¿Qué sucede cuando los fundamentos económicos se reafirman sobre el sentimiento de los inversores?


El ciclo de las materias primas está cambiando. El exceso de oferta se está reduciendo en muchas de ellas. Aunque se necesitará tiempo para reducir excedentes, la tendencia está ahora establecida en la dirección correcta. La confianza de los mercados sin embargo, sigue siendo negativa debido al hastío de los inversores tras varios años de malos resultados. Si el sentimiento comienza a realinearse con los fundamentos económicos, quizá comiencen a darse fuertes aumentos de precios. Los ETPs (Exchange Traded Products según sus siglas en inglés) permiten a los inversores capitalizar en estas áreas de inversión.

Existen gran cantidad de ejemplos en el ámbito de las materias primas en los que el sentimiento de los inversores y los fundamentos económicos están actualmente desalineados. Los metales industriales, por ejemplo: aunque las condiciones fundamentales parecen estar ajustándose para diversos metales industriales, otros factores están manteniendo las ganancias vigentes. La preocupación por la demanda china está teniendo un efecto restrictivo, pero creemos que los temores son exagerados. Las importaciones de materias primas de China han resistido al pobre crecimiento económico en lo que va de año. Vemos que la demanda de materias primas por parte del país está creciendo a medida que el gasto en infraestructuras volvió a acelerarse.

Los precios débiles tienden a generar demanda, lo que a su vez fortalece de nuevo a los precios. El mercado del petróleo es un ejemplo práctico de esta dinámica. Tras el exceso de la oferta registrado después de que la OPEP abandonó su política de tratar de equilibrar el mercado, los precios del petróleo se redujeron a menos de la mitad entre junio 2014 y marzo de 2015 y el número de plataformas petroleras operativas en Estados Unidos cayó un 60%. La inversión en la producción de petróleo en otros lugares del mundo se ha reducido drásticamente. Una recuperación de los precios entre marzo y junio de este año amenazó con deshacer algunos de los recortes de producción que se esperaban. Las plataformas petroleras en Estados Unidos reanudaron la producción como respuesta al aumento de los precios y los productores de otros lugares no definieron cómo exactamente iban a reaccionar ante la nueva situación. 

Sin embargo, los precios han disminuido una vez más en los últimos meses, presionando a los productores con altos costes (principalmente los de fuera de Estados Unidos y ajenos a la OPEP) a reducir su inversión. La escasez actual de inversiones significa que la producción de alto coste (especialmente la correspondiente a aguas profundas y a producción convencional intensiva en capital) que se esperaba el año pasado, dejará de llegar al mercado y por lo tanto ajustará el equilibrio entre oferta y demanda. Al mismo tiempo, los débiles precios del petróleo han estimulado la demanda de los países desarrollados y en desarrollo. Se esperaba que los países desarrollados fuesen un lastre para el crecimiento de la demanda antes de la caída de los precios que ahora se ha revertido. China ha utilizado los bajos precios del petróleo de forma oportunista para almacenar activos de forma estratégica y por lo tanto ayudó a absorber parte de ese exceso de oferta. Por ello, una vez más nos estamos moviendo hacia el equilibrio entre la oferta y la demanda en este sector también.

Más allá de los metales industriales y el petróleo, hay numerosos ejemplos que también ponen de relieve la falta de alineación entre el sentimiento de los inversores y los fundamentos económicos. La confianza es voluble y si nos guiamos por la historia, el sentimiento negativo podría cambiar pronto, lo que podría dar lugar a aumentos de precios exponenciales.

Las materias primas son uno de los mayores mercados a los que dan acceso los ETPs, que permiten a los inversores a comprar cualquier materia, desde metales industriales a grano o cacao sin preocuparse por la logística del almacenamiento, el transporte y los seguros que conllevan de otro modo estos activos. La llegada al mercado de los ETPs sobre materias primas ha revolucionado la forma en la que los inversores acceden a estos mercados, proporcionando a una amplia variedad de inversores  exposición tanto al precio de la materia prima física como a los rendimientos de los contratos de futuros de diversas materias primas. Los ETPs han experimentado un tremendo crecimiento desde su lanzamiento en Europa hace más de una década y esperamos que la cuota de mercado siga creciendo de manera constante a medida que más intermediarios ofrezcan ETPs a sus clientes.

Empresas

Lo más leído

Próximos eventos