¿Por qué están poniendo énfasis las gestoras internacionales en la inversión en alternativos? Varios casos de estudio


Cada vez más gestoras de fondos están impulsando de distintas maneras su área de inversiones alternativas. Dos grandes motivos están respaldando estos esfuerzos; por un lado, la escasez generalizada de oportunidades para captar rentabilidad extra en el entorno actual del mercado, junto con la ventaja añadida de la baja correlación de las estrategias alternativas con los activos más tradicionales del mercado. Por otro, el avance de la regulación; en el caso del universo alternativo, les afecta de forma directa la normativa AIFMD, que cumplió un año el pasado mes de julio. A pesar del escepticismo inicial, las firmas de gestión han acogido positivamente los cambios que introduce esta nueva regulación, hasta el punto que según una encuesta realizada recientemente por Multifonds, un 87% de encuestados “cree que AIFMD desplazará a UCITS como el estándar internacional de facto para la distribución de fondos de inversión alternativa”, frente al 54% que lo pensaba hace un año (leer más).

Tirar de chequera

Ahora bien, ¿cuáles han sido concretamente los esfuerzos que han realizado las firmas internacionales de gestión? En primer lugar, está el segmento de compañías que ha apostado por el crecimiento vía adquisiciones. En este marco se encuadra por ejemplo Aberdeen; sólo en lo que va de año, la firma escocesa ha anunciado la compra de la firma de capital riesgo FLAG Capital Management y, más recientemente, del hedge fund Arden Asset Management. Andrew McCaffery, responsable global de alternativos de la firma, declaró con respecto a los objetivos de Aberdeen en esta área que “deberá tener mayor potencial para cumplir con los objetivos de largo plazo y reducir la probabilidad de sufrir shocks por el camino. Serán estrategias similares a los hedge funds que ayuden a discriminar entre ganadores y perdedores” (leer más). 

También ha optado por la vía de las adquisiciones Franklin Templeton Investments; la firma estadounidense adquirió en 2012 el proveedor de soluciones de hedge funds K2 Advisors, y lanzó en diciembre de 2014 su primer fondo multiestrategia y multigestor, el Franklin K2 Alternative Strategies Fund. David Saunders, director ejecutivo y fundador de K2, destaca la popularidad creciente de los hedge funds: “Los activos de los  fondos hedge han aumentado de 38.000 millones de dólares en 1990 a 2,8 billones de dólares en 2015, lo que representa un gran cambio en la asignación de activos, quizás el más significativo desde que muchos inversores comenzaron a trasladar su dinero de bonos a acciones a principios de la década de los ochenta”. 

Saunders también constata que esta rotación de dinero no ha sido protagonizada exclusivamente por los inversores institucionales, sino que también se constata la llegada de inversores individuales: “La llegada de estructuras de fondos de alternativas líquidas, que ofrecen estrategias de cobertura mediante un vehículo de fondos mutuos, ha contribuido a impulsar este cambio. Estas estructuras proporcionan un mayor acceso a las estrategias de cobertura y pueden ofrecer beneficios potenciales en cuanto a liquidez, comisiones y transparencia”, explica.

La unión hace la fuerza

La otra gran vía de crecimiento que han elegido las firmas internacionales para reforzar su área de inversión en alternativos ha sido a través de plataformas de distribución. Un gran ejemplo ha sido el encarnado por Lyxor AM, que es además una de las firmas pioneras en esta clase de estrategias. En el último año ha anunciado acuerdos para distribuir en Europa a través de su plataforma UCITS los productos  de varios hedge funds. Philippe Ferreira, responsable de análisis de Lyxor AM, cree que, en un periodo de dos a tres años vista, “cada vez será más compleja la asignación de activos en cartera y la búsqueda de activos con perspectivas favorables”. Por ello, considera que “la gestión alternativa está en un territorio cada vez más favorable, sobre todo las estrategias de valor relativo respecto a las convencionales”. 

Concretamente, su plataforma UCITS ya ofrece siete estrategias con exposición a distintas clases de activos. La más reciente ha sido la alianza con Chenavari Investment Managers para el lanzamiento del Lyxor/Chenavari Credit Fund, una estrategia de crédito europeo long/ short. Los otros productos son fruto de la colaboración de Lyxor con Winton Capital Management, Canyon Capital Advisors, Tiedemann Investment Group, Capricorn Capital Partners, Corsair Capital Management y Lyxor (como gestor del Lyxor Epsilon Global Trend Fund).

Aunque tímida, la recuperación económica en Europa ha servido para que los inversores internacionales vuelvan a prestar atención a los activos inmobiliarios. Es por ejemplo el caso de La Française, que ha trabajado de forma activa en los últimos dos años para reforzar su área dedicada a inversiones en real estate. La firma estableció en 2013 una alianza con Forum Investment Partners que ha dado como resultado el lanzamiento de la sicav LPF Forum Securities Global Real Estate y la adquisición conjunta de Cushman & Wakefield (ahora La Française Forum Real Estate Partners)

No obstante, en el caso particular de La Française se debe matizar que la parte inmobiliaria no es la única en la que quiere crecer; dentro  del ámbito alternativo también ha destacado la compra de la participación del 40% en el proveedor de soluciones multimanager Tages Capital, que se hace cargo actualmente de la gama de fondos de fondos de la firma. Las otras dos patas del plan de expansión de La Française son la renta variable asiática y la inversión socialmente responsable (leer más).  

 

 

 

 

Empresas

Otras noticias relacionadas


Anterior 1
Anterior 1

Lo más leído

Próximos eventos