¿Qué hay que entender por ‘subidas graduales’ de los tipos de interés?


Hasta ahora, la incertidumbre en Estados Unidos ha girado en torno a cuándo iniciaría la Fed el ciclo de subida de los tipos. Pero esa duda ha quedado ya resuelta la semana pasada después de que, como muchos esperaban, la Reserva Federal decidiese actuar y subir los tipos de interés en un cuarto de punto (0,25%) por primera vez desde 2006, situando el precio oficial del dinero en el 0,5%. En su rueda de prensa, Janet Yellen hizo especial hincapié en que, a partir de este momento, la autoridad monetaria subiría los tipos de interés de manera gradual. La pregunta ahora es… ¿qué entiende Janet Yellen por una subida gradual de los tipos de interés y qué entienden los mercados? ¿Están hablando el mismo idioma? A juzgar por lo que prevé la Reserva Federal y lo que actualmente descuentan los mercados, la respuesta a esa pregunta es no.

“El mercado y la autoridad monetaria tienen diferentes opiniones sobre cómo será esta subida de tipos gradual”, explican los expertos de J.P.Morgan AM. Para demostrar su afirmación, la gestora americana se apoya en un gráfico que muestra que, según las previsiones de la Reserva Federal, en 2016 el banco central podría aplicar cuatro subidas de los tipos de interés. Sin embargo, el mercado solamente espera dos. En este sentido, no cabe ninguna duda de que, en estos momentos, los mercados financieros se están mostrando complacientes al contemplar que este ciclo de subida de tipos será lento y poco pronunciado. “Esta divergencia entre la previsión de la autoridad monetaria y la del mercado debería cerrarse en algún momento, lo que podría provocar volatilidad para los activos de riesgo en 2016”, afirman los expertos de la entidad.

Analizando el ritmo de subidas que imprimió la Fed en ciclos anteriores y lo que entonces descontaban los mercados, el riesgo de que el mercado no esté calibrando bien la velocidad de subida es real. Actualmente, el mercado espera subidas muy graduales de los tipos que sitúen la tasa en el 2% a principios de 2019. Es decir, que dentro de tres años el precio del dinero estará en ese nivel. Sin embargo, en ciclos anteriores el ritmo de incremento de los tipos fue mucho más rápido. El ajuste más rápido comenzó en 2004, cuando los tipos estaban en el 0,25%. Apenas dos años después rozaban el 5%. El endurecimiento de la política monetaria que tuvo lugar entre 1994 y 1995 también fue bastante severo. En aquella ocasión la velocidad también fue muy alta. En apenas dos años, el precio oficial del dinero alcanzó el 3,5% tras partir de niveles mínimos. En el ciclo comprendido entre 1999 y el 2000 las tasas subieron hasta el 2% (leer más).

Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos