Nueve ideas de Asoka Wöhrmann para afrontar el entorno actual de mercado


“Justo desde el comienzo del año, la volatilidad del mercado se ha incrementado y esto indudablemente dará forma a los mercados de capital durante 2015”, reflexiona Asoka Wöhrmann. El director de inversiones de Deutsche AWM advierte que, de cara a 2015, “tendremos simplemente que aprender a tratar con la volatilidad”. “Las estrategias cuantitativas basadas en algoritmos pueden ser pilladas con la guardia baja en este nuevo entorno. Este año, los gestores activos pueden probar lo que valen en comparación con los ordenadores utilizando estrategias activas, como fondos multiactivos”, añade. 

En términos generales, el escenario con el que están trabajando desde la gestora alemana es positivo. Wörhmann matiza que algunos datos económicos como la inflación necesitan ser revisados regularmente, pero aún así muestra su convencimiento de que “una turbulencia más prolongada, que será reflejada por el incremento de la volatilidad en el mercado, será mejor afrontado por valores de alta calidad y alto dividendo”, una inversión que podría ser complementada por inversiones en bonos que no sean de los mercados del núcleo de Europa. 

Wöhrmann detalla en la última entrega de Deutche AWM sobre visión estratégica sus nueve apuestas de inversión (puede consultarlas en el cuadro adjunto), la mayoría relacionadas con factores macro. La primera es de rabiosa actualidad: estima que Grecia continuará en la senda de reformas y se mantendrá en el euro. Las tres siguientes tienen que ver con la evolución del crudo. Por un lado, pronostica que los precios del oro negro “experimentarán una lenta recuperación después de las recientes caídas”; por otro, afirma que la caída del precio del barril “estimulará el crecimiento de las economías industrializadas”. Finalmente, vaticina que “el bajo precio de la energía tendrá como consecuencia tasas bajas, o negativas, de inflación”. 

El director de inversiones explica que el mercado del petróleo comparte una peculiaridad con los mercados de divisas: “Incluso acusaciones algo tontas sobre algunos de sus jugadores, específicamente la OPEP y el BNS, tenían motivos maliciosos sobre dejar la evolución de los precios sobre los mercados otra vez”. “Parece que la gente ha aprendido a vivir con un mercado controlado sorprendentemente bien. La libre evolución de las fuerzas del mercado ya parece algo amenazadora para algunos. Por el contrario, lo vemos como la base de una asignación eficiente de capital”, concluye Wörhmann. 

Otras cuatro de las apuestas se refieren al comportamiento de los bancos centrales. Por un lado, Wörhmann predice un incremento moderado de los tipos de interés de Estados Unidos para el tercer trimestre: “El cambio en los tipos de interés en Estados Unidos es inminente, para el tercer trimestre de 2015 o quizá más tarde. Una subida de tipos va a ser necesaria, por la recuperación del mercado laboral estadounidense y la estabilización de su mercado inmobiliario. Pero claramente los bancos centrales han ganado algo de margen de maniobra”.  

Por otro, afirma que el QE emprendido por el BCE contribuirá principalmente a debilitar más al euro. Como consecuencia, afirma que la renta variable se beneficiará de la continua política monetaria ultra-expansiva, mientras que el aumento moderado de la rentabilidad debilitará a los bonos gubernamentales. 

Con estas apuestas sobre la mesa, la asignación de activos para la cartera modelo equilibrada para los clientes de Deutsche AWM en Europa, Oriente Medio y África (EMEA) es la siguiente: 46% en renta fija, 43% en renta variable, 10% en alternativos y un 1% en materias primas. 

 

Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos