Perspectivas para 2015: hablan tres gurús de Franklin Templeton


¿Qué planes tienen Mark Mobius, Michael Hasenstab o Grant Bowers para 2015? La proliferación de documentos de gestoras internacionales con sus pronósticos para 2015 no ha hecho más que empezar, y Franklin Templeton Investments no se ha quedado atrás a la hora de compartir sus planes para el próximo ejercicio. La firma ha optado por reunir las principales visiones y perspectivas para el año que viene de tres de sus principales gestores, dividiéndolas en tres bloques temáticos: países emergentes, renta fija global y renta variable estadounidense. Un pequeño anticipo: en las previsiones que puede consultar a continuación ocupan un lugar destacado conceptos como divergencia monetaria, dispersión y cambios en el liderazgo político. 

Emergentes: Mark Mobius

Mark Mobius, presidente ejecutivo de Templeton Emerging Markets, utiliza dos argumentos a favor de las naciones en vías de desarrollo: crecimiento superior al del mundo desarrollado y reformas en muchos de los países emergentes (entre ellos China, India, Indonesia, México y Corea del Sur. “Las medidas de reforma han conllevado algunos costes momentáneos, pero creemos que si los gobiernos logran sacarlas adelante, los beneficios a largo plazo no tardarán en trasladarse a las cifras de crecimiento económico. El hincapié en la disciplina del mercado también podría crear un vínculo más estrecho entre el crecimiento de los mercados emergentes y la rentabilidad de las empresas”, indica el gurú.

La otra temática sobre la que Mobius hace hincapié para 2015 es la incidencia de las nuevas tecnologías en el desarrollo económico, especialmente el de mercados frontera: “Algunas tecnologías basadas en comunicaciones móviles e Internet en particular ofrecen a los países menos avanzados la oportunidad de ponerse al día en la evolución económica de mercados más maduros y migrar directamente a sistemas modernos eficientes”. Pone el ojo especialmente en el continente africano, tanto por el potencial de desarrollo derivado de esta megatendencia como porque también presenta un buen perfil demográfico, abundantes recursos naturales y bajos niveles de partida en términos de PIB. 

En el capítulo de riesgos, el gestor alude al declive económico de Rusia y Brasil y a la deriva política que han experimentado ambos países en 2014. También le preocupan posibles tensiones que pueda causar China por su presencia militar en zonas limítrofes con Japón y cualquier efecto sobre el mundo emergente del endurecimiento de la política monetaria estadounidense. En conclusión, el presidente ejecutivo del grupo de mercados emergentes de Templeton no abandona su optimismo: “En nuestra opinión, las valoraciones de las acciones, ofrecidas a descuento respecto a las de mercados desarrollados, no reflejan exactamente el potencial que presentan los mercados emergentes”.

Renta fija global: Michael Hasenstab

Michael Hasenstab, director de inversores de renta fija global, centra su análisis en los últimos (y extraordinarios) movimientos de algunos bancos centrales y anticipa más fuego cuantitativo por parte del BCE para reavivar el crecimiento y la inflación en Europa. “A pesar de la moderación del crecimiento en Europa, conviene recordar que este continente nunca ha sido un motor clave del crecimiento mundial”, afirma. 

Más importancia otorga a la creciente diferenciación entre distintas economías emergentes, una tendencia que cree que se va a acentuar, por lo que recomienda a los inversores identificar las naciones con balances saneados y sólidas perspectivas de crecimiento. El experto hace extensiva esta diferenciación a las divisas de distintas naciones en proceso de industrialización y advierte de que la dispersión puede acentuarse dependiendo del fortalecimiento de la economía estadounidense y del calendario de subida de tipos.

El segundo punto que centra el discurso de Hasenstab es el colosal programa de estímulos que ha ampliado recientemente el Banco de Japón y que ya equivale al tamaño del QE3 de la Fed. “Esta enorme cantidad de liquidez tiene implicaciones importantes para los mercados globales en 2015, ya que el dinero impreso en Japón probablemente no se quede en el país, sino que se expandirá por todo el mundo. Aunque la QE de Japón favorece a los activos globales de riesgo, creemos que podría contribuir a una mayor depreciación del yen”, indica al respecto. 

Dentro del bloque asiático también tiene palabras para China: “Seguimos viendo indicios de un cambio saludable en la composición del crecimiento económico del país, con una expansión del consumo más robusta y sostenible”. Aunque admite que el ritmo de crecimiento del gigante asiático se ha ralentizado, recuerda que la economía china hoy es más grande que hace diez años y confía en que “la demanda agregada global no debería verse terriblemente afectada por la moderación de la tasa de crecimiento de China durante el próximo año”.

Para acabar, Hasenstab explica las claves de su posicionamiento para 2015, con el objetivo en mente de “salir airosos de lo que creemos será un entorno de subidas de tipos”. Así, prefiere la corta duración, aunque también apunta a una correlación negativa con los rendimientos del Tesoro estadounidense. Paralelamente, se están buscando activamente oportunidades que permitan generar retornos atractivos sin asumir un riesgo de tipos de interés indebido, y también está buscando valor en los mercados de divisas y renta fija de determinados países de mercados emergentes.

Renta variable americana: Grant Bowers y Matthew J. Moberg

La solidez del tejido empresarial  (con beneficios y tesorería en niveles récord) y la recuperación del consumo (gracias a la mejora del mercado laboral y la caída de los precios de la energía) son los dos grandes argumentos de los gestores y analistas Grant Bowers (en la imagen) y Matthew J. Moberg para seguir apostando por la bolsa de EE.UU.

Pero no son los únicos, ya que ambos expertos consideran que todavía va a haber políticas monetarias laxas para rato: “El entorno predominante de baja inflación, la solidez del dólar estadounidense y la lenta mejoría del mercado laboral podrían permitir que se aplazase la decisión de subir de forma significativa los tipos de interés”.  

Ninguno de los gestores se pronuncia sobre si la bolsa está cara o barata, pero comentan al respecto que “de cara al futuro, los sólidos fundamentales de las empresas estadounidenses deberían seguir respaldando los niveles actuales de valoración; y la renta variable tenderá a evolucionar en función del crecimiento de los beneficios y las decisiones de distribución de capital que adopten los equipos directivos de las empresas”. Eso sí, advierten que podría repuntar la volatilidad como consecuencia de cambios en políticas monetarias o por tensiones geopolíticas. 

Bowers y Moberg destacan entre los sectores donde perciben oportunidades el tecnológico, atención sanitaria, bienes de consumo e industriales. A más largo plazo, admiten estar evaluando inversiones en tendencias nuevas y emergentes como los coches sin conductor, la impresión en 3D, la energía alternativa, la iluminación LED y la secuenciación del ADN. 

En base a estos motivos, ambos expertos concluyen: “Los fundamentales del mercado bursátil estadounidense nos siguen pareciendo sólidos, dada la pujanza de los beneficios empresariales y la mejoría del consumo privado. Creemos que existen un sinfín de oportunidades en el mercado actual y que las perspectivas son halagüeñas para las acciones de crecimiento estadounidense en 2015 y más adelante”. 

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Anterior 1
Anterior 1

Lo más leído

Próximos eventos