Tags: Latam |

¿Qué espera la FED?


Observemos el panorama, las diferencias y las consecuencias. A pesar de una caída en los indicadores económicos, los mismos son mucho mas sanos que los de 2009 y 2010, al igual que el precio de los activos. Las dos primeras rondas de estimulo monetario trajeron un aumento del precio de los activos de riesgo, que se encontraban deprimidos. Hoy en día la situación es diferente, y si tomamos como base lo que sucedió en las dos primeras partes, la FED podría sentir el temor de `financiar´ un incremento del precio de acciones, pero también de activos como el petróleo. Hoy en día el petróleo no vale 35 dólares por barril, vale 80 dólares, lo cual es una diferencia radical, si se tiene en cuenta el efecto sobre la inflación total (en el largo plazo).

Pero sobre todo, lo que hoy vale mucho mas que hace tres años son los Tesoros norteamericanos. Si en la primera parte del QE se buscó anclar la tasa de los bonos del gobierno norteamericano y por esta vía las tasas de los créditos hipotecarios, hoy en día ese no es el panorama. Una nueva política de expansión monetaria podría terminar reciclándose en estos propios Tesoros, lo cual no parece tan atractivo para algunos agentes. Una tasa mas baja de Tesoros que la actual reflejaría un desajuste bastante complejo de corregir en el mediano plazo, especialmente cuando USA tiene aun que hacer un fuerte rollover de la deuda acumulada y que vence entre 2011 y 2013 (específicamente en los octubres de estos años).

Algunos pensarían que una tasa mas baja de interés pondría felices a aquellos países con altas reservas invertidas en bonos norteamericanos, como China y Japón. Si bien cuando un bono se valora día a día una tasa mas baja refleja un mayor precio, en el largo plazo, es decir, al vencimiento, el bono vale los mismo que el dia en que fue emitido. Es decir, todo el efecto de un mayor precio del Tesoro desaparece cuando este vence. Y como China sigue comprando Tesoros, lo hace cada vez con una tasa mas baja, lo que a futuro impacta el retorno esperado de sus inversiones.

¿Han sido efectivas las anteriores rondas de estimulo monetario? La respuesta puede ser que sí, aunque no han demostrado estabilizar todos los desequilibrios que se han tenido durante estos tiempos. Una nueva ronda de QE podría mantener en funcionamiento el mercado de activos como los MBS, sin que esto signifique que la economía como un todo se va a beneficiar. Además, con el consecuente incremento del balance de la Reserva Federal, que ya dejó de ser un banco central para convertirse en cualquier otro tipo de entidad: ya no maneja tasa de interés, porque básicamente no puede subirla; no controla inflación, porque ésta no existe actualmente. Quizá lo único que la mantiene como un banco central sea las operaciones repo, pero parece muy poco para una entidad como esta. La FED, mas que esperar, puede estar viviendo, incluso, mas incertidumbre que en los días de la crisis.

Lo más leído

Próximos eventos