Tags: Latam |

Mercados emergentes: cada vez menos un juego de azar y más una propuesta seria de inversión


La renta variable de los mercados emergentes ha superado la rentabilidad de la mayoría de las regiones, con una revalorización del Índice MSCI Emerging Markets Total Returns $ del 14% en los tres primeros meses de 2012. Hay buenos motivos para creer que esta evolución puede continuar, siempre que persistan los principales factores en los que se sustenta y los riesgos se mantengan moderados.

Antes, una inversión en mercados emergentes solía considerarse una especie de juego de azar. No era sorprendente, ya que hace poco menos de veinte años esa región sufría inestabilidad financiera, crisis monetarias e hiperinflación. Hoy en día, los mercados emergentes presentan perspectivas muy diferentes. Ahora son importantes países comerciales y han creado grandes mercados nuevos para productos y servicios. La región es ahora más resistente a las turbulencias económicas mundiales, gracias a unas políticas macroeconómicas sólidas y al crecimiento de la demanda interna. Han contribuido a ello la mejoría de las finanzas públicas, la reducción de la deuda externa, las mayores reservas internacionales, tipos de cambio más flexibles y una mejor regulación financiera.

Alto crecimiento con baja deuda

El Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé que los países en desarrollo y las economías asiáticas de alto crecimiento seguirán superando a las economías avanzadas por el trasvase inexorable del centro de gravedad del poder económico. Se estima que en 2012 los países emergentes y en desarrollo crecerán un 5,4%, frente a sólo un 1,2% en el caso de los países avanzados. Mientras el mundo occidental se debate bajo el peso de su endeudamiento, los niveles de deuda de muchos países emergentes son relativamente bajos. Por ejemplo, Chile tiene unas cuentas fiscales sólidas – podría estimular el empleo y la inversión si la desaceleración mundial empeora.

Las exportaciones de los mercados emergentes se están recuperando

Desde la crisis financiera de 2008, la demanda de exportaciones de países emergentes ha repuntado, pese a la considerable desaceleración de la demanda europea. China es el mayor mercado de exportación para Brasil, incluso en bienes de valor añadido, como infraestructuras de transportes y aeronaves. México evoluciona favorablemente a medida que más industrias estadounidenses van cruzando la frontera en dirección sur. En realidad, México tiene unos niveles de productividad por coste unitario superiores a los de algunos países europeos.

La inflación está siendo controlada

El alza de los precios, la pesadilla de muchas economías con rápido desarrollo, parece estar moderándose. El año pasado, muchos mercados emergentes adoptaron políticas restrictivas para controlar la inflación. Desde que Brasil empezó a abordar el problema de la inflación en 1999, se ha reducido desde un máximo de más del 12% en 2002 a menos del 6% en febrero de este año. Las autoridades chinas fueron una de las primeras en elevar los tipos de interés, buscando activamente contener la inflación. Después de superar el 6% el año pasado, el índice anual de precios al consumo cayó al 3,2% en febrero 2012.

Los gobiernos consiguen estabilidad

Asimismo algunos países han aumentado sus activos en fondos de pensiones, reduciendo su dependencia de la financiación de los mercados de deuda internacionales. El sistema de pensiones de Chile es un modelo para la región: tiene 133.000 millones de $ en fondos de pensiones que pueden invertir en su deuda pública, y otros 13.000 millones de $ en fondos soberanos, que ofrecen al gobierno una gran potencia fiscal.

Aunque no ofrecen seguridad total, los mercados emergentes no son ya el juego de azar que fueron antaño.

 

Lo más leído

Próximos eventos