos en España, tanto para la nacional como internacional. Como directora general de BNP Investment Partners para España y Portugal, Sol Hurtado de Mendoza ha sido testigo del fuerte crecimiento experimentado por el sector. “Los inversores empiezan a conocer las ventajas del fondo, un producto muy eficiente tanto para el inversor particular como institucional”, asegura en una entrevista concedida a Funds People.

La responsable se muestra convencida de que esta tendencia va a continuar, impulsada por el actual entorno de bajos tipos de interés. “Hoy todavía hay 750.000 millones colocados en depósitos. Esto significa que queda margen de crecimiento para la industria. No es algo exclusivo de España. También ocurre en Italia, Grecia o Portugal, donde la necesidad de obtener productos que generen rentabilidad se está canalizando a través de fondos de inversión. El mercado español sigue siendo pequeño en comparación con el resto de Europa. Puede crecer mucho más. El hecho de que los depósitos estén siendo remunerados al 0% está empujando a los ahorradores a buscar otras alternativas que le proporcionen el cupón que recibían antes. La clave es situar bien al cliente dentro de su perfil de riesgo”. En este punto, Hurtado de Mendoza cree que son importantes varios aspectos. El primero, que los distribuidores hagan una buena labor explicativa del producto.

“La rentabilidad siempre va asociada a un nivel de riesgo determinado. Como hemos visto recientemente, los depósitos bancarios también tienen su riesgo”. En este sentido, considera importante que el inversor se deje aconsejar y tenga detrás un asesor financiero que le explique bien el riesgo del producto en el que invierte. El segundo, la necesidad de convencer al inversor de que hay que invertir a medio-largo plazo. “Esto es particularmente relevante teniendo en cuenta que, dentro de diez años, se doblará el número de personas con más de 60 años. La esperanza de vida está aumentando y existe una necesidad por complementar las rentas. Hay que educar a las personas para que inviertan pensando a largo plazo. Sería bueno que las autoridades promovieran productos que diesen la oportunidad a los particulares de invertir en productos diseñados para la jubilación que tuviese como subyacente los fondos de inversión. Los Planes de Ahorro 5 no han dado respuesta a esta necesidad”.

Hurtado de Mendoza destaca los fuertes volúmenes que están entrando en productos diseñados para un perfil de riesgo moderado. “En este entorno, el crecimiento de los fondos multiactivo tiene sentido. El inversor particular no tiene tiempo para analizar todos los datos que se publican a diario que resultan de relevancia para hacer la asignación de activos. Para él es importante estar invertido en un producto con un gestor que haga ese trabajo. El universo es muy amplio y hay que entrar en el mercado porque estar en liquidez significa perder en términos de poder adquisitivo. Quedarse fuera del mercado es algo que no haría en estos momentos. Resulta demasiado caro”. La responsable de BNP Paribas IP considera que el peso de la renta fija en las carteras es todavía muy elevado. “Todavía hay muchos fondos de pensiones e instituciones muy invertidas en monetarios, productos que están ofreciendo rentabilidades reales negativas. La tendencia es utilizar cada vez más los fondos de renta fija flexible como sustituto del monetario clásico”, revela.

Las estrategias que están empujando en la casa

En este entorno, los objetivos que se han fijado en la oficina pasan por satisfacer al cliente detectando cuáles son sus necesidades, para lo que es importante escucharles y poner a su disposición todos los medios que le ayuden en su tarea. En este sentido, en la firma han hecho un especial esfuerzo en el desarrollo de su app Parvest, adaptada para las plataformas de Apple y Google. “Tratamos de aprovechar la innovación digital para que el cliente pueda saber de una manera rápida y cómoda la visión de mercado de los gestores, la asignación de activos, las actualizaciones semanales… Esto no debe sustituir en ningún caso al contacto con el cliente. Si hay un cambio relevante en la estrategia de un fondo se les envía un email o se realiza una video-conferencia con ellos. Lo importante es mantener un diálogo abierto con los clientes, ser próximos, transparentes y conocer su punto de vista”.

El hecho de que la gestora cuenta con una gama muy amplia que cubre diferentes clases de activo y 27 productos que califican como los superventas de la firma hace que la profundidad de las conversaciones que mantiene con sus clientes sea mayor. En este sentido, de las charlas que ha mantenido con ellos, Hurtado de Mendoza ha detectado que una de las principales preocupaciones actuales de los inversores es cómo diversificar su exposición a la renta fija, lo que ha hecho que muchos de ellos dirijan su mirada a estrategias de retorno absoluto como el Parvest Absolute Return Bond V350. También ha percibido un gran interés por la gama de mixtos, entre la que destaca un fondo de distribución de rentas, el BNP Paribas L1 Multi Asset Income, producto con objetivo de distribución de renta anual del 4%, lo cual ha hecho durante los 10 últimos años. En la entidad han trabajado especialmente a nivel de innovación en este campo, con el lanzamiento de productos multiactivos con objetivo de volatilidad (Parvest Diversified Dynamic).

En lo que respecta a la renta variable, el mayor interés de los clientes de la firma se concentra en estrategias que permitan controlar la volatilidad, como el Parvest Equity World Low Volatility, o en acciones de compañías de pequeña capitalización europeas, como el Parvest Equity Europe Small Cap. También aprecia un notable interés por estrategias que invierten en inmobiliario cotizado –sobre todo tras el buen comportamiento registrado por esta clase de activo durante 2014 y 2015-, por productos de reparto de dividendo, bonos ligados a la inflación y por estrategias que invierten en bonos a tipo flotante, esto último solo en el caso de inversores institucionales. Una de las grandes apuestas de la casa son las estrategias de Inversión Socialmente Responsable (ISR), donde la casa es fuerte y cuenta con una importante gama de producto. “Llegará a España igual que ha ocurrido en Francia. En España estos productos interesan, siempre que no cuesten, es decir, que sean capaces de ofrecer la misma rentabilidad que los que invierten sin seguir estos criterios”, concluye.

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos