Tags: Latam |

MFS: Made in China, ¿todavía?


Pero las recientes noticias que nos llegan de China parecen empezar a contar una nueva historia. El crecimiento del país ha caído en el segundo trimestre al 7,6%, su nivel mas bajo desde principios del 2009, gracias a la depreciación del sector inmobiliario y la debilidad de las exportaciones sobre el esto del mundo. No es sorprendente que los costes laborales unitarios de China hayan ido en aumento, aunque marginalmente, y presagian un futuro que nada se parece al pasado.

Hoy mismo, saltó la noticia de que los uniformes que los atletas olímpicos de Estados Unidos usarán en la ceremonia inaugural, diseñados por Ralph Lauren, fueron fabricados en China. Ambas partes del Congreso se han hecho eco del tema, condenando al comité olímpico por no ordenar ropa hecha en los EE.UU. en un momento en que la industria textil estadounidense está luchando y  el desempleo es elevado. Sin embargo, la decisión de hacer la ropa en China probablemente fue tomada hace unos años. Me pregunto si Ralph Lauren, o cualquier otra empresa, tomaría la misma decisión hoy.

Soy un gran defensor de mirar los costes laborales unitarios para determinar la capacidad de una economía para competir en el mercado global. Esta semana fui anfitrión de un seminario, y me preguntaron acerca de los costes laborales unitarios de China. Fue una gran pregunta que me hizo pensar. Los costes laborales unitarios de China siguen siendo bajos en este momento, pero van en aumento y se están comiendo los márgenes de fabricación. Sabemos de empresas que han trasladado de nuevo la fabricación desde Asia de vuelta a los Estados Unidos.

¿Por qué? Si los costes laborales de China incrementan, los costes de bienes chinos aumentarán también, por lo que veremos que muchas de nuestras camisas, zapatos, y productos de plástico, serán fabricados en Sudamérica, Europa del Este, incluso en Estados Unidos, donde los costes de transporte hacia los mercados finales, así como los laborales, se mantienen competitivos.

El aumento de los costes laborales unitarios en China apenas ha comenzado a erosionar su ventaja competitiva en la industria manufacturera. Esto no es de extrañar, pues el aumento es un resultado natural del incremento de los salarios y la apreciación de la moneda.

Si los costes de producción continúan subiendo, llegará un  momento en el que los bienes chinos ya no serán un buen valor. Alrededor del 40% del coste de cualquier cosa hecha en China, viene ya por el lado del transporte. Este cálculo se basa en la premisa de que los precios incrementan un 1% por cada día de transporte.

Por tanto, ¿cuál es la línea de fondo aquí? Bueno, en mi opinión, esto significa que en algún momento los Estados Unidos va a recuperar parte de su ventaja de fabricación, ya que se ha hecho un extraordinario trabajo por mantener los costes unitarios de mano de obra bajos con una elevada productividad. Por no mencionar el hecho de que no hay gastos de envío cuando los fabricantes estadounidenses venden en el país. Por lo tanto, yo diría , empezar a ver esas etiquetas.

Tal vez en el año 2016, el acalorado debate sobre  el "Hecho en los EE.UU.", que tiene absorbido al Congreso, será una cosa del pasado.

Lo más leído

Próximos eventos