Tags: Latam |

PIMCO: Qué pueden esperar las economías latinoamericanas en 2015


Cada trimestre, los expertos en inversiones de PIMCO, procedentes de todos los rincones del mundo, se reúnen en Newport Beach —sede de la compañía— para definir las perspectivas de la gestora para la economía mundial y los mercados financieros. ¿Y qué pueden esperar los mercados latinoamericanos en los próximos meses? En general, los expertos de la casa californiana creen que la región registrará un crecimiento medio del 2% interanual y que vivirá una situación mixta en la que algunas economías se verán beneficiadas por la recuperación económica de Estados Unidos mientras que otras se verán lastradas por la desaceleración de la eurozona y de China.

“Creemos que 2015 estará marcado por transiciones clave en las principales economías latinoamericanas”, explica Lupin Rahman, vicepresidenta ejecutiva del equipo de gestión de carteras de mercados emergentes en la oficina de Newport Beach. “En Brasil, el nuevo equipo económico asumirá el poder con la expectativa de devolver la ortodoxia a la política macroeconómica carioca durante el segundo mandato de Dilma Rousseff, mientras que en México entrarán en vigor las reformas del sector energético”.

El aspecto político también resultará relevante en este año que empieza: “En Argentina, las elecciones presidenciales serán objeto de escrutinio por si se produjese cualquier cambio de política con respecto a los bonistas y en Venezuela, las elecciones legislativas nos darán pistas sobre la popularidad del presidente Nicolás Maduro”, señala Rahman.

Todo esto se producirá en un entorno de normalización de las políticas de la Reserva Federal estadounidense (Fed) y con los precios de las materias primas en niveles mucho más bajos de lo previsto. “El precio de las materias primas genera riesgos para la región, dada su elevada dependencia de las exportaciones de petróleo (en Venezuela y Colombia), de los metales y los productos mineros (en Brasil y Chile) y de los productos agrícolas (en Argentina)”.

Sin embargo, la experta destaca que la mayoría de los países de la región registran bajos niveles de deuda externa, mantienen elevadas reservas en divisas, aplican tipos de cambio flexibles y cuentan con balanzas fiscales y por cuenta corriente, en general, equilibradas, lo que debería amortiguar el impacto a corto plazo.

Inflación moderada

A diferencia de lo que sucede en Europa, la inflación sí supone una amenaza para las economías latinoamericanas. El escenario que manejan los expertos de PIMCO es que, a excepción de Argentina y Venezuela, que seguirán registrando hiperinflación, en el resto de la región el crecimiento de los precios se frenará cerca del 4% y algunas economías podrían incluso sufrir presiones desinflacionarias como resultado del exceso de capacidad y la caída de los precios de las materias primas.

“Esperamos que la normalización de la política monetaria de Estados Unidos impulse a los bancos centrales latinoamericanos a aumentar también sus tipos de interés”, afirma Rahman, “lo que podría frenar la depreciación de las divisas de la región y mantener la inflación bajo control”.

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos