Proliferan los lanzamientos de fondos que invierten de forma flexible en uno o más activos


Las gestoras han afrontado la “vuelta al cole” que tradicionalmente marca septiembre con entusiasmo, a juzgar por el ritmo de lanzamientos que se han podido ver a lo largo del mes. La más tempranera ha sido Goldman Sachs AM, que el pasado 3 de septiembre anunciaba el lanzamiento del Goldman Sachs Global Absolute Return. Este producto tiene como objetivo generar rentabilidades constantes, atractivas y menos vulnerables al comportamiento de los mercados tradicionales. Para conseguirlo, le está permitido invertir con una asignación dinámica en una amplia gama de clases de activos, que selecciona a partir de las ideas de inversión que generan los equipos de Goldman Sachs AM, a las que tiene acceso.

El fondo está gestionado por el grupo Global Portfolio Solutions de Goldman Sachs AM, su propio equipo de inversión multiactivo dentro de la división. El equipo está formado por más de 95 profesionales del sector en todo el mundo y actualmente gestiona más de 22.000 millones de libras. “En adelante, esperamos que la inversión tradicional arroje unos rendimientos considerablemente inferiores, por lo que nos hemos centrado en ofrecer a los inversores la oportunidad de diversificar recurriendo a fuentes de rentabilidad alternativas al tiempo que nos mantenemos alerta para aprovechar las oportunidades de inversión”, afirma Neill Nuttall, cogestor del fondo.  

No ha sido el único lanzamiento que se puede encuadrar dentro de la tendencia de fondos que invierten en más de un activo. Está el caso por ejemplo del BlackRock Strategic Funds (BSF) European Select Strategies Fund, un fondo mixto que invierte en renta fija y renta variable con un enfoque de rentas periódicas. El gestor principal del fondo es Michael Krautzberger, responsable de renta fija en euros, que trabajará conjuntamente con con el equipo de renta variable europea de BlackRock, encabezado por Nigel Bolton. La cartera comenzará con una asignación inicial del 75% a bonos europeos y del 25% a acciones europeas de calidad con reparto de dividendos, aunque tiene flexibilidad para asignar hasta un 35% del patrimonio a renta variable (leer más). 

Otro caso es el del R Alizés, de Rothschild & Cie, que es un fondo mixto que puede invertir entre un 0% y un 30% de su cartera en renta variable y entre un 70% y un 100% en renta fija. Se trata de un producto diversificado, flexible, cuya filosofía de inversión se basa en la gestión de convicciones (a través de un análisis fundamental profundo), en ser contrarian y en la convexidad de las inversiones (beneficiarse de las subidas del mercado y caer menos en momentos de ventas). 

En la parte de renta variable, la asignación geográfica y sectorial se lleva a cabo en función de la visión macroeconómica y el análisis financiero de los valores. En cambio, la parte de renta fija invierte principalmente en bonos con grado de inversión, aunque puede invertir hasta un 50% en bonos de alto rendimiento y un 10% en bonos convertibles. Se elige la sensibilidad, la exposición geográfica y sectorial y la asignación a crédito y bonos soberanos. Philippe Chaumel y Didier Bouvignies están al cargo de la estrategia. 

Otras ideas de inversión

Dentro de otras categorías, un lanzamiento importante en el mes ha sido el de la estrategia que van a gestionar para Man Simon Pickard y Edward Cole, los dos expertos procedentes de Carmignac que fichó la firma en mayo. Se trata de una estrategia long only de renta variable emergente unconstrained que pretende generar alfa a partir de la combinación de los estilos value, calidad, momento y macro, con el objetivo de detectar aquellos valores del mercado infravalorados según sus flujos de caja a largo plazo. La estrategia, gestionada de forma activa, se concentrará en unos 50 valores. 

Septiembre también ha dejado otra propuesta de renta variable, en este caso alemana. Se trata del Baring German Growth Trust, un fondo de Barings con un track record de siete años que invierte en acciones alemanas. Ha sido capaz de generar una rentabilidad adicional con respecto a su índice de referencia de forma consistente en los últimos cinco años. 

Anaxis AM ha aprovechado para registrar en España un fondo de renta fija objetivo, el Anaxis Bond Opportunity EM 2020. Es un producto que invierte en deuda emergente de alto rendimiento denominada en divisa fuerte con un enfoque muy selectivo – 42 títulos en cartera- basado en un análisis financiero muy minucioso de cada compañía, sin tener en cuenta apuestas macro. 

La Française Real Estate Managers (parte de La Française) ha lanzado por su parte un producto que se encuadra dentro de la tendencia de inversiones alternativas que ha ido ganando popularidad en los últimos meses. Se trata de un vehículo de inversión colectivo en real estate (SCPI) que centrará sus inversiones en compañías vinculadas a activos inmobiliarios destinados a minoristas o al comercio electrónico, principalmente en los mercados alemán y francés. 

Una nota de innovación

La apuesta más innovadora ha venido de la mano de Pictet AM, con el lanzamiento del Pictet Robotics. Se trata de uno de los primeros fondos que invierte en robótica y tecnologías de inteligencia artificial, y pasa a engrosar la gama de estrategias temáticas de la firma junto con otras que invierten por ejemplo en comunicaciones digitales, seguridad, sanidad y agua, entre otros. Pictet Robotics invierte globalmente en acciones de empresas de la cadena de valor en robótica y tecnologíares, impresoras 3D, tecnología de control, reconocimiento de imagen, movimiento o voz y otras tecnologías. avanzada, como aplicaciones y componentes, automoción, sistemas autónomos, sensores, microcontrolado

El nuevo fondo trata de aprovechar el crecimiento de la industria global de la robótica, que tiene potencial para crecer hasta cuatro veces más rápido que la economía global el próximo decenio. "De hecho los avances en tecnologías de la información, como el cloud computing y los nuevos y potentes microprocesadores, están revolucionando la robótica y automatización más allá de los centros de fabricación, para incorporarse a la vida diaria", comentan desde Pictet.  

Karen Kharmandarian, será el gestor encargado de este producto. Comenta sobre el fondo: “Los robots se usan en fábricas para automatizar tareas peligrosas, sucias o tediosas desde hace mucho tiempo. Pero el ritmo de innovación se está acelerando y los robots se están volviendo indispensables en nuestra vida profesional y personal. Las empresas activas en robótica van a experimentar sin duda un fuerte crecimiento a raíz de esta nueva oleada”.

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Anterior 1
Anterior 1

Lo más leído

Próximos eventos