Oportunidades de inversión en renta variable china en 2015


Es un hecho el que los inversores internacionales se ven cada vez más atraídos por el mercado de acciones chinas Clase A y buscan oportunidades de negocio ante las perspectivas de crecimiento de 2015. En general, el fuerte rendimiento que este sector de renta variable ha registrado últimamente se ha debido en parte a los planes de reformas estructurales del gobierno chino y al programa de conexión bursátil Hong Kong–Shanghai. Pero vayamos a los detalles sobre la serie de factores que impulsan el fuerte desempeño de este tipo de acciones.

Reformas estructurales

La implementación del programa de reformas por parte del gobierno chino demuestra el compromiso de las autoridades de mejorar el marco institucional del país para lograr un crecimiento sostenible a largo plazo. En este sentido, Pekín ha tomado medidas de gran envergadura para reducir la complejidad y mejorar la transparencia del sector financiero. Entre ellas se destacan las medidas drásticas para combatir la corrupción y la implementación de una reforma que permite a los gobiernos locales financiarse de manera directa sin tener que recurrir a instituciones intermediarias. 

El gobierno chino y el banco central cuentan con la capacidad y la determinación para alcanzar sus objetivos de crecimiento. Con el fin de contrarrestar la ralentización económica, éstos han venido adoptando medidas de flexibilización monetaria y acelerando los procesos de financiamiento a los proyectos de infraestructura. Los mercados de renta variable han reaccionado positivamente a estos acontecimientos.

El Banco Popular de China (PBoC) ha estado muy activo este año aplicando políticas segmentadas e inyectando liquidez en los bancos. Creemos que la entidad reducirá el binomio de reserva requerido (RRR) y recortará las tasas de interés, mientras busca generar un nivel de demanda sostenible en la economía y protegerse contra los crecientes riesgos deflacionarios. La reducción del RRR amplía la capacidad de los bancos para otorgar créditos en la economía real. A pesar de que el PBoC redujo el RRR para un grupo selecto de bancos a principios de año, creemos que ahora lo realizará a nivel más generalizado. Mientras que la banca informal pasa a un segundo plano, la responsabilidad ahora yace sobre la banca formal para proporcionar el financiamiento a la economía, lo que hace que necesite el mayor respaldo posible por parte del banco central.

El renminbi se depreció ligeramente en noviembre, lo que mejora la competitividad de las exportaciones chinas. Las exportaciones ya habían crecido rápidamente durante el período de apreciación de la divisa china. Ahora esta última depreciación debería contribuir a la expansión económica, estando en línea con las medidas de flexibilización monetaria implementadas por el banco central.

Liberalización de los mercados

A principios de mes abrió la conexión bursátil Hong Kong–Shangai, que permite a los inversores extranjeros acceder al mercado de renta variable local chino a través de Hong Kong. Esta iniciativa representa la apertura más importante del mercado de valores chino. Durante el primer día de trading, las transferencias de capitales de Hong Kong hacia el centro bursátil de China continental, alcanzaron el límite diario establecido, reflejando cuán sólida es la recluida demanda por la exposición a la renta variable china. Al lanzamiento de esta conexión bursátil, debe sumársele la exención impositiva a extranjeros sobre los beneficios de capital durante un período de tres años y el levantamiento del techo cambiario entre el dólar de Hong Kong y el yuan para residentes de Hong Kong. Estas medidas reflejan la voluntad del gobierno para liberar los mercados financieros.

China está cerca de lanzar un programa de seguros de depósitos en todo el país. De esta forma, el gobierno busca ser el garante ante la posibilidad de que un banco se declare en suspensión de pagos. Creemos que fortalecerá el marco institucional del sector bancario y será un importante paso hacia una mayor liberalización del sector financiero.

En junio de 2014, MSCI se abstuvo de incluir la evolución de las acciones chinas Clase A en su MSCI Emerging Markets Index debido a las preocupaciones en torno al acceso a dicho mercado. Antes de que la firma atenúe sus preocupaciones, esta conexión bursátil tiene un largo trecho por recorrer. Con aproximadamente 1,5 billones de dólares capitalizados sobre el MSCI China Emerging Markets Index, una pequeña ponderación del 0,5% de las acciones chinas de Clase A en el selectivo de referencia, podría generar una colocación de 7.500 millones de dólares en el mercado a través de la réplica del índice adquirida por los inversores. A medida que crece el optimismo en los mercados de renta variable respecto a la inclusión del índice, las acciones chinas Clase A han realizado un formidable avance.

Como punto de referencia, el MSCI United Arab Emirates Net TR USD Index se apreció un 90% entre que MSCI anunció que lo añadiría al Emerging Market Index y su actual inclusión (véase el área sombrada del gráfico). Aunque los mercados chinos y de los Emiratos Árabes difieren bastante en su tamaño y composición y, por tanto, no se los puede comparar demasiado, creemos que las mayores probabilidades de inclusión del índice respaldarán una mayor apreciación de las acciones chinas Clase A.

Empresas

Lo más leído

Próximos eventos