Mesa redonda: El reto electoral español y los mercados financieros


Los resultados de las elecciones del próximo 20 de diciembre serán importantes para determinar el futuro no sólo de España, sino también de sus mercados. Este ha sido el principal tema tratado en la mesa redonda organizada por las gestoras GVC Gaesco, Amundi, Cartesio y Alpha Plus, en la que han intervenido un gestor representante de cada una de ellas.

Reformas necesarias como solución a los problemas actuales

Los cuatro gestores coinciden en que es necesario realizar diversas reformas si lo que se pretende es mejorar la situación económica en España.

La eliminación de los créditos fiscales garantizados a la banca sería para Jaume Puig, gestor de GVC Gaesco, la medida idónea. Según Víctor de la Morena, gestor de Amundi, la flexibilización de la economía debería ser un objetivo para el gobierno, alcanzado a través del aumento del gasto público y la inversión de forma que se active el consumo y se afiance la creación de empleo. Por su parte, Gonzalo Lardiés, gestor de Alpha Plus, señala que lo más importante sería liberalizar el sector eléctrico, medida que a corto plazo perjudicaría a algunos sectores, pero a largo plazo sería muy beneficiosa para todos. Álvaro Martínez, gestor y socio fundador de Cartesio, apunta a una reforma educativa profunda y a un cambio en el sistema de pensiones, puesto que considera quebrado el actual sistema de reparto.

¿Podrá España profesionalizar más la gestión en el sector financiero?

El gestor de Cartesio tiene una clara opinión: el sector necesita que se cambie la distribución, que actualmente está casi toda en manos de los bancos. Los fondos de inversión en España “han perdido la batalla de la globalización”, como explica el gestor de GVC Gaesco, lo que significa que para llegar a los nos residentes, las gestoras han tenido que crear productos en otros países. Por su parte, el gestor de Alpha Plus habla de que existen  “tres patas de negocio que dan más beneficios” y son los seguros, la financiación a empresas y los fondos de inversión; pero dichos productos, en la situación actual, no estarían dispuestos a perder beneficios para ganar competitividad. Pero la industria cada vez cuenta con gente más formada, como señala el gestor de Amundi, y sobre todo subraya que en el futuro será importante la figura del selector de fondos.

Sectores con oportunidades

En lo tocante a los sectores concretos en los que sobre ponderarán sus carteras (sin contar con sorpresas de ningún tipo tras las elecciones), Lardiés y de la Morena coinciden en que habrá buenas oportunidades en pequeñas y medianas compañías. El primero añade concretamente el sector de las telecomunicaciones y señala que empiezan a llegar mejoras de competitividad; mientras que el segundo apunta también al Real Estate.

Por su parte, Martínez y Puig señalan a empresas en crecimiento y cíclicas, respectivamente. Sin embargo, “el mundo cambiará a partir de la subida de tipos de la Fed”, según argumenta Puig, puesto que muchos países seguirán su ejemplo y subirán tipos.

Real Estate

Tres de los cuatro gestores coinciden al hablar sobre el tema del sector inmobiliario.

De la Morena indica que actualmente hay mucho capital en este sector, el cual es “un reflejo del momento económico que vivimos”, donde la rentabilidad es mayor que en la renta fija.

Por su parte, Martínez explica que el sector inmobiliario es totalmente distinto desde la aparición de las socimi, ya que actualmente se realizan “operaciones más técnicas”. En el momento actual lo que se hace es comprar inmuebles para rehabilitar, según explica, por lo que no suele haber problemas con la legislación. Concluye que la subida del precio de los alquileres tendrá mayor impacto que la subida de tipos.

Puig, por el contrario, opina que el sector inmobiliario bursátil se revalorizará en menor medida que el resto de sectores bursátiles, penalizado por la subida de los tipos de interés.

Perspectivas de cara a las elecciones

En consecuencia de todo lo citado anteriormente, los gestores muestran sus perspectivas económicas de cara a las elecciones. Los cuatro coinciden en que el resultado de las elecciones no tendrá gran impacto económico, debido a varias razones. Las empresas tienen capacidad de adaptación y movimiento, aunque quieren estabilidad, como señala Puig. Tenemos el precedente de Portugal como referencia de lo que podría haber pasado en España, según Lardiés. Como señala Martínez, en el contexto comunitario en el que se encuentra Europa los políticos tienen poco margen para realizar maniobras arriesgadas, y de este hecho tenemos el ejemplo de Grecia. Y, como explica de la Morena, en el panorama internacional la actualidad política española ha perdido importancia tras las elecciones autonómicas de Cataluña.

Profesionales
Empresas

Lo más leído

Próximos eventos