¿Por qué se ha resentido el rendimiento del Fidelity America?


Desde que se hiciera en junio de 2014 con las riendas del FF America Fund -calificado como Favorito de los Analistas y Blockbuster Funds People-, Ángel Agudo ha sido capaz de obtener rendimientos absolutos superiores a los de su índice de referencia. Sin embargo, el comportamiento del fondo se ha resentido en el primer trimestre de 2017, hasta el punto de que en Fidelity admiten que “ha sido el periodo más difícil para el fondo desde el punto de vista del entorno y, por consiguiente, de los resultados”. En la gestora aportan explicaciones sobre este mal comportamiento en el corto plazo, aunque reivindican los buenos resultados de Agudo en el largo plazo.

¿Qué ha ido mal?

La rotación de estilos de vuelta al factor crecimiento durante el primer trimestre, junto con la caída del precio del petróleo, fueron dos importantes lastres para el producto, que presenta un sesgo claramente value. La selección de valores en consumo, industria y tecnología fue asimismo negativa para la rentabilidad.

Es necesario realizar una aclaración sobre la selección de valores tecnológicos, para comprender mejor el estilo de inversión del gestor: “La filosofía de Ángel es que la Bolsa no es eficiente a la hora de valorar empresas que han pasado por un periodo de dificultades y que, por lo tanto, no cuentan con el favor del mercado”, aclaran desde Fidelity. Agudo ha destacado por su habilidad para ir a la contra del mercado, invirtiendo en acciones infravaloradas.

Al seguir estos principios, el FF America se perdió el buen comportamiento de los grandes valores tecnológicos americanos (Apple, Facebook, Amazon, Netflix y Google), y esto tiró a la baja de las rentabilidades relativas. El gestor defiende su decisión: “Los ratios de estas empresas de moda habían aumentado considerablemente durante los últimos años, pero hay que tener en cuenta que cualquier posible revisión a la baja de su valoración o cambio en el sentimiento inversor podría generar un importante recorrido bajista en estos valores”. Aquí aparece otro de los rasgos que caracteriza la gestión de Agudo, su fuerte control de los riesgos bajistas: sólo compra valores que presentan un amplio margen de seguridad, cuyos fundamentales sean sólidos y que tengan recorrido alcista.

Desde Fidelity insisten en la necesidad de mantener una perspectiva de largo plazo a la hora de interpretar el comportamiento del fondo: “Es importante señalar que Ángel adopta una visión a largo plazo a la hora de tomar posiciones y la mayor parte de sus ideas tarda algún tiempo en materializar su tesis”. De hecho, se fijan en que, “a pesar de la corrección reciente, no se han producido grandes reveses en la cartera por tesis de inversión incorrectas”.

Es más, tras las últimas ventas vistas en la renta variable estadounidense, el gestor se muestra “aún más optimista sobre la evolución a largo plazo de sus posiciones”. En gran parte es debido a que está encontrando diversas oportunidades en empresas que han visto recortada considerablemente su valoración y ofrecen bastante recorrido.

Perspectivas y posicionamiento

La bolsa estadounidense ha presentado un buen comportamiento relativo, con menor volatilidad que otros mercados. El entorno macro acompaña, al observarse la mejoría de indicadores como la confianza de los consumidores y los inversores. Paralelamente, el dólar se ha movido en una franja estrecha y la normalización de los tipos de interés está siendo un factor positivo, porque las condiciones económicas se mantienen estables.

Los dos grandes peros en este entorno son los niveles de los márgenes totales – en máximos históricos- y lo alto de las valoraciones. Desde Fidelity aclaran que las valoraciones medias son superiores a la media histórica, pero sin embargo al analizar los distintos valores se constata una clara divergencia “entre las empresas con valoraciones elevadas desde una óptica histórica y las que cotizan en mínimos, ya que los mercados han castigado sistemáticamente a las empresas que han defraudado las estimaciones del consenso, aunque lo hayan hecho levemente”.

La previsión de Fidelity es que las empresas que se encuentran en el segundo, tercer o cuarto escalón de la mayoría de los sectores no superen a las líderes en los próximos dos o tres años aunque presenten beneficios comparables, por lo que representan una oportunidad de inversión para Agudo.

El último factor de apoyo que destacan desde la firma es que “los inversores todavía no están teniendo en cuenta el impulso que darán al crecimiento algunas de las políticas de Donald Trump”. Ponen como ejemplo a la reforma de la fiscalidad de las empresas: “Podría alterar las perspectivas considerablemente, especialmente si contempla un impuesto a las importaciones, que probablemente tiraría al alza de la inflación y del dólar. Las repatriaciones de tesorería también podrían actuar como un estímulo adicional”.

Agudo nunca toma posicionamientos estratégicos en función de los acontecimientos políticos. Sin embargo, como resultado de su stock picking, la cartera del FF America está bien posicionada para beneficiarse de algunas de las promesas electorales de Trump. Por ejemplo, a través de su asignación al sector de defensa, donde el gestor lleva invirtiendo mucho tiempo: “A la vista de la necesidad cíclica de gastar en defensa, sumada a la importancia que concede Trump a esta área, las empresas de defensa podrían ser interesantes desde el punto de vista de la inversión”.

El impulso liberalizador y desregulador prometido por Trump también puede tener un impacto positivo sobre los sectores energético, de telecomunicaciones y financiero, a los que está expuesto el producto. En el caso de las finanzas se espera que se beneficie adicionalmente del entorno de subidas de tipos.

La conclusión de Fidelity sobre este entorno de mercado es clara: ahora más que nunca, los inversores necesitan apostar por un estilo experimentado de gestión activa: “Es muy importante ser selectivos en este entorno en el que los márgenes están forzados y las valoraciones son elevadas, y el énfasis de Ángel en la selección de valores por fundamentales orientada a los títulos infravalorados debería impulsar la rentabilidad a largo plazo”.

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Próximos eventos