Tags: Latam |

Mil años antes en la luna


Este imaginario se debe a los grandes avances que había tenido Grecia en campos como las matemáticas, la geometría, la física y la medicina. Algunas cosas que son tan cotidianas en nuestro diario vivir también son invención griega, como por ejemplo la lógica (recuerden la época escolar en que el profesor explicaba el concepto Aristotélico que si A es mayor que B, y B es mayor que C, entonces A debe ser mayor que C) y el concepto de belleza.

Sin embargo, de repente Grecia dejó de existir y la mayor parte de su conocimiento se perdió para siempre: no sólo la destrucción de la biblioteca de Alejandría marcó un punto de inflexión, sino que la humanidad entró en una época oscura, en la cual el conocimiento religioso primaba sobre el científico, sin posibilidad expresa de coexistir.

Hoy Grecia está nuevamente en la mira de la humanidad. Esta vez por el cataclismo que puede crear su separación de la Eurozona y el impago de su deuda. Grecia es un país pequeño, pero que tiene grandes repercusiones para el mundo globalizado: algunos analistas han notado, con acierto, que a pesar de ser una economía que representa la veinteava parte de la economía china, sus repercusiones en los mercados financieros son similares a los "malos" datos arrojados por China recientemente.

Nadie sabe las consecuencias ciertas de la salida de Grecia (quizá no sean tan grandes como se imaginan) y, más aún, de un impago del endeudamiento. Este último evento debe desatar una reacción en cadena de CDS, y otros instrumentos y derivados financieros que estén atados al pago de la deuda. Por ahora todo son especulaciones, pero con un temor cierto: este segundo "golpe a la mandíbula" viene justo cuando hasta ahora el boxeador está tratando de recuperarse del "primer directo de derecha" recibido en 2008. Los que siguen un deporte como el boxeo saben que la probabilidad de que esto se convierta en Knock Out es alta, si este boxeador no está parado adecuadamente. Y no parece estarlo.

Un tema que me preocupa desde hace mucho tiempo es qué pasará si el evento de Grecia se da, y qué medidas tomarán los bancos centrales y los gobiernos. Hoy estamos viviendo con respiración artificial, conectados a bajas tasas de interés, alta expansión monetaria y estímulos fiscales. Si Grecia cae, ¿se incrementará la dosis de estas medidas? ¿Se cambiarán algunas de ellas? Aquí se va a ver la creatividad de las autoridades europeas, pues los manuales de economía ya no ofrecen ninguna solución ortodoxa. ¿Se darán subsidios directamente a la población? ¿Se limitará el ahorro permitido (con el fin de incentivar el consumo)?

Grecia puede nuevamente impactar el desarrollo de la humanidad. Quizá no demore mil años alcanzar Marte, pero sí puede disminuir la propensión a la investigación científica, pues los gobiernos destinarán menos recursos a la ciencia y más a solucionar déficit fiscales (con un futuro efecto de crowding out, es decir, encareciendo recursos al sector privado, por la necesidad del gobierno de financiarse como sea). Estados Unidos ya lo hizo cancelando algunos programas de la NASA. Y, para el inversionista, es mejor, mientras tanto, tomar con precaución sus inversiones, evitando, por ahora a toda costa, acciones Europeas. Y financieras del mundo desarrollado también, mientras la marea se calma.

Próximos eventos