Oportunidades en países emergentes: cuatro puntos de vista de Schroders


Después de las reflexiones de Bob Jolly sobre macroeconomía y los consejos de expertos como Steve Cordell en renta variable, Schroders completa su dossier de perspectivas de inversión para 2015 con una prolija recopilación de los puntos de vista de sus expertos en mercados emergentes, tanto desde el lado de la renta variable como de la renta fija. En este universo de inversión, se puede afirmar que la gran apuesta de la firma británica para el año que viene va a concentrarse en los mercados asiáticos, por lo que también se aportan visiones sobre renta fija asiática y, de forma más específica, en renta variable china.

Allan Conway, responsable de renta variable emergente

El mundo emergente afronta 2015 con una mezcla de optimismo y escepticismo. O, como indica Allan Conway, con un optimismo cauto. La razón es que, por un lado, este conjunto de naciones deberían beneficiarse del ciclo de recuperación económica, dado que presentan betas más elevadas.

Sin embargo, el experto constata que el incremento de las exportaciones está silenciado, y la demanda de importación de materias primas se ha debilitado. Esto lleva a Conway a expresar su creencia de que “los inversores deberían prestar atención al motor de crecimiento primario de la demanda doméstica, junto con las ramificaciones potencialmente positivas de la implementación de reformas, para un entorno económico positivo y un catalizador de crecimiento de beneficios en 2015”. 

El responsable tiene presente el inminente comienzo del ciclo de subida de tipos en Estados Unidos, que califica como principal desafío para el mundo en vías de desarrollo para el año que viene, especialmente sus posibles ramificaciones. Recuerda por ejemplo que, históricamente, un dólar fuerte ha provocado retornos relativos inferiores en los emergentes respecto a mercados desarrollados. No obstante, objeta que “el dólar ya se ha fortalecido abruptamente tomando como base el tipo de cambio real y creemos que es improbable que siga apreciándose a ese ritmo en 2015”.

Adicionalmente, asevera que “las preocupaciones se han puesto de sobra en precio”. Así, observa que las valoraciones son atractivas, ya que el MSCI Emerging Markets está cotizando con un PER de 10,5 veces, que supone un 10% de descuento respecto a su media histórica y un 50% de descuento sobre el S&P 500 si se toma como referencia el PER de Shiller, lo que supone el mayor descuento del mercado emergente en cerca de una década. Por otra parte, recuerda que la renta variable suele comportarse bien en las primeras fases del ciclo de subidas de tipos. 

Así, aunque desde Schroders no le dan la espalda a los posibles efectos negativos de las subidas de tipos de interés en Estados Unidos, para este experto los principales riesgos que afronta la renta variable emergente se concentran en el conflicto geopolítico entre Ucrania y Rusia y en Oriente Medio “aunque, dada la naturaleza de las crisis actuales, es probable que cualquier deterioro significativo en cualquier situación tenga un impacto más global que ramificaciones específicas sobre mercados emergentes”.

James Barrineau, co responsable de renta fija emergente

En el terreno de la renta fija, James Barrineau subraya la creciente divergencia entre países: “El universo está prácticamente dividido entre países con tendencias positivas y negativas en términos de comercio, déficit por cuenta corriente superior al 3% y tipos de cambio por encima o por debajo de sus medias de diez años”.

En base a estas observaciones, constata que los precios inferiores de las materias primas beneficiarán a los países de Asia emergente y perjudicará al resto. “Incluso países vistos normalmente como pilares de rectitud política como Colombia están afrontando actualmente déficits por cuenta corriente”, observa.

Éste contrapone los países en vías de desarrollo cuyos ingresos están en peligro por su fuerte dependencia de la evolución del precio del crudo (Nigeria, Venezuela y Rusia) frente a naciones exportadoras de otro tipo de commodities (Chile e Indonesia): “En realidad están notando los beneficios de los precios más bajos del petróleo, que más que compensa el impacto de los precios inferiores en las materias primas que exportan”.  El representante de Schroders advierte de que la caída de los precios de las commodities y la fortaleza creciente del dólar obligará a muchos países de Latinoamérica a depreciar su divisa.

