Operación salida a bolsa: los gestores españoles de small & mid caps analizan esta aceleración de debutantes


Aunque las salidas a bolsa de Aena y Talgo han sido las más estudiadas en España por la comunidad financiera en este arranque de año 2015, no han sido ni mucho menos las únicas. También han debutado en el parqué español nombres como Saeta Yield, Naturhouse, Cellnex, NBI Bearings o URO Socimi. Prácticamente, durante casi dos años y medio -desde mediados de 2011 hasta finales de 2013- no hubo ninguna oferta pública de venta (OPV) en España que analizar. Sin embargo, en 2014 algunas compañías ya se animaron a dar el salto en el mercado de capitales, una tendencia que se ha acelerado notablemente en 2015.

Por su tamaño, este tipo de empresas son un nicho de oportunidades para los gestores españoles de fondos especializados en pequeñas y medianas compañías ibéricas. “En España, la mejora macroeconómica ya es una realidad y dicha mejora se empieza a trasladar a los beneficios empresariales. Esta situación hace que la demanda por parte de los inversores hacia renta variable aumente”, explica Lola Solana, gestora de los fondos Santander Small Caps España y Santander Small Caps Europa. Las empresas no cotizadas palpan este apetito inversor y, por tanto, intentan subirse al carro de la bolsa desde el lado de la oferta. “El contexto en el que la economía española gana tracción, la prima de riesgo está en mínimos y la bolsa tiene un mejor comportamiento, es un escenario ideal para que las compañías intenten captar en los mercados el capital que les resulta más difícil conseguir vía crédito”, un contexto que, aun siendo propicio para ellas, “todavía está en proceso de mejora”, cree Xavier Mansa, gestor de renta variable en Trea Capital, firma encargada de subgestionar el fondo Mediolanum Small & Mid Caps España.

Si bien este contexto económico debería llevar a la industria hacia una mayor oferta disponible de empresas cotizadas, hay factores que pueden frenar este proceso. Como recuerda Solana, “la oferta no es demasiado elevada porque, en el entorno de bajo crecimiento global como el actual, se están incrementando las operaciones de fusión y adquisición (M&A, en inglés)”, hecho que redundará en la reducción gradual del número de compañías cotizadas. Por eso, “las salidas a bolsa son una forma de equilibrar oferta y demanda”, considera la gestora de Santander Asset Management, que ve en las recientes OPV nacionales oportunidades de acceso al inversor a sectores de la economía española que antes no estaban representados en el mercado bursátil español.

Aena y Talgo, las dos grandes apuestas

De todas las salidas a bolsa disponibles, desde Trea Capital han acudido a alguna de las últimas, especialmente a Aena y Talgo. Pero, ¿por qué destacan estas dos OPV? “Aena es el operador líder del mundo en volumen de pasajeros y tiene capacidad para seguir creciendo. Asimismo, genera caja, está poco endeudada y ha tenido unos resultados muy positivos en 2014”, resume Mansa. Por su parte, “Talgo se dedica a diseñar y fabricar trenes utilizando una tecnología puntera que, además, es propia. Su situación financiera está saneada y tiene unos márgenes elevados respecto a sus competidores”, defiende el gestor de la firma barcelonesa.

Precios de salida: caso por caso

En estos casos, es difícil generalizar y hacer un juicio de valoración conjunto sobre los respectivos precios de salida a bolsa de las distintas compañías españolas debutantes. “Los vendedores, sean privados o públicos, siempre y como es lógico tratan de maximizar sus retornos. Por eso es crucial la pericia y el análisis del gestor a la hora de acudir a las salidas a bolsa”, cree Solana. “Es necesario hacer una valoración de la compañía y señalar a los colocadores un precio de referencia al que estaría dispuesto a comprar, asumiendo además un descuento o margen de seguridad”, apunta.

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos