¿Qué opinan las gestoras internacionales sobre los resultados de las elecciones municipales en España?


En las 24 horas posteriores a que trascendieran los resultados de las elecciones generales de Reino Unido, hasta nueve firmas de gestión de activos participaron en el análisis que publicó Funds People sobre las consecuencias de los comicios para el mercado. Sin embargo, una semana después de que las urnas hablasen en España, aún escasean los análisis por parte de firmas extranjeras. Fuentes consultadas por este medio han esgrimido diversas explicaciones a este aparente mutismo: unos indican que el lunes 25 de mayo fue fiesta nacional en Reino Unido, Suiza y otros países europeos, por lo que los analistas se han puesto manos a la obra con retraso; otros hablan de una cierta reticencia por parte de estas compañías a ser el primero en romper el hielo con un comentario. 

Quienes se han decidido a colaborar con este artículo lo hacen con la máxima cautela -de hecho ninguno se ha referido específicamente a un partido político o candidato en concreto-, y muestran una preocupación unánime sobre la continuidad de las reformas que se han emprendido hasta ahora en la actual legislatura. Es el caso de Richard Halle, gestor de M&G Investments: "España ha hecho un trabajo excelente con las reformas, pero nos preocupa que pueda haber un riesgo en su continuidad con el auge de partidos de izquierdas. No nos gusta poner mucho énfasis en el análisis de temas macroeconómicos, pero no podemos ignorarlos del todo. Nos preguntamos qué le puede pasar a algunas compañías españolas más sensibles a temas regulatorios si llega al gobierno un partido de extrema izquierda”.

En la misma línea se sitúa la postura de Jozsef Szabo, gestor de Aberdeen y responsable de global macro para la firma: “En algunos casos, la política está generando mucho riesgo y éste es difícil de cuantificar, aunque nosotros lo tenemos en cuenta para realizar la composición de la cartera. En España, el actual Gobierno había tenido un fuerte apoyo en las anteriores elecciones y el mercado ha apreciado la agenda de reformas”, explica a modo de contextualización. Para él, el entorno actual en Europa obliga a distinguir entre “países débiles y fuertes”, y considera que en este contexto “los resultados de las elecciones en España justificarían una reevaluación del mercado”. 

Consecuencias sobre los mercados

La primera en comentar las posibles consecuencias del vuelco electoral del 24 de mayo sobre las distintas clases de activos ha sido Gemma Hurtado, gestora del Mirabaud Equities Spain: “Hasta ahora, la incertidumbre política en España estaba en un segundo plano. Tras el resultado de las últimas elecciones autonómicas y municipales, el mercado empezará a descontar un arco parlamentario más fragmentado en el que será más difícil la toma de decisiones después de las elecciones generales de finales de año”. La experta de Mirabaud concluye que “una situación de menor estabilidad política reduce la visibilidad económica, lo que podría traer volatilidad a los mercados”.

Ombretta Signori, estratega de AXA IM, también incide sobre la diversidad política actual: "Los resultados de las elecciones regionales proyecta un entorno político fragmentado para las elecciones nacionales de noviembre". La experta constata que la prima de riesgo española ha subido moderadamente en los días posteriores al resultado electoral, mientras que la bolsa ha presentado asimismo un mal comportamiento, aunque puntualiza que "parte de estas reacciones podrían estar vinculadas a Grecia". 

"La inestabilidad política siempre es percibida por los inversores como una fuente de riesgo. Sin embargo, hoy el riesgo inherente puede ser percibido como mayor porque se desarrolla en el contexto de una frágil recuperación europea", reflexiona Signori. Bajo su punto de vista, "los movimientos independentistas todavía pueden ganar terreno también en otros países, y por consiguiente la inestabilidad política puede ralentizar las reformas estructurales en marcha. Es por eso que los diferenciales italiano y portugués también se ampliaron de forma modesta contra el bund y no sólo el español". 

A pesar de estos riesgos, la estratega recuerda que "el QE del BCE disminuye considerablemente los riesgos para los mercados de deuda soberana europea". El escenario central con el que está trabajando el equipo de tipos de interés de AXA IM es que "el riesgo político no se volverá sistémico, aunque las elecciones regionales españolas todavía pueden tener implicaciones para el mercado en cuanto a comparaciones con otros países similares". Por ello, la experta considera que actualmente la deuda portuguesa presenta una situación más favorable que la española "debido a un riesgo político inferior para el resto del año". 

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Anterior 1
Anterior 1

Lo más leído

Próximos eventos