Tags: Latam |

Perú, país minero y de oportunidades de inversión


La frase del título no puede ser más cierta. Una larga tradición en el Perú sustenta el amplio conocimiento de la actividad minera por parte de empresas, personas e inversionistas, y los resultados de los últimos años favorecen la elección de Perú como uno de los destinos más atractivos para la minería.

Es conocido que Perú ha mostrado en los últimos 20 años una evolución económica muy favorable, y el desempeño macroeconómico brinda un entorno propicio para la inversión. Existen numerosos ejemplos de compañías exitosas en su incursión en el país, incluyendo empresas mineras.

Actualmente más de 100 empresas mineras junior, principalmente canadienses con acciones negociadas en la Bolsa de Toronto (TSX), desarrollan trabajos de exploración en el Perú, con proyectos de oro, plata, cobre, zinc o uranio. Los principales retos que enfrentan están en el ámbito social y en el acceso a financiamiento. Veamos algunas ideas sobre estos puntos.

El reto social

El Perú es un país muy diverso. Existen diferencias marcadas entre las poblaciones de los departamentos del norte del país (Cajamarca, La Libertad), los del altiplano (Puno) y los del sur (Arequipa, Tacna). Cada proyecto es único. En cada región es posible encontrar casos exitosos de desarrollo de minería, contrapuestos a algunos otros donde el conflicto es latente y existe oposición de parte de la población.

Un marco legal nuevo hará referencia al concepto de “Consulta Previa”, añadiendo algo de complejidad al desarrollo. Pero es muy importante señalar que los casos donde existe conflicto son menos numerosos que los trabajos exitosos, usualmente poco conocidos donde la exploración y la minería han avanzado con éxito. El país debe hacer un esfuerzo por divulgar en cada región los beneficios que llegaron a la población cuando hubo diálogo y respeto en el desarrollo minero.

Un ejemplo es el desarrollo de la mina de oro La Arena, en el departamento de La Libertad, en el norte del país. La empresa Río Alto Mining (TSX: RIO) desarrolló con éxito este proyecto en una región donde, en el vecino departamento de Cajamarca, hay oposición al Proyecto Conga y donde muy cerca existe también minería ilegal. Es impresionante ver cómo en unos pocos años el proyecto se desarrolló con un impacto positivo en la población, con una estrategia adecuada que continúa expandiendo la capacidad de la mina. Algo similar ocurrió en el departamento de Moquegua, donde el Gobierno Regional lideró un efectivo diálogo para el desarrollo del proyecto Quellaveco, cuyas contribuciones al desarrollo de la región serán muy positivas.

Financiamiento peruano

En los últimos años se ha visto un incremento en la aversión al riesgo, y con ello la disponibilidad de capital para exploración minera se ha reducido. Pero, es importante mencionar que el mercado de capitales peruano está en proceso de desarrollo, y la Bolsa de Valores de Lima (BVL) tuvo un gran acierto en el desarrollo de un segmento de capital de riesgo, que ha permitido a varias mineras junior tener un listado dual de sus acciones en TSX y la BVL y, así, obtener recursos de inversionistas peruanos.

Este es un desarrollo prometedor: los inversionistas peruanos tienen conocimiento de la inversión en exploración, y han financiado de manera exitosa los trabajos de mineras junior como: río Alto Mining (TSX: RIO), Minera IRL (AIM: MIRL), Panoro Minerals (TSX: PML) o Duran Ventures (TSX: DRV). Actualmente hay 15 mineras junior listadas en la BVL, lo que en el marco del creciente desarrollo del Mercado Integrado Latinoamericano (MILA), -del cual forman parte las bolsas de Perú, Chile, Colombia y posiblemente México-. Perú es un líder para el sector minero. Las perspectivas para obtener financiamiento de riesgo en la región latinoamericana a través de la BVL son muy favorables, y un crecimiento en este mercado otorgará una mayor liquidez a estas inversiones. 

En el pasado mes de marzo se realizó en Toronto-Canadá, una nueva edición de la convención del Prospectors & Developers Association Of Canada (PDAC), la asociación canadiense que agrupa a los profesionales de minería enfocados en exploración y desarrollo minero. Perú tuvo siempre una participación destacada en este evento.

Las personas vinculadas al sector minero conocieron del potencial, y saben identificar oportunidades de interés. Los inversionistas conocieron más de un país que crece afrontando muchos retos, pero que proporciona un entorno muy positivo y excelentes proyecciones, con acceso a mano de obra calificada, infraestructura creciente y disponibilidad de energía. Conocer los casos peruanos exitosos siempre permitirá formarse una opinión adecuada para evaluar decisiones de negocio en este país, donde todo parece indicar que las oportunidades seguirán por un buen tiempo.

 

 

 

Lo más leído

Próximos eventos