Multiactivos, emergentes, ISR y fondos de dividendos copan los lanzamientos del mes


Continúa la tendencia entre gestoras internacionales de proponer nuevos fondos con estrategias algo distintas de las convencionales para afrontar el entorno actual de mercado, marcado por las políticas monetarias y las divergencias. Para empezar, Pioneer Investments han lanzado un fondo de renta fija emergente de corto plazo con el que ofrecer a sus clientes exposición a estrategias menos sensibles a una subida de los tipos de interés, el Pioneer Investments Emerging Markets Bond Short-Term Strategy. Se trata de una estrategia que combina el enfoque top down y el bottom up para explotar las divergencias de rentabilidad entre economías emergentes. 

Yerlan Syzdykov, responsable de renta fija y high yield emergente para la firma y gestor del nuevo producto, ha justificado la pertinencia de la estrategia afirmando: “La renta fija emergente a corto plazo será menos sensible a cambios en los tipos de interés domésticos y globales y puede facilitar a los inversores una rentabilidad de los mercados emergentes con menos volatilidad asociada a largas duraciones de los bonos de mercados emergentes”. Syzdykov añade que la deuda emergente de menor duración está ofreciendo actualmente un diferencial atractivo respecto a otros segmentos de renta fija, en torno al 4%

La propuesta de Schroders dentro de esta área del mercado ha sido la puesta en marcha del primer multiactivo con enfoque de generación de rentas de su gama que se centra en los mercados emergentes, el Schroder ISF Emerging Multi-Asset Income . El producto es la respuesta de la gestora a las peticiones de sus clientes y está capacitado para invertir de forma flexible y con una asignación dinámica en una serie de clases de activos y sectores dentro del universo emergente, con un objetivo anual de distribución entre el 5% y el 6%. 

El fondo va a ser gestionado por el mismo equipo que está al cargo del Schroder ISF Global Multi-Asset Income, y estarán al frente del producto Aymeric Forest y Iain Cunningham. Forest ha comentado que “los inversores necesitan ser más selectivos en el entorno actual entre países y activos. Los tipos de cambios necesitan ser gestionados de forma activa, al poder apreciarse la deuda en divisa local o la renta variable mientras que la divisa local puede depreciarse”. En este contexto, el experto considera que “un acercamiento multiactivo puede usar la dispersión de los recios creada por la política monetaria y los ciclos económicos divergentes entre países emergentes y ofrecer riesgos inferiores de caída en comparación con las clases de activos”. 

Más “multis”

SYZ AM también se ha apuntado al carro de los multiactivos, pero en su caso con carácter global. El OYSTER - Multi-Asset Actiprotect ofrece una gestión multiactivos global y dinámica que busca generar en el medio a largo plazo un rendimiento comparable a dos tercios del índice mundial de renta variable (MSCI World CR EUR), con solo un tercio de su riesgo (volatilidad entre 5 % y 7 % por año). La exposición de la cartera podrá variar entre el 0 % y el 130 %, y el fondo solo invertirá en instrumentos líquidos, como futuros, divisas a plazo y ETP (máximo 10 %). 

El fondo puede invertir, especialmente por medio de futuros y productos indexados en una amplia paleta de activos de todo el mundo, como renta fija,  renta variable, divisas y oro. Desde la firma indican que la innovación que aporta el producto es “una gestión dinámica del presupuesto del riesgo, que asocia un panorama económico a una supervisión sistemática de la pérdida máxima” y “una metodología de cobertura propia destinada a limitar la pérdida máxima (objetivo interno fijado en el 10 %)”. Fabrizio Quirighetti, Guido Bolliger, Claude Cornioley y Adrien Pichoud se encargan de su gestión. 

Otra gran tendencia que este mes ha sido representada por Amundi es la de los multiactivos de retorno absoluto. La firma francesa ha registrado en España el Amundi Rendement Plus, una estrategia multiactivo flexible que persigue batir al Eonia en 230 puntos básicos con una volatilidad ex ante máxima del 4%. Se trata de una estrategia con un track record de 10 años que ha sido capaz de generar un retorno anualizado del 4,28% desde su lanzamiento.

El equipo de inversión, liderado por Yannick Quenehen, desarrolla sus convicciones a partir de un análisis fundamental y del escenario macro de Amundi. A continuación, establece un presupuesto de riesgo en línea con la volatilidad de acuerdo con su visión de mercado, que se distribuye entre varias clases de activos (renta variable, renta fija, divisas) y entre varias regiones geográficas. A la hora de construir la cartera, el gestor procede a seleccionar los activos más apropiados a partir de estas premisas, y monitoriza continuamente el comportamiento y la contribución al riesgo de cada estrategia. 

La variedad también ha estado presente en la última propuesta de la firma estadounidense Eaton Vance, aunque en vez de multiactivos en este caso se ha apostado por un fondo multisectorial de crédito con formato UCITS para los inversores no estadounidenses, el Eaton Vance (Ireland) Multi-Sector Income Fund. El producto, gestionado por Kathleen Gaffney, invierte con un proceso bottom up de selección de emisiones y un enfoque multisectorial que le permite invertir con flexibilidad a lo largo y ancho de los mercados de renta fija, incluyendo deuda soberana de EE.UU. y otros países, deuda corporativa, deuda a tipo flotante, ABS y convertibles. 

Propuestas de renta variable

Una de las grandes tendencias de marketing que ha seguido viva este mes es la del lanzamiento de productos con un enfoque de generación de rentas. En este caso, ha sido Lazard Frères Gestion la que ha protagonizado el lanzamiento correspondiente, el Objectif Dividende Min Var. Se trata de un fondo que combina dividendos elevados, volatilidad reducida y rendimientos que tiene como objetivo aprovechar las oportunidades del mercado de renta variable y ofrecer un rendimiento elevado, reduciendo la volatilidad de la cartera sobre la duración de la inversión recomendada a 5 años mínimo. 

La ISR también ha tenido representación, en este caso gracias a un triple lanzamiento de BNP Paribas IP de fondos de renta variable relacionados con “los grandes desafíos sociales, económicos y medioambientales”, en palabras de la firma. El primero de ellos es el Parvest Human Development, un fondo de renta variable internacional variable internacional que invierte en empresas comprometidas con un crecimiento responsable y sostenible, y cuya actividad pretende mejorar las condiciones de vida del mayor número posible de personas. Así, el fondo ofrece exposición a temáticas como el envejecimiento de la población, la protección del medio ambiente, alimentación, educación y cuidados sanitarios. 

La segunda estrategia, llamada Aqua, se centra en las empresas que participan en la cadena de valor del sector del agua. En este caso, la gestión de esta estrategia ha sido encomendada a Impax Asset Management, el socio especializado en inversión medioambiental de BNP Paribas IP. La estrategia Aqua abarca la construcción, la renovación y el mantenimiento de las instalaciones de distribución de agua, el conjunto de las tecnologías y de los sistemas de tratamiento y de saneamiento de aguas, así como los servicios públicos. También puede invertir hasta un 20% en empresas presentes en los mercados emergentes.

Finalmente, la última estrategia, Parvest SMaRT Food, destaca por el uso de una estrategia innovadora denominada “Sustainably Manufactured and Responsibly Transformed Food” (SMaRT Food), que se centra en la inversión en empresas de la cadena de valor del sector alimentario que actúan a favor del medio ambiente. Así, el fondo da prioridad a las empresas que se preocupan por luchar contra el despilfarro alimentario, que reducen la emisión de gases con efecto invernadero, que ahorran agua o que preservan los ecosistemas. En cambio, evita la inversión en empresas cuya actividad prioritaria consista en producir alimentos de baja calidad nutritiva o bebidas con alto contenido en azúcares o cualquier sustancia que pudiera favorecer la aparición de la diabetes o de trastornos funcionales.

Alternativos y ETF

En terreno alternativo, Lyxor AM aprovechó el mes para anunciar la última incorporación a su plataforma, el Lyxor/ Corsair Capital Fund. Es una estrategia long/short de renta variable estadounidense desarrollada en asociación con Corsair Capital Management y que se ha impuesto como objetivo capturar la rentabilidad del mercado de renta variable estadounidense con menos riesgo mediante la preservación del capital en mercados bajistas y sin recurrir al apalancamiento. Su cartera presenta un sesgo hacia empresas de mediana capitalización que atraviesan una fase de cambios estructurales y/o estratégicos aprovechando las ineficiencias en este segmento del mercado para generar alfa. 

Se trata de una estrategia con un track record de 24 años que ha conseguido batir a la renta variable estadounidense en diversos ciclos con un nivel de riesgo inferior. La gestionan Jay Petschek y Steve Major desde hace 18 años; ambos dirigen a su vez a un experimentado equipo de 12 personas. Corsair se convierte así en el sexto gestor alternativo en la plataforma UCITS, después de Winton Capital Management, Canyon Capital Advisors, Tiedemann Investment Group, Capricorn Capital Partners y Lyxor Epsilon Global Trend Fund.

Schroders es la otra gestora que hace doblete de lanzamientos, al anunciar el registro en España del Schroder GAIA BSP Credit, gestionado externamente en su plataforma GAIA . Se trata de una estrategia long/short de deuda corporativa basada en fundamentales, que aplica un enfoque bottom-up y combina un exhaustivo análisis crediticio, una estructuración sofisticada y un trading activo para maximizar las rentabilidades previstas, al tiempo que limita el riesgo de caídas. Invierte principalmente en deuda high yield global —haciendo especial hincapié en E.UU.— con el objetivo generar rentabilidades atractivas ajustadas al riesgo tanto en mercados alcistas como bajistas, y brindar a los inversores una rentabilidad absoluta de entre el 5% y el 7% anual.

El último lanzamiento del mes ha sido el de un producto cotizado, el ETF Ossiam Shiller Barclays CAPE® Europe Sector Value UCITS ETF. Se trata del primer ETF con formato UCITS que replica con una estrategia de sector rotacional el índice Shiller Barclays CAPE® Europe Sector Value TR Index, desarrollado conjuntamente por Barclays y el premio Nobel Robert Shiller y que emplean el ratio de precios/beneficios ajustados cíclicamente (CAPE®) como método de valoración. Ossiam ha anunciado su intención de introducir nuevos ETFs basados en los índices Shiller Barclays CAPE® Sector más adelante este año.

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Anterior 1
Anterior 1

Lo más leído

Próximos eventos