¿Qué ha hecho Paul Read (Invesco) durante la corrección del mercado de bonos?


La caída sufrida por el mercado de bonos en los últimos días ha abierto un debate entre los gestores. Los hay que piensan que la corrección de los precios de los bonos (subida de las tires) es el inicio de un movimiento a la baja más amplio. Otros, sin embargo, creen que esto es simplemente una corrección técnica temporal, que ofrece a los inversores un mejor punto de entrada. Independientemente de quien tenga razón, resulta interesante ver qué movimientos han hecho en sus carteras algunos de los gestores de renta fija europea más reputados de la industria. Uno de ellos es Paul Read, gestor de una de las estrategias de Invesco más populares en España: el Invesco Euro Corporate Bond.

Famoso por mantener importantes posiciones en liquidez en sus carteras ante la carestía de oportunidades que encuentra en los activos de renta fija, Read asegura que el comportamiento registrado por los mercados en los últimos días –con aumento de las tires del bund incluido- no ha hecho más que recompensarle por las decisiones de inversión adoptadas. “Los mercados están ocupados tratando de construir una nueva narrativa pero, en mi opinión, lo que ha ocurrido sólo sirve para demostrar que a veces las cosas simplemente suceden”, afirma. Al mismo tiempo que la rentabilidad del bono alemán a 10 años subía del 0,1% al entorno del 0,6%, el gestor reducía la duración del Invesco Euro Corporate Bond desde los 5 a los 3 años, “probablemente el mayor movimiento realizado en la cartera en el último año”.

Read ejecutó este movimiento a principios de la primera semana del mes de mayo. “Lo hicimos vendiendo deuda pública alemana con los vencimientos largos, deshaciendo posiciones en bonos corporativos e incrementando la cobertura de la duración, lo cual nos sitúa con una duración más corta que nuestros competidores”, afirma. El gestor de Invesco cree que el movimiento registrado por el mercado podría ser una llamada de atención y, en consecuencia, su estrategia pasa por tratar de proteger a la cartera de un movimiento correctivo más profundo. “Las rentabilidades que ofrecen los bonos siguen siendo muy bajas, por lo que no hay protección si te cogen en el lado equivocado. Podríamos realmente añadir duración a la cartera y sostener que hemos encontrado valor en los niveles actuales, pero la verdad es que esto no nos parece adecuado”, asevera.

El gestor sopesa las dos partes de la balanza. Por un lado, Read reconoce que la inflación es baja y que el Banco Central Europeo sigue comprando bonos pero, por el otro, recuerda que la puesta en marcha de otros programas de QE no siempre han dado lugar a curvas de rendimientos más bajas. “De hecho, posiblemente ha dado lugar a lo contrario”. Asimismo, el experto considera que también conviene tener en cuenta que los datos económicos en Europa están mejorando. “Vamos a ver cómo se desarrolla este movimiento del mercado, pero creo que estamos viéndolo desde una buena posición. El 38% de la cartera del Invesco Euro Corporate Bond está en liquidez o activos AAA o AA, mientras que el 9% está invertida en bonos flotantes”, explica el gestor.

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos