¿Por qué se empeña la Fed en subir los tipos en septiembre y qué es lo único que podría frenarla?


La intención que tiene la Reserva Federal (Fed) de empezar a subir los tipos de interés de Estados Unidos en septiembre puede provocar una convulsión en los mercados emergentes en el entorno actual de poco crecimiento. “El crecimiento de EE. UU. brilla por su ausencia, el del resto del mundo también es escaso y la inflación por ahora ni está ni se la espera”, recuerda N+1 SYZ. La firma de banca privada reconoce que no esperaba esa subida, pero la Fed la mantiene por ahora.

Mientras que Europa y Japón siguen liderando el crecimiento, los países emergentes continúan desacelerándose. En concreto, China no parece que consiga hacer que su macroeconomía se estabilice a pesar de todo lo que está haciendo el gobierno, que tampoco logra hacer rebotar al mercado tras fuertes correcciones en sus bolsas. “No creemos que China vaya a sufrir una crisis sistémica, pero teniendo una situación mucho más sana en Europa y Japón, preferimos no jugar con fuego”, justifican los expertos de la entidad.

Por eso, N+1 SYZ ha decidido reducir la exposición de sus carteras a Asia emergente y reinvertir la mitad del dinero cosechado por la venta de esa posición en Japón, un mercado con una macro rebotando y unos beneficios empresariales creciendo mucho y batiendo expectativas, dos realidades que, según la firma, permiten a Japón ser “el único mercado que está subiendo sin encarecerse”.

¿Por qué se empeña la Fed en subir los tipos en septiembre?

Hasta cuatro razones podrían explicar el empecinamiento de la Fed con subir tipos en septiembre. “Necesita normalizar la política monetaria y mantener algo de credibilidad. Si no suben tipos, sería un síntoma de que la economía americana está aún más débil de lo que los últimos datos indican”. Además, “algo de mejoría macro sí que se ha visto desde marzo, la inflación subyacente -sin alimentos ni energía- no se espera que caiga a corto plazo y, con un desempleo de sólo el 5,3%, tienen miedo de que se produzca súbitamente un repunte de la inflación salarial”, explica N+1 SYZ.

¿Qué podría frenar a la Fed a la hora de subir tipos?

Paradójicamente, su único freno hoy por hoy podría estar al otro lado del Océano Pacífico y no dentro de los propios EE. UU. La reciente devaluación del yuan por parte de China supone más deflación para el mundo, es decir, costes más baratos, pero también menores ventas para los exportadores americanos y europeos en dólar y euro, respectivamente. Este factor, junto a la débil macro, podría acabar frenando a la Fed en su decisión de subir los tipos a la vuelta del verano, valoran los expertos de la firma.

Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos