Marzo, un mes cargado de datos macro y eventos que impactaron los mercados


TRIBUNA de Vanesa del Valle, analista sénior, Allfunds Bank. Comentario patrocinado por Allfunds Bank.

Marzo fue un mes cargado de datos macroeconómicos y eventos que impactaron los mercados. Los índices PMI manufactureros en Europa y en EE.UU. alcanzaron nuevos máximos, reflejando una coyuntura económica cada vez más favorable. A medida que avanzaba el mes, las expectativas de una subida de tipos en EE.UU. por parte de la Reserva Federal en su siguiente reunión fueron aumentando hasta llegar al 100% de probabilidad la segunda semana. En Europa, los mercados estuvieron más afectados por los titulares políticos, tanto por los referentes a los avances del Brexit tras la solicitud formal de abandonar la Unión Europea, como por las noticias sobre las elecciones en Holanda y Francia. Los más importantes índices de renta variable terminaron el mes en territorio positivo, pero empezaron a dar señales de debilidad por las dudas surgidas sobre la capacidad de Donald Trump para impulsar su agenda de crecimiento tras su fracaso con la reforma sanitaria. El euro fue una de las mejores divisas de los principales mercados desarrollados en el mes, subiendo un 0,84% frente al dólar americano y un 0,27% frente al yen japonés.

Los bonos de gobierno tuvieron un mes dispar: En Reino Unido, se produjo una compresión de tipos a lo largo de toda la curva de bonos de gobierno, mientras que Alemania, EE.UU. y Japón sufrieron una ampliación, en particular la curva alemana. El índice Bloomberg Barclays Global Treasury de bonos de gobierno globales cerró el mes con una rentabilidad de 0,22%. En moneda local, la deuda americana del índice cayó un -0,05% y la alemana un -1,01%, mientras que la referente a Reino Unido subió un 0,33%. Los países periféricos tuvieron un mes dispar, con la deuda gubernamental española del índice ganando un +0,04% y la italiana perdiendo un -0,27%.

La deuda global corporativa de alto grado de inversión obtuvo un rendimiento casi plano en el mes, según los índices de Bloomberg Barclays sin cobertura de divisa. La deuda corporativa americana cayó menos que  la europea, registrando rentabilidades del -0,23% y -0,36% respectivamente. La deuda global de alto rendimiento según el índice BofA ML Global High Yield cedió en marzo un -0,11%. La deuda americana cayó más que la europea (-0,21%, vs. -0,03%). Mejor comportamiento tuvo la deuda emergente, que continuó en marzo su tendencia positiva iniciada tras la fuerte corrección sufrida tras los resultados electorales en EE.UU. La deuda emergente en moneda local subió un +2,31%, mientras que la deuda externa obtuvo una rentabilidad de +0,35% en el caso de los bonos soberanos y de un +0,32% en los corporativos.

Marzo fue un mes en general positivo para las bolsas de los principales mercados. En EE.UU., el S&P 500 registró una ligera caída de -0,04%, mientras que el Nasdaq subió un +1,48%. Los mercados emergentes registraron una subida de +2,35%. Al otro lado del Atlántico, el EuroStoxx 50 experimentó ganancias sustanciales, con subidas del +5.46%. El FTSE 100 avanzó un +0,82%, mientras que en Japón, el Nikkei 225 cayó un -1,10%. Las materias primas tuvieron un mes negativo, con el índice de Bloomberg Commodity registrando una caída del -2,66%.

Profesionales
Empresas

Lo más leído

Próximos eventos