Tags: Latam |

Perú, evolución del sistema privado de pensiones: dinamismo económico y opciones de ahorro en el mercado


A finales de los años noventa, este sistema quebró, producto del manejo deficiente de la administración pública, lo cual lo hacía insostenible. En 1992, se creó el Sistema Privado de Pensiones, que permitió el funcionamiento de las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) -las cuales son supervisadas por la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP- que otorgan a sus afiliados las prestaciones de Jubilación, Invalidez, Sobrevivencia y Gastos de Sepelio.

Para ingresar, cada trabajador debe abrir una cuenta individual en la que se registrarán sus aportes, así como el total de la rentabilidad ganada, lo cual permite que reciban una mejor pensión. En la actualidad, en Perú podemos elegir entre cualquiera de estas dos opciones. El porcentaje obligatorio de ahorro es el 10% del salario del trabajador.

A través de las AFP, se pueden escoger tres tipos de opciones de inversión, de acuerdo a la edad y tolerancia al riesgo del afiliado. La edad de jubilación está establecida en 65 años.

Las opciones son:

•Fondo 1: Fondo de Preservación de Capital, orientado a personas ya próximas a jubilarse y cercana a los 60 años, con un componente de 90% en bonos y 10% en Acciones.

•Fondo 2 o Mixto: orientado a personas con un perfil conservador, 55% en bonos y 45% en acciones.

•Por último, el Fondo 3: denominado Fondo de Apreciación de Capital o Crecimiento, compuesto por un 20% en Bonos y 80% en acciones. Este último fondo está orientado a personas menores de 45 años, cuyo horizonte de inversión es amplio y permite adquirir en mayor cantidad productos con grados de maduración superiores a 10 años como son las acciones.

En virtud del crecimiento económico exponencial y sostenido que ha presentado Perú en los últimos años, el fortalecimiento de su moneda, frente a la depreciación del dólar, es mayor la cantidad de personas que cuentan con excedentes que los motivan a buscar en el mercado mejores opciones de ahorro para resguardar su dinero. Para que el dinero ahorrado cubra al menos la pérdida del valor en el tiempo (inflación) se deben buscar opciones que superen el 4% anual. La banca tradicional ofrece en el mejor de los casos, la colocación en una cuenta de ahorros, el 2,5% anual menos las comisiones de portes y mantenimientos. Existen otras opciones como colocaciones a plazo fijo, ofreciendo hasta un 6,5% de rentabilidad anual sin la posibilidad de movilizar el dinero por un tiempo determinado, ya que dicha rentabilidad se vería castigada en caso de que hubiere un rescate anticipado.

Las AFP se han convertido en una excelente opción de ahorro, ya que los tres tipos de Fondos, que son de carácter obligatorio, dan la opción de abrir cuentas con categoría Voluntaria, escogiendo el tipo de fondo de acuerdo al horizonte de inversión y al objetivo que se le pretende dar al dinero, ofreciendo tasas de rendimiento superiores a las antes mencionadas.

Desde, 1999 existen alternativas de Inversión en Perú de los Fondos Mutuos, teniendo así la posibilidad de diversificar el capital en varios tipos de Fondos que van desde el más cauto y conservador, con alto componente de bonos de gobierno y muy poca volatilidad, que se corrige rápidamente en el tiempo, pasando por fondos balanceados, hasta llegar a los más agresivos con alto componente de acciones de grandes empresas. Desde mayo de 2011 existe la opción de invertir en el Mercado Integrado Latinoamericano (MILA), con posibilidades de compra de acciones peruanas en el sector minero, petroleras de Colombia y de retail en Chile.

El dinamismo económico de los últimos años en Perú ha hecho que se convierta en una plaza muy apetecida por inmigrantes, ya que el empleo ha crecido de manera importante. Los activos se han revalorizado y esto impulsa el ahorro, que aumenta de la mano del crecimiento económico. Según el BCR, a octubre de 2012, los ahorros compuestos por depósitos en bancos, Fondos de AFP, participación en Fondos Mutuos y adquisición de Pólizas de Seguros, ascendió a 252.445 millones de Soles, lo que significa unos 33 millones más que el año anterior, un incremento del 15%.

Para finalizar, en estos momentos, la Ley de Pensiones Peruana está sufriendo una reforma que, según el gobierno, busca beneficiar al afiliado, haciendo un cobro de administración por parte de las AFP de manera más justa, aunque ésta no es del todo clara. Tendremos que esperar a que el año que acaba de comenzar despeje muchas dudas al respecto.

 

 

 

Lo más leído

Próximos eventos