¿Qué países emergentes parecen más frágiles y cuáles están mejor preparados para una subida de tipos en EE.UU.?


BRICS, Next Eleven, Fragile Five… el número de etiquetas con el que se ha querido agrupar en los últimos años a naciones emergentes que compartían características (y carencias) similares ha proliferado hasta el punto de generar confusión al inversor, cada vez más centrado en identificar a los países “adecuados” y evitar aquellos que no hayan hecho sus deberes en los últimos años. 

Además, se ha de tener en cuenta que los dos últimos años han estado marcados por el 'Taper tantrum' de 2013 (visto en retrospectiva como un ensayo de la Fed) y por varias elecciones generales clave en 2014 y lo que va de 2015. Estos cambios han contribuido, por ejemplo, a que países como India e Indonesia se deshicieran de la etiqueta “Fragile five” al empezar a introducir reformas estructurales con las que enderezar sus problemas de déficit y ajustar sus políticas monetarias, entre otros asuntos pendientes.

En cambio, Brasil y Sudáfrica se han visto afectados por el declive de las materias primas; adicionalmente, en el caso brasileño la reválida de Dilma Rousseff al frente del gobierno vino acompañada del destape de un fuerte escándalo de corrupción en Petrobras, así como del empeoramiento de los déficit fiscal y por cuenta corriente, todo en un entorno de inflación al alza. En el caso de Turquía, la reelección de Recept Tayyip Erdogan provocó una pérdida de la credibilidad del banco central del país, al limitar Erdogan su margen de maniobra. 

En Amundi han elaborado un cuadro en el que se puede consultar de forma muy visual las debilidades y fortalezas de los principales países en vías de industrialización. Los criterios que se han tenido en cuenta para la evaluación de los fundamentales de estas naciones han sido: crecimiento, inflación, endeudamiento público, déficit fiscal, por cuenta corriente y del ahorro, préstamo privado, total de deuda externa y de corto plazo y reservas de divisas (en términos de oferta monetaria). Todos los datos son correspondientes a la última actualización del primer trimestre.

La conclusión de los expertos es que “Sudáfrica es el país más vulnerable a un shock externo en forma de una subida de los tipos de interés en EE.UU., seguido por Turquía y Brasil”. “Otros países como Colombia, con elevados déficits fiscales y por cuenta corriente y bajas reservas de divisas, o Malasia, con deuda pública y externa más elevada que sus comparables y un déficit fiscal peor que en el pasado, también podrían sufrir la normalización de la política monetaria de la Fed”, añaden. 

También puede consultar el cuadro pinchando aquí

Empresas

Otras noticias relacionadas


Anterior 1 3
Anterior 1 3

Lo más leído

Próximos eventos