Tags: Estilo |

Por primera vez, la discapacidad intelectual estará presente en la la Powerade Non Stop 2017


Un equipo de deportistas con discapacidad intelectual de la Fundación A LA PAR, tras largos meses de entrenamientos y preparación con expertos ciclistas, y con más de 2.000 kilómetros en las piernas, van a participar en la prueba deportiva más larga del mundo, con más de 750 inscritos, y que unirá Madrid y Lisboa en menos de 55 horas.

Será el próximo viernes 22 de septiembre a las 12:00 de la mañana, cuando desde el polideportivo Navalcarbón de Las Rozas se dé el pistoletazo de salida a la quinta edición de este reto deportivo extremo.

En concreto, serán cuatro los deportistas de la Fundación A LA PAR los que participen en este desafío: Simón, Antonio, Josué y Julio José. Y será la primera vez que un equipo de personas con discapacidad intelectual forme parte de esta prueba extrema, en la que pedalearán de día y de noche durante las 10 etapas que separan ambas capitales.

A este proyecto, que tiene como objetivo fomentar el deporte inclusivo y que ha surgido por iniciativa de la Fundación Madrid por el Deporte de la Comunidad de Madrid, también se han unido empresas socialmente comprometidas como Tressis.

Ambas entidades, patrocinadoras de este proyecto inclusivo, conseguirán demostrar junto a la Fundación A LA PAR, que trabaja en favor de los derechos y la participación de las personas con discapacidad intelectual en nuestra sociedad, que la discapacidad no es un obstáculo para conseguir ningún reto.

Dos equipos acompañantes, uno formado por los ciclistas expertos y otro formado por directivos de Tressis, recorrerán, junto al equipo de deportistas con discapacidad intelectual de la Fundación A LA PAR, los 770 kilómetros que conforman el recorrido de la prueba, y trabajarán codo con codo para conseguir que estos valientes logren su objetivo en menos de 55 horas.

Para Almudena Martorell, presidenta de la Fundación A LA PAR, la participación por vez primera de deportistas con discapacidad intelectual en esta prueba ciclista de alta exigencia supone que “las personas con discapacidad pueden conquistar todas las metas que se propongan y más cuando el mundo de la empresa y del deporte se unen para conseguirlo”.

Para José Miguel Maté, consejero delegado de Tressis y uno de los participantes que acompañará al equipo de deportistas con discapacidad intelectual este proyecto “es un reto apasionante, requiere organización, sacrificio y entrenamiento, pero sobre todo, voluntad e ilusión, algo que seguro que nuestros ‘valientes’ nos regalarán a lo largo de la prueba. Merece la pena el esfuerzo para conseguir fondos para la escuela de MTB de la Fundación A la Par. Cada kilómetro rodado será un éxito.”

José Antonio González, ex ciclista y gerente de la Fundación Madrid por el Deporte, quien también participará en la prueba considera que “estamos ante un reto bonito, muy exigente, pero sobre todo único. Podemos hacer historia al ser la primera vez que un equipo formado por personas con discapacidad intelectual, se enfrentan a una prueba de este nivel de exigencia y dureza física y mental”.

Un reto en mayúsculas con el que se demostrará que la discapacidad no está reñida con ningún tipo de desafío extremo y con el que se conseguirá crear una escuela de MTB adaptada.

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos