Múltiplos


TRIBUNA de Iván Martín, socio fundador, presidente de Magallanes Value Investors y director de Inversiones.

El uso de múltiplos se remonta a comienzos del siglo pasado cuando Benjamin Graham y David Dodd publican la primera edición de Security Analysis en el año 1934. Una de las grandes contribuciones de este libro es el ratio earnings power que consiste en aproximar la valoración de una empresa a la de un bono que paga cupones periódicos. El principal viene representado por el precio de la acción y el cupón por el beneficio anual. De esta manera una empresa con un beneficio  por acción de 10 euros que se encontrara cotizando a 100 euros tendría un earnings power ratio del 10%.

Una leve modificación consistente en permutar denominador por numerador daría como resultado el bien conocido múltiplo PER. Siempre he pensado que es mucho más fácil e intuitivo hablar del earnings power que del múltiplo PER. Por eso recomiendo mirar los múltiplos al revés, en formato rentabilidad en lugar de formato veces. La finalidad del análisis de valores consiste en identificar empresas con buenos fundamentales y solventes.

Empleemos pues unos múltiplos sencillos y prácticos que de manera rápida nos den una buena indicación si estamos en el camino correcto. Por buenos fundamentales nos referimos a negocios rentables y por empresas solventes a empresas con la deuda bajo control. Considero que el múltiplo Valor Empresa/Flujo de Caja Libre es una de las mejores medidas para entender cómo de rentable es un negocio. Desde un punto de vista técnico, al inverso de dicho múltiplo se le conoce como la tasa de rentabilidad desapalancada del flujo de caja libre, en mi opinión, la manera más rápida y fiable de ver si una empresa pasa o no pasa. El ratio por sí sólo se queda cojo, pues no tiene en cuenta estructura de capital, por lo que el uso de un múltiplo que tipo Deuda/EBITDA sería un complemento perfecto.

Dicho todo lo anterior, jamás tome una decisión de inversión basándose exclusivamente en un múltiplo. Son herramientas útiles dentro de un proceso de análisis riguroso, pero no suficientes por sí solas.

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos