Tags: Latam |

MFS Investments explica cómo anticipar la dirección que seguirán los beneficios empresariales en Estados Unidos


¿Cómo saber cuál será la dirección que seguirán los beneficios empresariales y la economía estadounidense en general? James Swanson, director de Inversiones de MFS Investments Management, suele fijarse en cinco aspectos sobre los que durante los últimos años ha solido construir su visión. “El uso de estas herramientas me ha ayudado a eliminar la retórica política y los conceptos básicos del ciclo económico”, afirma. Pero, ¿cuáles serían esos aspectos que le sirven para determinar dicha dirección”.

Según explica Swanson en un artículo publicado en su blog, el primero es la salud corporativa. Las empresas siguen mostrando un mejor balance, con menores niveles de deuda. “Los flujos de efectivo siguen siendo grandes en comparación con el valor total de los mercados. Los costos laborales y de capital siguen siendo bajos. Así que, si el resto del mundo experimenta un período de crecimiento renovado en 2013, gran parte de ese crecimiento debe fluir a través de la línea de beneficios. En cuanto a los flujos, el flujo de caja libre es muy alto como porcentaje del PIB”, indica.

El segundo es la resistencia del consumidor. El estado del consumidor americano sigue mejorando. “Su nivel de endeudamiento es más bajo en comparación con los datos históricos y no ha aumentado en relación con el patrimonio neto. El consumidor sigue comprando. Las casas y los vehículos se han vuelto más asequibles, sobre la base de precios históricos. Año tras año, el gasto de los consumidores, sin ajustar por inflación, está creciendo en torno a un 4%”. La tercera razón es el coste de capital. “Gracias a la ayuda de los bancos centrales, el costo real del capital prestado es bajo y el costo nominal de la deuda en bonos está en mínimos históricos.

La cuarta: los datos de exportaciones y comercio. “Los índices globales de comercio, si bien están en niveles más bajos que hace un año, están comenzado a moverse al alza. Este movimiento positivo incluye el comercio de Asia, Estados Unidos y América Latina. El quinto y último aspecto en los que fijarse es la vivienda. “Los precios están aumentando, el empleo en los sectores de la vivienda y construcción va en aumento y el número de inmuebles en venta, así como el número de meses que están en el mercado, está cayendo”, concluye el experto.

Lo más leído

Próximos eventos