Tags: Latam |

Mercados


Las tensiones financieras están disminuyendo en Latinoamérica y se estabilizan los flujos de capitales en medio de un entorno exterior complejo, según un informe presentado ayer por BBVA Research, en el que se pronostica que Chile, junto con Perú y Colombia, tendrán el mayor crecimiento el próximo año.

Durante los próximos meses continuará la volatilidad en los mercados financieros a la espera de las acciones de la Reserva Federal de EEUU, pero la mayor parte del efecto del retiro de los estímulos monetarios ya se habría incorporado en los precios de los activos en la región, que estarían ahora más cercanos a sus valores fundamentales. “Por eso, esperamos sólo una leve depreciación del tipo de cambio en los países de la región”, indicó el experto. Sin embargo, señaló que la principal excepción será Brasil, donde la depreciación en 2014 sería significativa y que podría arrastrar también al tipo de cambio en Uruguay.

Con respecto a la inflación y política monetaria, el banco cree que el IPC en la región seguirá controlada y alineada con los objetivos establecidos por los bancos centrales, salvo en Uruguay, donde se mantendrá por encima de la banda objetivo del banco central. Esta heterogeneidad en las presiones inflacionistas ha condicionado una respuesta diferente de los bancos centrales frente a las turbulencias en los mercados financieros.

Ante este escenario, habrá un mayor endurecimiento monetario en Brasil y Uruguay, afectados por presiones al alza de los precios, así como un aumento de tipos de interés en Colombia, a medida que se recupere el crecimiento. Por otro lado, los tipos de interés se mantendrían estables en México y Perú, mientras que se espera una tendencia a la baja en Chile debido a la desaceleración económica. De hecho, Ruiz acotó que se esperan reducciones en la tasa de interés de parte del Banco Central de Chile “adicionales a la que ya se produjo este año de alrededor de 75 puntos base a lo largo de 2014, probablemente comenzando en enero del próximo año”. 



El analista también destacó el rol de la Alianza del Pacífico, en la que los cuatro países que la integran (Chile, Perú, Colombia y México) representan la sexta economía mundial, sólo por detrás de Alemania y por delante de Rusia y Brasil. “Y lo que es más importante aún es que se convertirá en la cuarta economía que más contribuirá al crecimiento mundial en los próximos diez años, sólo por detrás de China, India y EEUU. En definitiva, parece que la Alianza se constituye en el verdadero gigante de Latinoamérica”.

Argentina

Con un escenario que ven cada más complejo, economistas advirtieron que ya no se puede descartar una eventual crisis macroeconómica en los próximos dos años y vaticinaron una desaceleración del nivel de actividad en un contexto de mayor inflación para 2014.

Durante la Conferencia Anual de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL), el economista Miguel Angel Broda especificó que espera un crecimiento del PIB de 1,5% en 2014, con una inflación entre 28% y 30% y reservas de US$ 25.600 millones, sin crisis. Sin embargo alertó que ”si hasta hace unos meses le asignábamos a nuestro escenario base 2014 una probabilidad de ocurrencia de 80% y al de una crisis light un porcentaje de ocurrencia de 20%, ahora modificamos nuestras probabilidades a 60% y 40%, respectivamente”.

Por su parte, el economista Enrique Szewach ve un escenario extremadamente inestable y la vuelta de la puja distributiva en 2014 y 2015; mientras que el profesor Juan Mario Jorrat, de la U. Nacional de Tucumán, manifestó que es alta la probabilidad de una 
desaceleración económica, según el Índice compuesto de Actividad Económica (ICAE) y el índice Lider que realiza la casa de estudios provincial.

Lo más leído

Próximos eventos