Barrineau también comenta algunos cambios de liderazgo político vistos este año. Para él los casos más destacados son India e Indonesia por su impacto positivo, al abrir la puerta a reformas largamente pospuestas. “Incluso en Brasil, el retorno de una presidenta decepcionante puede llevar a reformas simplemente por pura necesidad, al conducir la débil política fiscal a una completa dependencia de la política monetaria que sólo ha servido para exacerbar las previsiones de crecimiento recesivo”. Barrineau predice que “Argentina casi seguramente verá un líder mejor acogido por los mercados en las elecciones que celebrará a finales de 2015”.

A pesar de la complejidad de los problemas que afronta el mundo emergente, la postura del experto es que su deuda “todavía podría producir retornos satisfactorios si se compara con el universo de renta fija global”. Barrineau recuerda que la mayor parte de renta fija emergente tiene rating con grado de inversión y está cotizando con primas en línea con los bonos estadounidenses. El experto anima a invertir siendo selectivo, ya que observa que la deuda local ha perdido atractivo en detrimento de la denominada en dólares, pero que asimismo están bajo presión la deuda soberana de países productores de petróleo (Venezuela y Nigeria) y en general la deuda emergente high yield (también la corporativa) denominada en dólares por su fuerte exposición a las materias primas.


Rajeev De Mello, responsable de renta fija asiática

De Mello defiende que la suma de una recuperación global lenta, con precios bajos en las materias primas y baja inflación debería seguir favoreciendo a las economías asiáticas: “Como una región con fuerte crecimiento doméstico, Asia sigue siendo beneficiara de las políticas monetarias laxas”, sentencia.

El experto va más allá al afirmar que tanto las divisas como los bonos asiáticos conservarán su atractivo, al seguir contando con el apoyo de factores cíclicos (la fase actual del ciclo económico global, con precios bajos del petróleo, baja inflación y tipos muy bajos) y estructurales (demografía y reformas).

“Mientras que el ritmo de emisiones ha sido fuerte, la deuda corporativa asiática ofrece una rentabilidad sustancial frente a emisores con ratings similares en Europa y Estados Unidos. Esta combinación de crecimiento moderado y baja inflación debería mantener las tasas de impago bajo control en la región”, asevera De Mello. El experto reitera que “los bonos pueden proporcionar una diversificación astuta a la renta variable", al tiempo que recuerda que "la rentabilidad de los bonos asiáticos sigue siendo significativamente más elevada que la de los bonos de mercados desarrollados”.

Louisa Lo, responsable de renta variable china

Louisa Lo espera para 2015 un panorama similar al que ha dejado China en 2014, con una progresiva ralentización del crecimiento económico y esfuerzos continuados a través de reformas por cambiar el modelo económico del país, así como la continuación de la campaña anticorrupción emprendida por el gobierno de Xi Jinping. “Las políticas y reformas continuarán caracterizando significativamente a China, y aunque seguimos escépticos con los efectos de las reformas sobre empresas estatales, todavía esperamos encontrar oportunidades selectas en valores, aunque evaluando el impacto de las políticas y progresos sobre negocios específicos, en vez de invirtiendo de forma temática y por sectores sin hurgar en dinámicas específicas y fundamentales de las compañías”, indica al respecto.

En este entorno, la experta apuesta por las compañías que representan a la Nueva China o Nueva Economía (videojuegos, comercio online, medios de comunicación…) y habla de la posición cada vez más dominante de las compañías chinas de internet. “La innovación y nuevas tecnologías en los sectores de servicios están cambiando fundamentalmente cómo funciona el mundo, desde el comportamiento comprador de la emergente clase media a las operaciones de grandes corporaciones multinacionales y globales”, señala al respecto.
Para Lo, los peligros vienen de la banca paralela o shadow banking y el debilitamiento del sector inmobiliario fuera de los núcleos urbanos más populares y populosos.

Empresas

Otras noticias relacionadas


Anterior 1
Anterior 1

Lo más leído

Próximos eventos