Natalia Aguirre: “La renta variable debería ser el activo ganador de cara a 2015”


El 2015 estará marcado por “turbulencias que proporcionarán interesantes oportunidades de inversión”, indica Natalia Aguirre, directora de análisis y estrategia de Renta 4 Banco. Este es el punto de partida de un año donde el activo ganador, según Aguirre, debería ser la renta variable aunque “esa mayor rentabilidad vendrá acompañada de una mayor volatilidad”.

“Esperamos unos mercados moviéndose en unos rangos amplios donde el techo deberían venir determinados por el BCE u otros bancos centrales que puedan seguir proporcionando estímulos a las economías que así lo necesitan y -el techo- por la falta de pulso económico en determinados países o zonas geográficas (área Euro, Japón o algunos emergentes como Brasil y Rusia)”, concreta la directora de análisis y estrategia de Renta 4 Banco.

Otro techo para la entidad es el riesgo político que estará presente a lo largo de este año. “Existen numerosas citas electorales -Grecia, España y Reino Unido- a lo largo de 2015 que podrían introducir volatilidad notable en los mercados financiero”, señala. Por tanto, considera que este año, sin duda, será muy importante ser “selectivo en el momento de entrada y salida” y, por otro lado, “el stock picking”.

A la hora de decantarse por una región, desde Renta 4 optan por sobreponderar Europa frente a EE.UU. “por el claro apoyo del BCE, el mayor margen de mejora de los resultados empresariales de las compañías europeas frente a las americanas y la depreciación del euro, que debería continuar en 2015 y situarse a niveles de 1,20”, subraya Aguirre. Asimismo, comenta, “presentan unas valoraciones más atractivas, las cuales quedarán de mayor manifiesto a medida que los beneficios empresariales europeos vayan recuperándose”.

En este contexto, desde la firma piensan que el mejor binomio de rentabilidad-riesgo lo presentan las acciones europeas con exposición al dólar.

Renta fija

En cuanto a la renta fija, considera que “seguirá sostenida en el corto plazo en Europa por las expectativas de QE de deuda pública”, apuntando como citas clave para que se produzcan las reuniones del 22 de enero y 5 de marzo; pero, añade, “una vez se anuncie el QE, reduciríamos exposición en deuda pública ante expectativa de repunte de las TIR (asumiendo que QE es capaz de generar crecimiento e inflación). Si no hubiese QE, las TIR repuntarían”.

Respecto al crédito, apuntan que esta en niveles muy ajustados, aunque “posibles momentos de tensión podrían generar alguna oportunidad de compra”, manifiesta.

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos