Tags: Latam |

“Podemos aguantar y gestionar la volatilidad si la selección es buena”


El nuevo producto de la boutique barcelonesa, EDM Latin American Equity Fund, mantendrá la misma filosofía de gestión que el resto de vehículos de la casa: la selección de compañías por el alto convencimiento de sus fundamentales y con una visión de largo plazo. De los 30 valores que, normalmente, conformarán la cartera, no hay restricción alguna por parte de Cuadrado a la hora de seleccionar nombres en los que invertir por país de origen, capitalización o sector. No obstante, Brasil, México, Chile y Perú tendrán el gran protagonismo de la cartera, de la que la se verán excluidas las firmas argentinas, única restricción de la política de inversión del vehículo.

Latam dispone de motores a los que exponerse. A juicio de Cuadrado, el desarrollo de servicios terciarios como sanidad o educación, por ejemplo, infraestructuras y servicios financieros genera oportunidades de inversión a tener en cuenta por los gestores. Además, recuerda, “la deuda externa sobre PIB de los países de la región, con excepción de Brasil y otros pocos señalados, es muy baja y la zona, a pesar de su importante contribución al crecimiento del PIB mundial, está infraponderada en el índice MSCI World”. Su extensa población joven y el aumento de su clase media y, por tanto, de su consumo no hacen más que añadir puntos a favor de la zona.

Entre la treintena de compañías que tienen cabida en la cartera del EDM Latin American Equity Fund, se encuentran tanto las locales cotizadas en las bolsas de América Latina como las no locales cuyo negocio resida en Latam. Por ahora, sólo un 10% de los valores pertenecen a este segundo grupo. En el primero, el mayoritario, empresas como la chilena Falabella, la brasileña Embraer y la mexicana Gruma encarnan los ideales de Cuadrado a implementar en su fondo: bien compañías líderes locales que buscan expandirse y consolidarse como líderes regionales, bien firmas que compiten globalmente e, incluso, son ya líderes internacionales.

Además de éstas, las primeras posiciones del fondo van a parar a nombres como Localiza, Dufry, Genomma o Mexichem, resume el gestor de EDM. La capitalización media de las empresas en cartera es de 9.000 millones de dólares (unos 6.520 millones de euros, aproximadamente).

Riesgos y oportunidades de Latam

La normalización de las políticas monetarias en los países desarrollados y el intervencionismo político en Latinoamérica son, quizá, los dos mayores riesgos que Cuadrado detecta para entrar en la región. “La laxitud de los desarrollados se va a ir reduciendo”, anticipa el responsable del EDM Latin American Equity Fund, quien explica cómo políticas populistas como las llevadas a cabo en Venezuela pueden afectar indirectamente al fondo, sobre todo a las compañías invertidas con exposición regional.

Por el contrario, el tinte positivo lo añade el propio stock picking realizado por Cuadrado. “Podemos aguantar y gestionar la volatilidad si la selección es buena”, defiende. En su opinión, el tapering estadounidense beneficia a gestores como él, que invierten de forma directa y con el apoyo de unos sólidos fundamentales. Otros, sin embargo, se acercan a la región a través de ETF, de forma que, cuando el mercado se da la vuelta, éstos arrastran a los valores buenos y a los malos a la vez, una situación que “genera oportunidades de stock picking si sabes lo que haces”. Así, “nuestra gestión del riesgo se solventa con un buen análisis y una buena criba”, justifica.

Alejarse de la intervención política

Aunque la cartera del EDM Latin American Equity Fund poco tiene que ver con el MSCI Emerging Markets Latin America Index, si hubiera que comparar, Cuadrado estaría infraponderado en sectores como utilities, energía, telecomunicaciones y finanzas, “por ser susceptibles de ser intervenidos siempre por los políticos”, y sobreponderado en consumo -cíclico y no cíclico-, industrial y servicios de tecnología y otros especializados.

Lo más leído

Próximos eventos