Tags: Latam |

Para invertir en Asia, mejor una estrategia centrada en el dividendo


Según explica el experto en un artículo, la apreciación del capital viene dada por varios factores, si bien en algunas ocasiones éstos ni siquiera responden a cuestiones relacionadas con los fundamentales, sino a aspectos como la confianza o la liquidez. “Los dividendos están directamente vinculados al crecimiento económico, ya que la situación macroeconómica de un país o región es el motor clave para los beneficios de una empresa”. A su juicio, el dividendo supone un claro efecto señalizador sobre la salud de las empresas que sirve para detectar dónde están las mejores oportunidades.

En su opinión, hay dos cosas muy importantes a tener en cuenta sobre los directivos de las compañías. “La primera es que conocen las perspectivas de futuro de la empresa mejor que cualquier inversor externo. La segunda, que odian recortar los dividendos, al ser un movimiento que suele ser mal recibido por parte del mercado”. Por este motivo, King Fuei Lee considera que, cada vez que una empresa desembolsa un dividendo elevado, sus responsables están expresando claramente que las ganancias esperadas de cara al futuro son lo suficientemente fuertes como para mantener un ratio de ‘pay-out’ elevado.

Otro de los factores que hace atractivo un enfoque centrado en el dividendo es el referente al gobierno corporativo. “Nos hemos encontrado que existe una relación positiva entre los estándares de gobernanza corporativa y los ‘pay-outs’. Al devolver el exceso de efectivo a los accionistas en forma de dividendo, las empresas evitan caer en la tentación de despilfarrar ese dinero en inversiones que no creen valor para la empresa”, afirma el experto. Del mismo modo, King Fuei Lee destaca que, mientras las hojas de los balances son cifras que se pueden manipular, los dividendos no, dado que éstos se pagan a partir de un flujo libre de caja real.

“Aunque los beneficios de invertir en dividendo no son exclusivos de Asia, los efectos de señalización que ejercen son más fuertes en esta región. Esto es lo que ha hecho que la estrategia asiática haya batido a las implementadas en el resto del mundo”. Así, aplicarla en Asia–en su opinión- arrojaría un resultado más favorable que hacerlo en Europa, Estados Unidos o Japón. En lo que respecta al Schroder ISF Asian Equity Yield, el fondo cosecha una rentabilidad en lo que va de año que supera ligeramente el 20%, porcentaje que duplica el comportamiento que registra el índice MSCI AC Pacific ex Japan en el mismo periodo.

Lo más leído

Próximos eventos