Posicionamiento y estrategias de los gestores de renta fija europea que mejor han sabido sortear las turbulencias del mercado


Durante la reciente tormenta vivida por el mercado de renta fija europeo ha habido gestores que han sabido surcar con éxito la fuerte marejada. Empezando por la deuda pública europea, la categoría que más sufrió en las últimas semanas, el producto que ha logrado resistir mejor ha sido un fondo de Petercam, concretamente el Petercam L Bonds EUR Government 1-5 Year, con un retroceso de solo el 0,35% en el último mes, frente a las pérdidas del 2,25% registradas por la categoría ¿Cómo lo ha conseguido? El fondo está corto de duración en los países core y neutral respecto a los países europeos periféricos. “Estamos infraponderados en bonos a 2-3 años de los países core y hemos ajustado durante el mes pasado nuestra exposición a los países periféricos desde infraponderados a neutrales. Siendo más concretos, en términos de duración estamos sobreponderados en España e infraponderados en Italia”, explica Carl Vermassen, responsable de esta estrategia de Petercam.

En términos de exposición a los países core europeos, la cartera está sobreponderada en Bélgica y emisiones supranacionales e infraponderada en otras regiones core. En Alemania están invertidos principalmente en la entidad financiera KfW. “La actual volatilidad de los mercados podría persistir, pero también podemos esperar que se produzca pronto una recuperación. Esta es una cuestión de market timing y esperamos cerrar progresivamente nuestra posición de duración corta en comparación con el índice de referencia”, revela. La segunda estrategia que ha registrado el mejor resultado durante el reciente periodo de turbulencias ha sido el Pioneer SF Euro Curve 3-5 Year. El fondo está cogestionado por Tanguy Le Saout y Cosimo Marasciulo. Actualmente el equipo tiene un posicionamiento más corto en duración que su índice de referencia (JP Morgan EMU Bond 3 - 5 years), lo que le ha beneficiado en las recientes caídas de mercado. El director de renta fija europea de Pioneer Investments ya dejó muy clara en la Morningstar Investment Conference 2015 cuál es su posición.

“El mercado está totalmente sobrevalorado. Las grandes compras que está realizando el BCE no justifican las valoraciones actuales. De cara al futuro próximo, esperamos una mayor debilidad del mercado de bonos”. Esto es lo que le ha empujado a infraponderar duración en las carteras que gestiona. Desde su punto de vista, muchos de los problemas observados durante los últimos 12 meses siguen vigentes. “Pensamos que los rendimientos continúan siendo demasiado bajos desde una perspectiva fundamental, la inflación aumentará lentamente y minará las valoraciones actuales, la actividad económica se recuperará y el crecimiento ganará fuerza. Los participantes en el mercado cuentan mayoritariamente con una sobreponderación en renta fija y posiciones largas en los segmentos de mayor rendimiento (y más arriesgados) de los mercados de renta fija. Seguimos creyendo que los rendimientos podrán concluir el año en niveles superiores a los actuales, por lo que no consideraremos aumentar la exposición ahora que han subido las tires”.

Dentro de la categoría de renta fija corporativa euro, los fondos que registraron un mejor comportamiento durante los últimos 30 días han sido dos productos de AXA Investment Managers, concretamente el AXA WF Euro Credit Plus y el AXA WF Euro Credit Investment Grade. Ambos están gestionados por Eleonore Bunel y se gestionan a partir de la misma visión (con la salvedad de que el segundo producto no puede invertir en high yield). Actualmente, mantienen una visión constructiva en renta fija corporativa como clase de activo, si bien han reducido la exposición a riesgo de crédito en la cartera ante la reciente volatilidad del mercado y la incertidumbre en torno a Grecia. La visión de Bunel es contraria a la de Le Saout. “A medio plazo, el crédito debería continuar resistiendo por varias razones: los fundamentales de bancos y empresas siguen siendo sólidos, la política del BCE continúa siendo acomodaticia y hay un crecimiento moderado en Europa. Dicho esto, a corto plazo, la volatilidad podría continuar durante algunos días o semanas”, asegura.

“Seguimos siendo positivos en activos de crédito pero mantenemos la cautela durante las próximas semanas dada la volatilidad mostrada por los tipos de interés. Esperaremos a añadir riesgo a la cartera”, reconoce la experta. Bunel redujo su exposición a crédito a principios de abril, tras el fuerte rally registrado por el activo desde principios de año y la incertidumbre generada en torno a Grecia. “Vendimos posiciones en deuda subordinada (financiera y corporativa) y recortamos en high yield, lo que consecuentemente nos ha servido para superar la benchmark”, reconoce. Este movimiento de deshacer posiciones también se extendió a principios de mayo, periodo en el que también redujeron el riesgo de la cartera, situándola en un nivel de riesgo inferior a la que tenía el mes anterior.

High yield europeo

En lo que respecta al mercado de high yield europeo, la estrategia que ha salido mejor parada ha sido el FF European High Yield. En el último mes, el fondo subió un 0,75%, frente a las pérdidas del 0,5% de la media de la categoría. Históricamente, este fondo de Fidelity Worldwide Investment siempre ha tenido fama de ser un producto que protege el capital en periodos de caída a cambio de participar en menor medida de las subidas del mercado. Los grandes ejemplos se vivieron en 2001 y 2006. Ese año, cuando el mercado subió un 12%, el fondo se quedó rezagado (7%). En 2001, en cambio, cuando el mercado cayó un 13%, se mantuvo plano. Gestionado por Andrei Gorodilov, la estrategia actual pasa por sobreponderar las posicione en el sector de la comunicación. “La naturaleza defensiva de estas compañías nos ha permitido batir al mercado durante los últimos doce meses. Nos sentimos cómodos en un sector con una base de activos tangible, un entorno regulatorio transparente, un panorama competitivo dinámico y perspectivas de consolidación”, asegura.

En lo referente a la calidad crediticia de los activos, infraponderan marginalmente los bonos con calificación B. “Hemos reducido nuestra exposición a estas emisiones al considerar que, en el corto plazo, los activos con una calificación crediticia superior se beneficiarán más de las operaciones que está llevando a cabo el BCE que las emisiones con una calidad inferior”, asevera el gestor. Otro aspecto importante que ha permitido al fondo comportarse mejor ha sido sus posiciones en liquidez, generalmente entre el 5% y el 10%. “Esto nos permite mantener adecuados niveles de liquidez en la cartera y no vernos forzados a vender en caso de sufrir reembolsos”. El FF European High Yield es, actualmente, el segundo producto de deuda de alto rendimiento europea más grande del mundo (5.100 millones de euros).

El segundo fondo de high yield europeo que mejor comportamiento registró durante el último mes fue un producto de Standard Life Investments, el SLI European High Yield Bond. Gestionado por Eriend Lochen, el fondo logró ganar un 0,67% en este periodo. Entre los factores que han permitido a este producto comportarse bien en 2015 destacan tres: su no exposición a emisiones griegas, que han estado bajo presión tras las elecciones celebradas en el país, la estrategia de mantener exposición a activos de menor duración, lo cual le ha ayudado durante las turbulencias, y las apuestas fuera del benchmark realizadas en high yield denominado en libras esterlinas, categoría que ha registrado un buen comportamiento en lo que va de año. Analizando su performance attribution se muestra cómo la exposición al operador español Avanza, el operador de servicios industriales Stork y el turoperador Odigeo fueron las posiciones que más valor añadieron a la cartera.

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos