¿Qué están potenciando las gestoras internacionales?


El apetito inversor no se detiene pese a los resultados adversos de los mercados financieros. Cada cartera de inversión tiene sus peculiaridades, pero lo que es elemento común de todas es que necesitan productos para seguir invirtiendo. Esta obviedad hace que en los últimos meses las propuestas de inversión de las gestoras internacionales se hayan acoplado a la situación actual. Por ello agrupamos una serie de propuestas comunes, para medir dónde se está poniendo la confianza para los próximos meses.

Venimos comentando desde hace tiempo lo complicado de la inversión en renta fija. Sin embargo, un activo tan representativo no puede dejar de ofrecer oportunidades. En este caso la mayoría viene por el lado de la gestión activa y dinámica en la selección de bonos, lo que se denomina “bond picking”. Aquí existe consenso en que el crédito, especialmente el high yield europeo, puede ser uno de los activos mejor posicionados para  tener una revalorización notable. Por otro lado, se comienzan a presentar ideas de bonos flotantes o de mercados emergentes. Esta última opción aún no está generalizada, aunque las que lo potencian lo presentan como el activo del momento.

En renta variable, las gamas de fondos que tienen como filosofía de inversión  la gestión de la volatilidad y menor beta y que invierten en acciones definidas como conservadoras o estables han tenido los mejores resultados en relativo con los índices. De esta forma no pasa desapercibido que se está haciendo un impulso de estas estrategias para proteger las carteras en cualquier entorno de mercado. La renta variable europea sigue siendo el posicionamiento de consenso, con las valoraciones como mejor arma de venta. Mientras tanto, las carteras de acciones americanas o japonesas han desaparecido temporalmente de las recomendaciones. Quizá quepa decir que sectorialmente, los más acostumbrados al riesgo resalten las buenas valoraciones que presenta la energía. En mercados emergentes, no es una idea de nueva generación, pero también se están enseñando ideas de inversión concretas del área asiática, incluyendo, evidentemente, la India.

Llegamos a la categoría de fondos alternativos, susceptible de ser una de las más recomendadas en este entorno de mercado y a la vez una de las más peligrosas. Me explico: las gestoras internacionales tienen la tendencia de impulsar las estrategias que han ido bien, y no las que podrían comportarse mejor a futuro. El riesgo de ello reside en que algunas estrategias de gestión alternativa tienen una filosofía de inversión contraria o negativa de manera estable, cosa que ha beneficiado temporalmente en momentos de aversión al riesgo, pero que no garantiza su consistencia. Con todo, el claro beneficiado en las recomendaciones es el sector de long short equity, de ahí que recientemente se hayan cerrado a nuevas suscripciones algunos de los fondos más representativos.

Con todo esto sobre la mesa, coincidimos en algunos aspectos, como en lo que mencionábamos anteriormente de ser cuidadosos en la selección de activos alternativos, y también en la visión positiva para la renta variable europea. Lo mismo sucede con la renta fija y nuestra visión que siempre implementamos en carteras de búsqueda de calidad. Respecto a otras tipologías de activos, nuestra visión global nos empuja a estar analizando los aspectos más relevantes de economías, como las emergentes.

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos