Precios de las materias primas: dulce y amargo


En nuestras perspectivas del 2015 uno de los temas principales es la divergencia en el crecimiento de las economías emergentes. Pensamos que la divergencia en el crecimiento del PIB existente actualmente en las economías emergentes se ampliará, y nos fundamentamos en tres razones: continuidad de la presión a la baja  en los precios de las materias primas, divergencia en las políticas monetarias, desigual  porcentaje de éxito de las reformas estructurales llevadas a cabo en cada economía.

Precios de las materias primas: dulce y amargo

Una de los principales factores que explican esta divergencia en el crecimiento económico es la caída en el precio de las materias primas que es muy positivo para las economías importadoras de energía, particularmente en Asia emergente.

• Lo más visible es el estímulo implícito de un precio menor de la energía, que reduce los costes y eleva  la renta disponible para el consumo. A ojo de buen cubero, una caída de 10 USD en el precio del petróleo produce una transferencia de 0,5% del PIB de exportadores a importadores. Dentro de esta cifra global las naciones más ricas (Singapur, Corea del Sur y Taiwán) se benefician en mucha mayor medida de menores precios de la energía.

• Unos precios de las materias primas más bajos tienden a relajar las presiones inflacionistas, dando a los bancos centrales más margen para impulsar el crecimiento, Adicionalmente unas tasas de interés reales más elevadas aumenta el atractivo de un país para sus inversores, este efecto es más pronunciado en  países con bajas rentas (como ASEAN e India) donde los alimentos y la energía representa una proporción muy elevada de la cesta de la compra.

Los grandes importadores (Turquía) deberían continuar mejorando su balanza de pagos. Por el contrario los países/regiones exportadores de materias primas continuarán empeorando su situación fiscal, haciendo   complicado el mantenimiento  de sus políticas populistas (Latinoamérica y Medio Oriente).

La problemática de  “precios de las materias primas “acompañaran a la economías emergentes a lo largo del 2015, ya que el mercado fuerza a que el precio del petróleo y de algunos metales básicos se mantenga a precios por debajo del coste de producción.

• Política monetaria: más margen para unos países que para otros

En general vemos que el contexto de políticas monetarias y liquidez continuarán favoreciendo los activos de riesgo. Sin embargo anticipamos divergencias en el crecimiento de las economías emergentes ocasionados por las políticas monetarias locales que favorecerán a Asia Emergente, Europa de Este (excluyendo Rusia), Oriente Medio y África.

• La  Reserva Federal de Estados Unidos y el Banco Central de Inglaterra han terminado sus políticas extraordinariamente expansivas, por el contrario vemos  planes de expansión de balance por parte del banco de Japón y del BCE que crearán exceso de liquidez que favorecerá principalmente a  Asia Emergente y CEEMEA (ex. Rusia) en detrimento de Latinoamérica. En este contexto el escenario de políticas monetarias favorecerán los activos de riego en  Asia Emergente y CEEMEA (ex. Rusia), pero por el contrario no los de Latinoamérica. Nosotros pensamos que esta tendencia continuará. Lo primero de todo porque la ausencia de inflación da una gran margen a los países importadores de energía para mantener su política acomodaticia y lo segundo dado el nivel actual de los tipos de interés Asia Emergente y CEEMEA ex. Rusia tiene mayor capacidad para estimular la economía a través de políticas monetarias.

• China continua con su transición hacia una economía más equilibrada y el PBC se muestra más selectivo con su política monetaria que se enfoca en estimular ciertos sectores en una economía que se desacelera. Brasil por el contrario tiene una elevadísima inflación y una economía más frágil, lo que limita la capacidad del banco central para estimular la economía.

Reformas estructurales: líderes y rezagados

Por último, es importante comparar el progreso de las reformas estructurales de estos países. Entender la capacidad de cambio, el ritmo de las reformas y la posibilidad de éxito es clave para entender las economías emergentes, que se están volviendo muy heterogéneas. Se puede mejorar considerablemente la productividad y prosperidad en aquellos países con margen y capacidad  para reformas estructurales.

• Asia Emergente,  ya se está beneficiando los cambios implementados el año pasado. Los ajustes estructurales ya se están llevando a cabo en China, Corea del Sur, India, Indonesia, Malasia y Tailandia con resultados positivos. Esperamos que estas reformas continúen. Una excepción clara es Taiwán, que ya está en el equipo de cabeza y su competitividad es comparable a la de Canadá, Suecia y Reino Unido.

• Otras regiones  emergentes  no están haciendo ajustes a pesar de la necesidad de hacerlos. Sin embargo hay excepciones como Méjico y los países del CE3 (Polonia, la Republica Checa y Hungría) que han hecho grandes progresos en reformas.

• Los interrogantes continúan en Brasil, el país necesita urgentemente reformas, pero por el momento no se han tomado las suficientes medidas. Los ceñidos resultados de las elecciones del 2014 han dado una clara señal al gobierno de que las reformas no son solo necesarias sino también deseadas. El potencial de reformas en Brasil es significativo y su capacidad para promulgar reformas es un interrogante. Pensamos que el optimismo existente de los inversores con respecto a las reformas se desvanecerá y pesará en el 2015 el elevado ajuste fiscal y económico.

Conclusión: positivos en Asia Emergente y Turquía

A lo largo de los últimos 12 meses, basándonos en un incremento de las divergencias en el crecimiento de las economías emergentes, preferimos acciones de Asia Emergente  (Taiwán, India, Indonesia y Filipinas) frente a Latinoamérica. El inversor podría poner en práctica esta estrategia invirtiendo en nuestros fondos Parvest Equity India o Parvest Equity Indonesia,

En CEEMEA, preferimos mantenernos neutral, es debido a la elevada sensibilidad de la región a conflictos geopolíticos, con excepción de Turquía, que  por el contrario, nos parece atractiva y se beneficiará de diversos factores,  los bajos precios del petróleo al ser un país importador de petróleo, la política monetaria expansiva del BCE y  los flujos que salgan de CEEMEA provenientes de Rusia. El invasor para favorecerse de este mercado puede invertir en Parvest Equity Turkey.

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos