¿Qué debo hacer con mis posiciones en renta variable china tras el desplome de su mercado de acciones?


El desplome de más del 30% que ha sufrido la bolsa china ha generado muchas dudas e incertidumbre por parte de los inversores sobre su mercado por sus importantes implicaciones, lo que ha obligado a las gestoras internacionales a emitir comunicados a través de los cuales informar a sus clientes sobre lo ocurrido. Teniendo en cuenta la complejidad de la estructura y composición del mercado chino –existen hasta cuatro clases de acciones diferentes- entender lo que ha ocurrido no es fácil. Funds People ha preguntado a dos casas que cuentan con productos de renta variable china muy populares. La primera ha sido Invesco, cuyo producto estrella es el Invesco Greater China Equity, gestionado por Mike Shiao y Lorraine Kuo. Lo primero que hacen en la firma es recordar el rally que experimentó el mercado de acciones de clase A hasta mediados de junio, comportamiento favorable que tuvo lugar pese a que la economía del gigante asiático daba muestras de desaceleración.

En su momento álgido, las acciones de clase A llegaron a cotizar a un PER a doce meses de 17,2 veces frente a las 10,6 veces de las de clase H. Por su parte, el índice GEM, donde cotizan las pequeñas empresas, llegó a registrar un PER a doce meses cercano a las 75 veces. Según explican, este rally no respondió tanto a las medidas de política monetaria como al sentimiento de los inversores, mayoritariamente minoristas, que continuaron inyectando dinero en el mercado y endeudándose para comprar acciones. “Los préstamos apalancados ascendieron hasta los 2,3 billones de renminbi, y eso solo incluye a los agentes bursátiles autorizados. La buena noticia es que la cifra se ha reducido rápidamente hasta situarse en los 1,6 billones a 7 de julio”. Pero, independientemente de la volatilidad del mercado de acciones de clase A, conviene señalar que la mayoría de los inversores internacionales invierte en renta variable china a través de las acciones de clase H del mercado offshore.

En opinión de Invesco, “las acciones de clase H están mucho mejor posicionadas para resistir la volatilidad del mercado porque ofrecen valoraciones más razonables y cuentan con una base inversora mucho más diversificada”. Es una clase de acción que a los gestores de la firma les siguen gustando, al entender que “los fundamentales no han variado y las valoraciones resultan ahora más atractivas. Mientras que la corrección sufrida por las acciones de clase A desde mediados de junio puede atribuirse a diversos factores –como un excesivo apalancamiento, elevadas valoraciones y el impacto de la flexibilización de la política monetaria en el sentimiento de los inversores– la corrección de las acciones de clase H parece responder a un contagio por las caídas de la clase A, a la salida de fondos no oficiales de Hong Kong con destino a China y a un fuerte repunte de las ventas en corto como resultado del desplome de las acciones de clase A, en vez de a motivos relacionados con los fundamentales”.

A pesar de las correcciones provocadas por el sentimiento y el importante revuelo que ha supuesto la irrupción de la policía en el parqué, en la gestora siguen pensando que el gobierno continuará respaldando la economía. “Las medidas adoptadas por el gobierno eran necesarias para calmar el pánico provocado por el cierre masivo de las posiciones apalancadas. Al actuar, las autoridades chinas han dejado claro que respaldarán los mercados y la economía”, aseguran. En la firma esperan que el impacto de la flexibilización monetaria contribuya a la mejora de los datos económicos en la segunda mitad del año. “Aunque es posible que las nuevas medidas expansivas no provoquen la misma reacción por parte de los inversores, contribuirán a rebajar los costes de financiación de las empresas, allanando el camino para una mejora de beneficios”. En cuanto a la estrategia de inversión, en Invesco afirman que, en el actual entorno, mantendrá su disciplina enfocada a la valoración y revelan que aprovecharán las recientes correcciones para comprar valores de calidad a precios interesantes.

También hemos sabido lo que ha hecho Jing Ning, gestora del FF China Focus Fund, tras el desplome sufrido por el mercado. “Aunque las posiciones de alta convicción del fondo no han cambiado durante el segundo trimestre, la oleada de ventas me ha dado la oportunidad de aumentar la exposición a determinados títulos bancarios, ya que la corrección ha tirado a la baja aún más de sus valoraciones y descuentan con creces las expectativas de mayor competencia y aumento de la morosidad. También incorporé una posición en Dongfeng Motor Group, una empresa automovilística estatal, a la vista de su atractiva valoración. Esta compañía se beneficia de las reformas en marcha en el sector de las empresas estatales, mientras que sus socios históricos Honda y Nissan se han centrado en reducir sus stocks en China y renovar su gama de modelos SUV. Con el paso del tiempo, también he incrementado la exposición a una selección de empresas de consumo básico, un área que generalmente ha sido pasada por alto por el mercado debido a la competencia de Internet y las guerras de precios”, revela.

En lo que respecta específicamente a las acciones de clase A –las que han sufrido el castigo más severo- la gestora de Fidelity Worldwide Investment ha reducido la exposición a las acciones A recogiendo beneficios en posiciones que mantenía desde hacía mucho tiempo y que se habían anotado buenas ganancias, a medida que iban subiendo las valoraciones. “Parte de esta reducción se debió a la recogida de beneficios en fabricantes de equipos ferroviarios, que habían subido con fuerza al calor de las fusiones completadas recientemente en el sector y la mejoría del sentimiento después del anuncio de ‘One Belt, One Road’. Era muy consciente de las elevadas valoraciones de las acciones A de pequeña capitalización, pues no se habían acompañado  de un cambio en los fundamentales. Tenía en cuenta la posibilidad de una corrección y cómo esta podía erosionar la confianza en mis posiciones en acciones A de gran capitalización. Sin embargo, he mantenido alrededor del 10% de la cartera en acciones A de gran capitalización en las que los fundamentales están intactos y las valoraciones son atractivas frente al mercado chino y sus rivales internacionales”, detalla.

A Ning, la corrección del mercado no le ha sorprendido. “Era previsible e inevitable. Las valoraciones habían subido sin que se produjera en paralelo una mejoría de los fundamentales”, asegura. No obstante, la experta de Fidelity Worldwide Investment reconoce que la magnitud de la caída del mercado ha sido mayor de lo que había esperado. “La oleada de ventas ha comenzado de forma indiscriminada, pero después de un tiempo, los inversores encontrarán empresas con valoraciones favorables y fundamentales atractivos y esas empresas serán relativamente inmunes a las fluctuaciones del sentimiento”. En este sentido, la gestora del FF Chinca Focus Fund recuerda que la corrección del mercado ha tenido lugar en un contexto internacional con gran intolerancia al riesgo.

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos