Tags: Negocio |

Martin Currie llega a España: todos los datos de la gestora


Desde que Joseph Sullivan (en la imagen) asumiese la presidencia de Legg Mason Global AM en octubre de 2012, la gestora estadounidense se ha embarcado en un ambicioso proyecto de crecimiento y expansión internacional con el objetivo de reforzar distintas áreas del negocio y potenciar al máximo su modelo multi-boutique. A principios de 2014 la entidad adquiría QS Investors, un proveedor de soluciones de inversión de renta variable mundial cuantitativa, que gestiona un patrimonio de 4.100 millones de dólares desde su sede en Nueva York. Pocos meses después se hizo con Martin Currie, cuyos fondos Legg Mason acaba de registrar en España.

En concreto, la entidad ha registrado nueve productos: el Martin Currie European Absolute Alpha, el Martin Currie Japan Absolute Alpha, el Martin Currie Asia Long-Term Unconstrained, el Martin Currie Asia Pacific, el Martin Currie Emerging Markets, el Martin Currie Global Resources, el Martin Currie Greater China, el Martin Currie Japan y el Martin Currie North American.

Las estrategias se pueden dividir en cuatro: 1) Relativas a un índice: estrategias que persiguen un objetivo de rentabilidad incremental respecto un índice de referencia definido, con un nivel predeterminado de riesgo; 2) Sin restricciones: estrategias que se enfocan a un objetivo de rentabilidad sobre un ciclo. Conscientes del riesgo pero sin ser ceñidas a este; 3) Retorno absoluto: estrategias largo/corto que buscan un retorno real por encima de un objetivo de rentabilidad real de dinero en efectivo, con detracciones absolutas bajas y la volatilidad; 4) Ingresos de capital: Estrategias de high dividend que además tratan de proporcionar incrementos en el capital. “Sólo ofreceremos productos al mercado donde creamos que podemos ser competitivos globalmente y proveer resultados que ayuden a nuestros clientes a conseguir sus objetivos de inversión. Cada uno de nuestros equipos de inversión habitualmente gestionará una o dos estrategias. Haciendo pocas cosas creemos que las haremos mejor”, aseguran.

Pero, ¿quién es esta boutique británica? Martin Currie es desde finales del año pasado una nueva filial de inversión de Legg Mason que gestionada de manera independiente desde sus oficinas en Edimburgo, Londres, Melbourne, Nueva York, Singapur y Zurich. Fundada en 1881, la compañía tiene una amplia trayectoria en el mundo de las finanzas. Empezaron a invertir en renta variable en 1920, desarrollando su capacidad en Asia y los mercados emergentes. Hoy gestionan carteras activas de renta variable para una base de clientes globales como institucional, organizaciones benéficas, fundaciones, fondos de pensiones, family offices, agencias gubernamentales y fondos de inversión.

El enfoque de inversión es sencillo: el equipo de inversión busca compañías que consideran tienen los fundamentales para superarse en el medio-largo plazo. Una vez que las identifican, las ideas las moldean dentro de una carteras que buscan estén bien equilibradas. “Cuando construimos las carteras de los clientes controlamos la sensibilidad a los factores macro con el objetivo de obtener máximo valor de la perspicacia que extraemos de los valores y así entregar retornos de manera predecible y sostenible”. El análisis que siguen es fundamental. “Esa es la mejor manera de explotar las ineficiencias del mercado y generar una rentabilidad superior”, afirman.

Según explican, en la selección de valores es donde tienen un filo sostenible sobre el mercado y donde desarrollan la mayor parte de sus recursos. “Para poder identificar las mejores oportunidades en renta variable empleamos equipos dedicados compuestos por especialistas en el sector y en la región geográfica con el único objetivo de encontrar esas compañías que pueden generar una rentabilidad superior para nuestros clientes. Dedicamos mucho tiempo a la investigación para determinar nuestra perspectiva sobre el modelo de negocio de una empresa concreta y especificar nuestras expectativas de retorno contra la perspectiva general del resto del mercado. Todo este know-how lo albergamos en un único sitio, favoreciendo de esta manera una mejor comunicación, una toma de decisiones más efectiva y como consecuencia una ejecución más rápida. Lo que realmente nos entusiasma es cuando podemos extraer información de una parte del mercado y extrapolarla hacia otra parte para ayudarnos a identificar de inicio a los valores ganadores”.

Una vez que destapan las mejores ideas acerca de valores bursátiles y tienen una profunda convicción sobre ellos, tratan de construir carteras bien equilibradas para asegurar que los retornos son dirigidos por nuestra área principal de expertise. “Para hacer esto controlamos nuestras sensibilidades macro, permitiendo que nuestra selección de acciones sea la primera fuente de alfa. Nuestros equipos de riesgo independientes trabajan de manera cercana con nuestros gestores para ayudar a optimizar la compensación entre el riesgo y el retorno esperado dentro de sus carteras. Revisamos nuestras carteras de manera continua, buscando concentraciones de factores de riesgo, excesos en la toma de los mismos y comportamientos no habituales en la entrega de retornos. Nuestro equipo de riesgo también monitoriza el comportamiento del mercado y proporciona interpretación experta de las estimaciones de error de nuestros modelos de riesgo cuando las condiciones del mercado son cambiantes”, explican.

Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos