Tags: Alternativos | Latam |

¿Qué han hecho los hedge funds en el primer semestre del año?


El índice HFRX Hedge Fund Global rompió su recorrido alcista en junio con una pérdida de -1,24%, y cerró el primer semestre de 2015 con una subida del 1,27%. La pérdida de junio comenzó en la primera mitad del mes, cuando los hedge funds perdieron un -0,4% (19 de junio). La rentabilidad registrada en el mes fue negativa para la mayoría de las estrategias. Según aseguran desde FRM, filial de Man, la falta de acuerdo entre Grecia y sus acreedores fue influyendo cada vez más sobre los mercados a medida que avanzaba el mes. La mayor variación fue la sufrida por los gestores de renta variable long-short, que pasaron de unas ganancias muy pequeñas a mediados de mes a unas pérdidas modestas a finales de junio. Sin embargo, los gestores de renta variable market neutral obtuvieron buenos resultados a lo largo del mes, añadiendo rentabilidades positivas a las ganancias registradas por los gestores fundamentales y las estrategias de reversión a la media basadas en factores.

Los gestores global macro obtuvieron rentabilidades negativas en la primera mitad de junio, que se agravaron con nuevas pérdidas a finales de mes. La falta de entendimiento de Grecia con sus acreedores (y, en menor medida, el problema de Puerto Rico) provocó la vuelta del mercado al comportamiento de risk on/risk off. De hecho, el 29 de junio, tras la retirada de Grecia de las negociaciones con los acreedores, las estrategias macro/CTA sufrieron su mayor pérdida diaria desde agosto de 2007. La estrategia basada en la expansión cuantitativa, con posiciones largas en renta variable de Europa y cortas en el euro, no funcionó. Cuando aumentó la volatilidad del mercado, la renta variable corrigió y el euro subió. Los gestores que apostaron por estrategias de tipos, con posiciones cortas en bonos del Tesoro de EE.UU., también perdieron terreno.

Por el contrario, la estrategia ganadora fue la de los gestores que tuvieron posiciones cortas en deuda pública de países centrales de la eurozona y largas en bonos del Tesoro. Algunos gestores creen que es demasiado pronto para oponerse a la expansión cuantitativa (con posiciones largas en renta variable y largas en el dólar). Sin embargo, existe la creencia de que, en previsión de una mayor volatilidad, es necesario estructurar las operaciones en forma de compra de opciones para proporcionar un poco más de capacidad de elección a algunas carteras macro. Para los mercados emergentes, sobre todo en relación al crédito, la noticia positiva es que Grecia, hasta el momento, no ha desencadenado el contagio. En China, la decisión de MSCI de no ofrecer "acciones A" de productos indexados marcó el comienzo de la realización de beneficios tras el repunte de ocho meses del Shanghai Composite Index, que le hizo caer en torno a un 25% a lo largo de junio. En este sentido, los gestores con grandes exposiciones netas sufrieron mucho. 

Estrategias de futuros gestionados

Los futuros gestionados perdieron terreno a lo largo del mes y muchos gestores cerraron el primer semestre de 2015 en números rojos. Las posiciones largas en tipos de interés del Reino Unido, la eurozona y EE.UU. generaron rentabilidades negativas. Los futuros de renta variable, que, según algunos, eran la principal área de riesgo y se estaban recortando a finales de junio, también restaron rentabilidad cuando las pérdidas de la renta variable europea, las mayores de los últimos dos años, compensaron las rentabilidades dispares de EE.UU. y Asia. Algunos gestores perdieron rentabilidad con la apreciación del euro frente al dólar, aunque las posiciones cortas en el cruce yen/dólar generaron ganancias para algunos. La opinión general es que Grecia puede enfriar el sentimiento a corto plazo, pero carece de magnitud como para afectar a los mercados durante mucho tiempo, aunque un impasse continuado podría encarecer el crédito y frenar la inversión y el crecimiento.

Estrategias de materias primas

Durante la mayor parte de junio, los mercados de materias primas soportaron unos movimientos laterales tipificados por los futuros de energía. Sin embargo, una excepción fue el significativo riesgo corto en cereales, que perjudicó a los gestores cuando esos mercados repuntaron y se dispararon el 30 de junio a causa de un informe de inventarios del Departamento de Agricultura de EE.UU. mejor de lo esperado. Los gestores con posiciones cortas se anotaron pérdidas cuando el trigo y el maíz recuperaron las caídas a mediados de mes y repuntaron con fuerza hasta el final del periodo. Los gestores también cosecharon rentabilidades aceptables gracias a sus posiciones cortas en níquel.

Estrategias long-short

Los gestores de renta variable long-short generaron rentabilidades bastante planas, ya que la explotación de oportunidades de alfa contribuyó a compensar la caída de los activos de riesgo a finales de mes. A nivel macroeconómico, la mayoría de los gestores considera que el crecimiento de la UE se está acelerando, una opinión respaldada por los datos de los PMI de junio. Los valores de pequeña y mediana capitalización están proporcionando más oportunidades de alfa a los gestores, lo que puede deberse a que sus fundamentales son mejores que los de las empresas de gran capitalización. Los gestores están explotando la volatilidad impulsada por la negociación relacionada con índices en respuesta a temas macroeconómicos, y en FRM esperan que esta oportunidad persista durante algún tiempo. "Hasta ahora, los acontecimientos de Grecia no están restando en una situación que se percibe como positiva a largo plazo para la renta variable europea. Pero, dada la escasez de negociación durante el verano, los gestores están teniendo cuidado de estructurar sus exposiciones para evitar el riesgo de brecha y mantener la liquidez", afirman.

Los gestores de renta variable long-short de EE.UU. mostraron una mayor dispersión y un moderado descenso de la correlación (según los datos de JP Morgan). Están batiendo al mercado en la mayoría de los casos, y sus pérdidas marginales están siendo aproximadamente equivalentes a la mitad de la corrección del S&P. La rentabilidad superior de los gestores fue en parte gracias a la pequeña ganancia experimentada por el Russell en comparación con la pérdida superior al 2% del S&P tras la caída de final de mes relacionada con la preocupación por el contagio de Grecia. La exposición neta del conjunto de los gestores se ha frenado tras tocar el extremo superior de su rango reciente a principios de mes. Sin embargo, es importante tener en cuenta que, incluso entre los gestores del cuartil más bajo (en términos de beta de mercado de sus carteras), la exposición neta está por debajo de los niveles observados en 2014. El aumento de la exposición corta se muestra en las mayores exposiciones brutas y parece que se ha debido principalmente a la incorporación de puts vinculados a índices. Esto marca un cambio con respecto a los primeros cuatro meses del año, cuando el uso de coberturas fue bastante bajo.

Estrategias de arbitraje estadístico y market neutral

Los gestores de arbitraje estadístico y market neutral cuantitativos generaron rentabilidades variables, la mayoría entre planas y ligeramente negativas. En el sector de CTA, los gestores cuantitativos que negocian futuros no direccionales obtuvieron mejores resultados que sus colegas direccionales. Las estrategias de factores de renta variable ofrecieron pocas oportunidades interesantes en junio y los mejores resultados correspondieron a gestores con la exposición correcta a Asia sin Japón.

Estrategias de crédito long-short

La estrategia de crédito long-short mostró cierta debilidad en un mes caracterizado por la aversión al riesgo. Los gestores con exposición a crédito de valor y distressed se vieron negativamente afectados por la preocupación en torno a Grecia y Puerto Rico. Los préstamos apalancados, con tipos de interés variables, batieron al crédito high yield, especialmente en la primera mitad del mes, mientras que los títulos más líquidos y de grado de inversión sufrieron con la subida de los tipos. Menos afectados por Grecia y Puerto Rico, los gestores de crédito estructurado batieron a los de crédito corporativo. Los títulos de minería, metales y energía también mostraron más debilidad y algunos de estos últimos emitieron operaciones garantizadas con segundo gravamen que sirvieron para reducir el valor de la deuda no asegurada.

Estrategias de event driven

Los gestores event driven registraron rentabilidades mayormente negativas (en general, entre -50 y -150 puntos básicos) al ampliarse los diferenciales de las operaciones pese a que la actividad de fusiones y adquisiciones experimentó un nuevo récord mensual en junio de 620.000 millones de dólares (con un aumento en el primer semestre del 30%, hasta 2,72 billones, frente al mismo periodo de 2014). En muchas operaciones, los gestores estaban poco cubiertos en el comprador y no tan cortos como debían haber estado. Esto perjudicó a la rentabilidad cuando se materializó una gran caída del precio de Avago, que está comprando Broadcom por 37.000 millones de dólares, y Shell, que está pagando 73.000 millones por BG.

Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos