Next Generation y Nasdaq 100, focos de valor para Julius Baer cuando el mercado interno es insuficiente


El paso de Christian Gattiker, director de Estrategia y Análisis de Julius Baer, por España ha servido para lanzar un mensaje claro a los inversores españoles. “Deben diversificar globalmente y no invertir sólo en su mercado interno”, advierte. La situación política del país y la exposición a Latinoamérica de las compañías españolas sirven de termómetro de este consejo. “La exposición doméstica de las ventas de empresas españolas y la valoración atractiva de éstas no son suficiente mientras que el atasco político y la exposición a Latam pesen sobre el comportamiento del mercado como ahora”, justifica Gattiker.

Del 52% de las exportaciones de empresas españolas, cerca de una tercera parte (29%) son destinadas a Latam, mientras que casi una décima parte (8%) van dirigidas a Reino Unido. Frente al resto de principales índices bursátiles europeos, el Ibex 35 es el que mayor exposición de sus ventas tiene a estas dos regiones, puestas en entredicho por la recesión de Brasil y el próximo referéndum de junio sobre un hipotético Brexit, la consulta británica en torno a la pertenencia del país a la Unión Europea.

Las recomendaciones de Julius Baer para encontrar el valor que, en ocasiones, los inversores no pueden encontrar en sus mercados locales pasan por dirigir su estrategia hacia los sectores de nueva generación, como la irrupción digital o el mercado de salud chino, y el Nasdaq 100, “el referente entre los índices bursátiles desarrollados” gracias a su innovación. De hecho, afirma Gattiker sobre el selectivo estadounidense, “la tendencia alcista del Nasdaq a largo plazo se mantendrá intacta siempre y cuando los 3.600 puntos sigan de base”.

Respecto a las temáticas de Next Generation, como las define la banca privada de origen suizo, la irrupción digital es uno de los principales drivers de mercado. “La digitalización está creando oportunidades de crecimiento estructurales”, defiende la firma, especialmente en la conversión hacia lo digital, la automatización y la conectividad y la ciberseguridad. En cuanto al mercado de salud de China, se estima que este mercado crezca más del doble hasta 2020, desde los 600.000 millones de dólares hasta los 1,3 billones. Las mayores oportunidades se encuentran en el sector farmacéutico retail, en los hospitales privados y en los dispositivos médicos.

En general, “el 2016 todavía va a ser un año de renta variable”, cree el director de Estrategia y Análisis de Julius Baer, convencido de que “China aún va a empujar el crecimiento global dentro de un nivel confortable”. El escenario positivo y probable que maneja la firma para China augura un crecimiento de su PIB en torno al 5,5% en 2016.

Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos