¿Qué le espera a BPA y a Banco Madrid? Se inicia una semana decisiva.


Hace menos de una semana que el supervisor andorrano, el Institut Nacional Andorrà de Finances (INAF), intervenía el Banca Privada d’Andorra (BPA) por la denuncia del Tesoro de EE.UU. que acusaba a la entidad andorrana por blanqueo de capitales. Las consecuencias se han precipitado en los días posteriores.

Horas más tarde, el mismo martes, Banco de España hacia lo propio con Banco Madrid y, un día más tarde, el consejo de la entidad española perteneciente a la matriz andorrana anunciaba su dimisión, pese a que en un primer momento permanecieron cooperando con el supervisor español.

Ya el viernes, se procedió a cesar al consejo de BPA y, al final de la jornada, a arrestar al consejero delegado tanto de la matriz como del banco español, Joan Pau Miquel Prats, acusado por delito de blanquero de capitales. Posteriormente, a lo largo del fin de semana, también se ha informado por medios andorranos que hasta otros dos gestores de la entidad podrían ser detenidos por las mismas acusaciones. Según el Diari d'Andorra, se trataría de un hombre y una mujer relacionados con los casos "Emperador", vinculado a la red mafiosa del chino Gao Ping, y "Clotilde", a la mafia rusa.

Asimismo, también se ha revelado el fin de semana pasado que la Comisión Permanente del Servicio Ejecutivo de Prevención de Blanqueo de Capitales (Sepblac) dependiente del Ministerio de Economía español ha decidido denunciar ante la Fiscalía a la entidad Banco Madrid, filial española del andorrano BPA, por indicios de que ha ayudado a blanquear capitales en España.

Fuentes de Sepblac aseguraron al diario El Mundo que, además, se ha decidido iniciar un expediente administrativo "por infracciones graves y muy graves a la Ley de Prevención de Blanqueo de Capitales". Una decisión que llega tras haber realizado una investigación entre abril de 2014 y febrero de este año. Según el diario El País, el Sepblac habría enviado a la Fiscalía Anticorrupción un informe con unas 23 operaciones realizadas por políticos y empresarios desde Banco Madrid, filial del grupo BPA.

Andorra, en la encrucijada

Este panorama deja a Andorra en una situación muy complicada en donde todos esperan que el Gobierno tome una solución a lo largo de esta semana para devolver la confianza a los mercados. Por el momento, Standard & Poor's (S&P) ya anunció la rebaja de rating de la deuda pública del país pirenaico hasta BBB porque "la investigación sobre BPA tiene un potencial efecto negativo sobre el resto del sistema bancario y la posición fiscal del Gobierno a medio plazo". Esta nota representa su nivel histórico más bajo. 

Hasta la fecha, según diferentes medios, tres son las opciones barajadas por el Gobierno de Antoni Martí: la nacionalización de BPA (una opción prácticamente descartada por su carencia de recursos); la venta a otra entidad (poco probable ya que ni AndBank ni Crèdit Andorrà han mostrado interés en la operación) y la tercera, su liquidación total o parcial. Esta última supondría, según señalan, vender todo lo posible, pagar la sanción que aplique Estados Unidos y repartir el resto de fondos entre el conjunto de la banca andorrana.

Finalmente, el gobierno andorrano parece haberse decantado ya por la tercera opción, con la plena colaboración del resto de entidades bancarias del país (Crèdit Andorrà, Mora Banc, Andbank y Banc Sabadell d'Andorra) para que la misma pueda llevarse a cabo sin que se pierda la confianza en el conjunto del sistema financiero andorrano. Esta mañana del lunes, se ha anunciado que Banco Madrid ha presentado concurso de acreedores.

Banco Madrid

Banco Madrid sería uno de los activos más valorados por el mercado si llegase a entrar en uno de los procesos de venta previstos en el caso de liquidación de la entidad. El banco español, actualmente gestionaba más de 6.000 millones de euros de los que, en torno a un 64% se canalizan a través de su gestora de fondos y sicav, cuyo patrimonio a finales del 2014 ascendía a los 3.887 millones.

Precisamente, acerca de la gestora, Morningstar señaló en un informe que “eventos corporativos en la firma matriz no ponen en peligro el dinero que los partícipes tienen invertido en fondos de inversión de la sociedad gestora perteneciente a dicha matriz”, motivo por el que los inversores en los fondos de Banco Madrid Gestión de Activos no deberían estar preocupados por la seguridad o liquidez de su dinero, apuntaba Javier Sáenz de Cenzano, CFA, director de Fund Analysis en Morningstar Iberia & Italy.

No obstante, en el caso de un fondo tan conocido como el Banco Madrid Ibérico Acciones, gestionado por Gonzalo Lardíes, si quisieron poner bajo revisión su rating con el objetivo monitorizar los potenciales reembolsos por parte de partícipes y el impacto que ello tendría en la cartera de inversión. El viernes, Morningstar apuntaba que, con una muestra del 75% (84 fondos y sicav de los 159 que tiene la gestora) de los activos bajo gestión de la firma, las salidas netas a nivel gestora del primer día tras la intervención fueron de algo más de 17 millones, lo que supone solamente alrededor de un 0,58% del patrimonio total.  

Empresas

Otras noticias relacionadas


Anterior 1 3
Anterior 1 3

Lo más leído

Próximos eventos