Tags: Latam |

Perspectivas del mercado de renta variable - 2014


¿Cuáles fueron nuestras previsiones para 2013?
Anticipamos que el proceso de desapalancamiento provocaría un débil crecimiento económico sostenido en el universo desarrollado. Creemos que esta previsión se reveló acertada, ya que, pese a la aceleración del crecimiento económico experimentada a lo largo del año, las tasas de crecimiento del PIB se mantuvieron en niveles relativamente bajos.

También anticipamos que los mercados seguirían probablemente tambaleándose, alternando optimismo y desesperación. Si bien fuimos testigos de más optimismo que de desesperación durante el año, no deberíamos olvidar que el anuncio anticipado de la reducción gradual de los estímulos en EE. UU. en septiembre desató el nerviosismo en los mercados, sobre todo en los países emergentes que exhibían elevados déficits por cuenta corriente. Además, pronosticamos que las valoraciones de la renta variable serían atractivas. Esto también resultó correcto.

Por último, previmos que la selección de valores sería un factor determinante para la generación de rentabilidades. Teniendo en cuenta que el mercado japonés avanzó un 50% en moneda local (superando considerablemente al resto de países), la asignación de activos y la selección de valores individuales generaron sólidas ganancias.

¿Qué supone todo esto para la renta variable en 2014?

Consideramos que resulta primordial centrarse en las restantes (y numerosas) oportunidades. El mercado estadounidense registró un buen comportamiento en 2013, con un alza de más del 30% en moneda local, pero creemos que las empresas de EE. UU. todavía revisten atractivo. En nuestra opinión, la economía estadounidense puede acelerar aún más. Cabe destacar que el país se ha consolidado como líder en innovación, lo que resulta crucial. Por otro lado, los costes se mantienen bajo control, principalmente los energéticos, gracias a la ventaja competitiva que ha conferido la revolución del gas de esquisto al país.

Existe asimismo una capacidad productiva ociosa en el mercado de trabajo, por lo que los márgenes deberían mantenerse elevados. No obstante, no deberíamos olvidar que, en la actualidad, EE. UU. es el país más caro del universo desarrollado y, por lo tanto, algunas de estas ventajas ya están incorporadas en los precios del mercado.

Los valores europeos han repuntado gracias a la mejora económica, sobre todo durante los meses de verano de 2013, pero creemos probable que cualquier nuevo avance hacia la recuperación se hará a paso lento. Así pues, aunque no deberíamos mostrar demasiado entusiasmo por los niveles de recuperación que observamos en Europa, el Viejo Continente se encuentra, por lo menos, en la senda hacia la normalización. En otras partes del mundo, como Japón, el término «normalización» es relativo, pues lo que está sucediendo bajo el paraguas de la «Abenomics» constituye una revolución más que una evolución.

Mientras tanto, los mercados emergentes se enfrentan a importantes retos, especialmente acusados en el caso de los países con déficits por cuenta corriente. Estas economías, a nuestro parecer, seguirán viéndose afectadas por la reducción gradual de los estímulos en EE. UU. en 2014.

Principales temas en los mercados de renta variable

Por lo que respecta a nuestras carteras de renta variable, nos estamos centrando principalmente en cuatro grandes temas que, a nuestro juicio, seguirán prevaleciendo en 2014.

En primer lugar, la revolución energética en EE. UU. está provocando una reducción de los precios del gas y del petróleo, lo que está favoreciendo a su vez a la economía del país. Los beneficiarios de la revolución del gas de esquisto eran, en un principio, las empresas de exploración y de servicios estadounidenses, pero ahora constatamos que los usuarios también se están beneficiando a medida que progresa el ciclo.

En segundo lugar, «el contenido es el rey» y el valor del contenido va en aumento, mucho más que los medios de transmisión. Entre los valores que se benefician de este tema se incluyen empresas como Comcast, compañía de televisión por cable, información y medios de comunicación con sede en Estados Unidos.

En tercer lugar, la «Abenomics» representa otro tema destacado, que abordaremos con mayor detalle más abajo. Las empresas que se benefician actualmente de la Abenomics son, entre otras, Sekisui Chemical, Fuji Media, Nomura y Sumitomo Mitsui Trust. Por último, estamos plenamente convencidos de que la innovación constituye un motor del crecimiento, sobre todo cuando las compañías cuentan con poder de fijación de precios. Entre las compañías que se benefician de este tema se encuentran Priceline.com, eBay, Mastercard, Google y Facebook.
La revolución de la «Abenomics» japonesa

Nos mostramos optimistas en cuanto a la Abenomics. El primer ministro japonés, Shinzo Abe, ha puesto en marcha una agresiva política monetaria, que incluye un programa de estímulo de gran envergadura. Abe pretende duplicar la base monetaria en un periodo de dos años y, al mismo tiempo, alentar la depreciación del yen. Las políticas fiscales también revisten un carácter expansivo y cuentan con un presupuesto especial de 13 billones de yenes. Se han propuesto diversas medidas en relación con la oferta con el fin de mejorar la productividad y la competitividad mediante acuerdos comerciales, medidas de inmigración y reformas laborales. Una de esas reformas está destinada a aumentar el número de mujeres en la población activa del país. Por otro lado, los tipos de interés se mantienen en niveles bajos.

No obstante, los sindicatos nipones están comenzando a reivindicar aumentos salariales, lo que supone un significativo cambio de actitud. Aguardamos nuevos datos sobre la política de crecimiento del país y también prestamos atención a las dificultades que plantean los factores demográficos, que podrían suponer un gran obstáculo.

El tercer pleno de China

Seguimos con gran interés el tercer pleno de China, celebrado recientemente, donde se habló largo y tendido sobre una economía en la que el mercado desempeñará un papel cada vez más decisivo, si bien el calendario de dicha transformación es todavía incierto. A medida que la economía del país asiático gira desde la infraestructura al consumo, podría resultar más difícil para las autoridades ejercer el control, y determinadas compañías (como algunas empresas estatales) podrían no salir beneficiadas de los cambios resultantes. La renta variable china podría finalmente registrar una revalorización si las reformas resultan satisfactorias.

Énfasis en las oportunidades

Recientemente asistimos a un «Día del inversor» para uno de nuestros principales clientes, en el que se señaló que las decisiones de inversión defensivas se revelaban insuficientes en un mundo que prestaba una mayor atención a las oportunidades.

Coincidimos totalmente con esta visión, pero quisiéramos enfatizar la última palabra de esa frase: oportunidades. Pese a la excelente rentabilidad registrada por los mercados de renta variable en 2013, consideramos que todavía pueden encontrarse oportunidades en 2014.

Lo más leído

Próximos eventos