¿Qué efectos están teniendo las reformas regulatorias en el mercado de repos?


Las reformas regulatorias puestas en marcha en los últimos años con el objetivo de reducir el riesgo en los mercados financieros podrían estar dándole una nueva vida al mercado de repos (operaciones de venta con pacto de recompra). Así lo ven los expertos de Sibos, el congreso sobre servicios financieros que organiza anualmente SWIFT y que este año tuvo lugar en Singapur entre el 12 y el 15 de octubre.

En un artículo reciente, los autores señalan que cada vez más empresas consideran el mercado de repos como una alternativa interesante a los depósitos bancarios o el papel comercial a la hora de aparcar su efectivo a corto plazo: “Hemos observado que un número creciente de proveedores de efectivo no tradicionales, como las empresas, han empezado a usar Euroclear Bank como agente para la gestión de colateral en repos trilaterales”, afirma Olivier Grimonpont, responsable de servicios de garantías en Euroclear.

“A las empresas les preocupa el riesgo de recapitalización interna (bail-in) bancaria y el hecho de que los depósitos no garantizados, aunque convenientes, no representan una opción de inversión segura”, explica Pascal Morosini, responsable mundial de financiación de títulos y gestión de relaciones en Clearstream. “A diferencia de los depósitos, las repos trilaterales están respaldadas por colateral específico que garantiza completamente el efectivo reinvertido, por lo que la empresa está protegida frente a un posible impago por parte de la entidad financiera, sobre todo si la gestión del colateral se externaliza a un agente independiente”.

La consecuencia es que estas operaciones están mejorando la liquidez de un mercado hasta hace poco reservado a los bancos centrales, los fondos del mercado monetario y la banca comercial y de inversión. “Esta nueva fuente de liquidez ya está aliviando la potencial escasez de colateral”, apunta Grimonpont. Y es que la nueva regulación –en concreto, la reforma del mercado de derivados extrabursátiles (OTC ) y Basilea III– han provocado un fuerte incremento de la demanda de garantías de alta calidad (como efectivo o bonos gubernamentales) por parte de bancos o gestoras de activos.

Según un estudio realizado por Oliver Wyman y Morgan Stanley, el mercado necesitará 1,4 billones de dólares en garantías adicionales hasta 2018. Ante esta situación de escasez, los autores del artículo señalan que las empresas pueden negociar mejores rentabilidades para sus operaciones de repo, una ventaja interesante en el actual entorno de bajos tipos de interés.

Compensación no centralizada

Otro factor que podría potenciar aún más el mercado de repos es la aplicación del reglamento relativo a las infraestructuras de los mercados europeos (EMIR, por sus siglas en inglés), ya que muchas empresas podrían recurrir a estas operaciones para cumplir con sus exigencias de márgenes para los derivados y las swaps no compensados de forma centralizada.

Como apuntaba hace unos meses Rafael González-Aller, responsable de Liquidación y Custodia de Citi en España, “el incremento de la demanda de garantías que desencadenará el EMIR ha de ser analizado cuidadosamente, en particular por las contrapartes no financieras, que pueden necesitar ayudas de liquidez para cubrir sus exigencias de márgenes” (leer más).

Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos