¿Qué señales está emitiendo el mercado sobre el growth y el value?


La última corrección de los mercados, junto con el desplome continuado del precio del petróleo, están contribuyendo a incrementar una anomalía a la que no se está prestando suficiente atención en el mercado, y de la cual se hace eco Eric Mijot, estratega y analista de Amundi: se ha vuelto a ensanchar la ya de por sí brecha histórica entre valores con sesgo value y sesgo growth en todo el mundo. “Los valores con sesgo growth se están beneficiado más de las réplicas del shock del petróleo y de los bajos tipos de interés” afirma Mijot. 

El experto hace notar que la brecha entre growth y value se ha ido ensanchando desde 2007, una tendencia que se ha pronunciado (+17%) desde mediados de 2014. El último repunte significativo se produjo a raíz de las correcciones de agosto y navidad, y a raíz de ellas el representante de Amundi ha podido realizar varias observaciones. 

La primera de ellas es que se trata de la cuarta vez desde la década de 1980 (1984 – 1987, 1988- 1992 y 1994- 2000) que el ciclo económico ha sido favorable para los valores con sesgo growth. No obstante, cada vez que se produce esta situación la brecha entre valores de uno y otro estilo cada vez es más amplia. “Si entramos en más detalle, observamos que esta fase final se divide cada una de las veces en tres estadios: primero, una fuerte divergencia a favor del growth, después un retroceso a favor del value y finalmente una gran reacción pro growth”, describe el analista. 

Éste considera que actualmente el mercado está en la primera de estas fases: “Si los precios del crudo se estabilizan finalmente, los valores value sobre vendidos se recuperarán con más vigor (fase dos). Por otra parte, los efectos positivos de los precios más bajos del petróleo sobre la economía, que podrían venir después de una ralentización, volverían a ser entonces favorables para el growth, al menos en términos relativos (fase tres)… especialmente si los tipos siguen bajos”, detalla. 

Cómo efectuar la transición de growth a value

Rory Bateman, responsable de renta variable europea y de Reino Unido en Schroders, también se fija en el mejor comportamiento relativo de los valores growth frente a los value, una brecha que, indica, ha batido máximos de todos los tiempos en Europa y en EE.UU. sólo se ha visto superada históricamente por la brecha que se abrió durante la era puntocom. “La oportunidad de inversión en la transición desde growth hacia value puede ser significativa en algún momento, pero es importante entender las valoraciones y las posibles diferencias estructurales entre los distintos constituyentes (de los índices growth y value de la familia MSCI Europe)”, advierte no obstante.

Bateman se refiere, por ejemplo, a que “el value puede seguir siendo value durante mucho tiempo si la industria o una compañía en particular afronta presiones competitivas extremas y, por consiguiente, sigue siendo una trampa de valor”.  También indica que los inversores deben tener en cuenta asimismo el momento del mercado y los flujos para determinar cuál de los dos estilos pueden verse favorecidos por el mercado durante un largo periodo de tiempo, “particularmente dada la demanda sin fin de productos pasivos”. 

A continuación, el experto de Schroders da algunas pinceladas sobre las señales que están emitiendo actualmente los mercados. Por ejemplo, se fija en que se están observando algunos signos de inflación salarial en EE.UU. y de proximidad al pleno empleo, lo que podría afectar a las compañías growth dado que “típicamente tienen un poder de fijación de precios que los inversores están preparados para pagar en un entorno de deflación o inflación muy baja”. Dicho esto, Bateman puntualiza que, “aunque puede haber algo de presión sobre la rentabilidad de los bonos a medida que aumentan las presiones inflacionarias en EE.UU., pero la otra cara de la moneda es que los países desarrollados están importando deflación a los mercados emergentes, a medida que se ralentiza la actividad económica en los países basados en exportaciones”.  

Desde el punto de vista de la valoración, el responsable cree que “el value europeo parece atractivo por valor en libros”. A pesar de ello, recuerda que, en términos generales, los valores growth han sido capaces de generar crecimiento de beneficios en los últimos cinco años, mientras que los valores con sesgo value (bancos, materiales industriales) han sufrido. Bateman considera que sería necesaria la aparición de un catalizador value, que podría ser un crecimiento global mejor de lo esperado, que ayudaría a impulsar los beneficios de las compañías value dada su estructura operacional o financiera. La conclusión del experto es que van a emerger oportunidades value, pero serán caso por caso y no a nivel sectorial y estarán guiadas por anomalías en la valoración. “Es un proceso gradual que probablemente cambiará la forma de nuestras carteras en los próximos meses”, sentencia Bateman. 

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos